The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 30 de septiembre de 2016

Ley de Mecenazgo contra los artistas y la cultura

29 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1430 | Por Ricardo Lusso

Antes del “mini-Davos”, Mauricio Macri y Pablo Avelluto (titular de Cultura), junto a nueve gobernadores y veintitrés ministros de Cultura provinciales, lanzaron el proyecto de “Ley de Mecenazgo”. Entre los mandatarios provinciales presentes estuvieron el formoseño Gildo Insfrán, el salteño Juan Manuel Urtubey y el tucumano Juan Manzur, hasta hace muy poco fervientes kirchneristas y espadachines de la “batalla cultural”.

La propuesta tiene su antecedente en la Ciudad de Buenos Aires, donde la ley permite que se pueda descargar hasta el 10% de Ingresos Brutos en aportes a “proyectos culturales”, una medida saludada por los capitalistas de la cultura: “Instituciones como el Museo Nacional de Arte Decorativo, la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes y la Fundación Proa, son algunos de los más reconocidos receptores de esos fondos” (El Cronista, 15/4/15).

La ley, acompañada por todo el arco político patronal y sobre todo por el justicialismo, incrementa los beneficios otorgados en la Ciudad y “propone a las empresas financiar proyectos culturales sin fines de lucro y, a cambio, ofrece una importante reducción en el impuesto a las ganancias sobre las utilidades en el ejercicio contable del año anterior. Ese descuento sería del 50% para proyectos a realizar en la ciudad de Buenos Aires; del 80% si son en el resto del país, y del 90% si se trata de iniciativas para zonas vulnerables o vinculadas a bienes patrimoniales…” (La Nación, 13/09).

El proyecto fue redactado por Juan Manuel Beati, el funcionario que llevó adelante el mecenazgo en la Ciudad de Buenos Aires y que actualmente está a cargo de la Dirección Nacional de Mecenazgo. Tiene por objetivo, según Avelluto, financiar “dos mil proyectos por un millón de pesos cada uno promedio” (ídem). Los “benefactores” podrán depositar directamente sus “aportes” en las cuentas de los emprendimientos culturales, sin control de parte de los organismos estatales. Un premio con todas las letras a los evasores.

Ese mismo diario señala que la ley promoverá la libre circulación de capitales en el mercado del arte. El kirchnerismo había avanzado en ese sentido por medio de su director de Artes Visuales, Andrés Duprat, puesto por el macrismo al frente del Museo Nacional de Bellas Artes.

Así continúan lo comenzado durante el menemato, cuando Cristina del Campo y Ruth Benzacar, de Christie’s, desarrollaron un proyecto parecido al que ahora se presenta a debate legislativo.

De esta manera, el llamado “mecenazgo”, además de permitir la circulación de capitales sucios procedentes de la evasión y de diversos tráficos ilegales, hará que la producción cultural quede en manos de pulpos empresariales como los de Fortabat o Costantini, a su vez piezas menores en el ajedrez movido por Christie’s o Sotheby´s, los grandes marchantes internacionales de contrabando de obras de arte y blanqueo de dinero.

He ahí la “democratización de la cultura” pregonada al asumir por el ministro Avelluto: grandes negocios y blanqueo de plata sucia. Lejos de “democratizarse”, la producción artística se verá con esto más sometida aún a la dictadura de las galerías, de los grandes comerciantes del arte y de los pulpos imperialistas.

Esta perspectiva privatizadora exige que se le contraponga un programa: no a la Ley de Mecenazgo; por la gestión estatal de la cultura bajo control de los trabajadores y sus beneficiarios; por un impuesto progresivo a las grandes fortunas que financie la gratuidad de las producciones artísticas y de las creaciones culturales.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1430/cultura/ley-de-mecenazgo-contra-los-artistas-y-la-cultura

Un frente político contra el paro nacional

29 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1430 | Por Miguel Bravetti


El paro de CTERA, ATE y Conadu Histórica, junto a los médicos de la Fesprosa y los judiciales, entre otros gremios provinciales, expresó -como la Marcha Federal unas semanas antes- la voluntad de lucha que “sube” desde la base de los sindicatos, y fue también una interpelación a la CGT. Lo mismo vale para la gran lucha de Bimbo, la que libraron los choferes de Ecotrans por la reincorporación de despedidos, el reclamo de los aeronáuticos y el de los petroleros del sur, a quienes las empresas continúan despidiendo a pesar del extraordinario regalo del tarifazo. Mientras ello ocurre, la CGT “no sabe o no contesta”, en relación a la necesidad de una lucha de carácter nacional.

El triunvirato de la CGT visitará a Prat Gay esta semana y definirá, de acuerdo al resultado de la reunión, dos alternativas: o un paro anunciado de carácter aislado y sin una perspectiva de lucha continuada, o…una nueva postergación.

El gobierno adelantó que no está dispuesto a discutir salarios y que cualquier modificación en la estructura del impuesto a las “ganancias” pasará al 2018. El gobierno condiciona la reducción del impuesto a que las provincias cedan puntos de la coparticipación, un modo sinuoso de exigir un mayor ajuste en el interior.

La burocracia, sin embargo, se conforma con mucho menos: un “bono de fin de año” (lo que implica aceptar una pérdida de entre 10 y 15 puntos porcentuales) y la exclusión del medio aguinaldo de diciembre del cálculo del impuesto. El “bono” consolida la pérdida salarial del 2016, ya que los próximos aumentos paritarios deberán calcularse sobre los degradados salarios actuales.

Lo mismo ocurriría con algún pago excepcional a jubilados y precarizados. En el primer caso, los índices anualizados de la ´movilidad jubilatoria´ oficial consagrarán una pérdida en los haberes del orden del 15% durante este año. Por su parte, la CGT ha subido al carro de la tregua a un conjunto de movimientos sociales, sin que ello signifique que dejen de percibir planes sociales que están por debajo del salario mínimo.

La Iglesia y la oposición

Pero el frente político contra el paro echa sus raíces más allá de la calle Azopardo.

La Iglesia trabaja “a destajo” por una concertación o mesa de diálogo, con el gobierno y los empresarios. Este fue el tema de fondo del seminario que en estos días se realizó en la sede de la CGT, con sindicalistas, dirigentes sociales y obispos. Pero el “diálogo” o pacto social es una impostura: si se concretara, no pondrá a consideración todos los zarpazos ya adoptados por el gobierno contra los trabajadores, como la devaluación y los aumentos de tarifas. Mientras los precios de los capitalistas se mueven con hechos consumados, solo se cuestiona el salario y la necesidad de reabrir las paritarias.

El pacto social es también la línea de Sergio Massa, quien, al igual que la iglesia, salió con los tapones de punta contra el paro. Recordemos que se trata del jefe político tanto de Daer como de Acuña, o sea que la “opinión” fue también una bajada de línea hacia el triángulo cegetista. Pero Massa, a su vez, “recibió línea” en el mini Davos argentino, cuando la gran patronal extranjera y nacional exigió un plan de guerra contra los trabajadores. A este Massa, Cristina Kirchner le ha pedido formar una “nueva mayoría” -o sea, un frente político. Por carácter transitivo, el acuerdo para ´pisar´ el salario tiende un hilo conductor que va desde el macrismo hasta los supuestos “nacionales y populares”. Los centroizquierdistas o izquierdistas que se mueven detrás de los Massa o Cristina están, por lo tanto, sirviendo de pata “popular” para caucionar una política de ajuste.

Burocracia en crisis

Este compromiso de fondo explica la pasividad de la CGT, cuyos dirigentes son los voceros de esa orientación capitalista al interior de los sindicatos. En el Confederal del pasado 23, sólo 11 de los 253 congresales se pronunciaron por un paro inmediato. Por afuera de la CGT “unificada”, un centenar de gremios, que responden a la liga de gobernadores pejotistas y algunos incluso a Cambiemos (como Venegas), presionan a una pasividad aún mayor.

El moyanismo, que acaba de perder posiciones en el Tribunal Arbitral (de los cinco integrantes solo uno responde al camionero) redobló su disputa con Aguas y Gaseosas por el encuadramiento de miles de trabajadores de Coca-Cola, y con Mineros por las fábricas productoras de cal de Córdoba. También mantiene litigios con Comercio, Alimentación y Tintoreros, los cuales, aunque involucran conquistas y condiciones laborales, son manejados con métodos de aparato. El kirchnerismo, agrupado en la Corriente Federal de Palazzo, volvió a exhibir su aislamiento, pero no ha sacado los pies del plato. Siguen la línea de su jefa, que busca un frente político con Massa y Gioja.

Paro activo, plan de lucha, intervención política


Por las hendijas de estos enfrentamientos se cuela la presión por el paro general. Las divisiones de la burocracia y la presión por abajo ensanchan el campo para la intervención del clasismo, y para una gran agitación por el paro general activo y un plan de lucha. A la vez, es necesario advertir sobre la enorme disputa abierta en relación al movimiento obrero y su rumbo político. El freno a una lucha de conjunto de los trabajadores es parte de una operación política para hacer pasar el ajuste, en la cual están comprometidos quienes gobiernan actualmente y quienes lo hicieron en la década pasada, en sus diferentes variantes. La lucha por las reivindicaciones amenazadas y por el paro se enlaza, de ese modo, a la batalla por colocar a los trabajadores y a la izquierda como alternativa política, en oposición a este frente único para barrer con las conquistas obreras. El Frente de Izquierda tiene por delante ese enorme desafío político.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Rendimientos negativos, un nuevo eslabón de la crisis capitalista

29 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1430 | Por Pablo Heller

Cuando se transita el noveno año desde la crisis de 2008, la política de rescate estatal hace agua y está creando las condiciones de una bancarrota aún mayor.


Una medida de ello es el desplome del Deutsche Bank. Las acciones del mayor banco alemán se han derrumbado en la Bolsa de Frankfurt un 6%, arrojando su cotización a sus mínimos históricos. El italiano Unicredit enfrenta un derrumbe similar y, de un modo general, la banca italiana está entre las cuerdas. Pero estos casos son solo la punta del iceberg: es toda la banca europea la que afronta su segunda crisis en menos de una década.

Uno de los factores que potencia la crisis bancaria es el fenómeno de los "rendimientos negativos” de los activos públicos, que ha ido creciendo a la sombra del salvataje implementado en las principales metrópolis capitalistas.

Fenómeno explosivo

Uno de los pilares de esta política ha sido la "flexibilización cuantitativa" (QE: Quantitative Easing), consistente en inyectar miles de millones de dólares en el sistema financiero. Esta política monetaria expansiva fue de la mano del descenso de la tasa de interés.

La apuesta fue que tasas más bajas estimularían al capital a invertir en la “economía real” (capital productivo). Esto, sin embargo, no sucedió. La inversión global está muy por debajo de donde estaba antes de 2008, y no hay indicios de recuperación. La reducción de la inversión provoca un descenso en la tasa de crecimiento de la productividad, mientras los fondos acumulados por las grandes corporaciones son canalizados hacia actividades especulativas -como la recompra de acciones y las fusiones. Las fusiones son, incluso, un mecanismo de “racionalización” (liquidación) de activos productivos, ante la sobreproducción y sobreinversión. El efecto principal de la flexibilización cuantitativa ha sido la inflación de los activos financieros. El valor de las acciones estadounidenses está cerca de los máximos históricos, mientras la actividad económica registra el ritmo más lento que en cualquier período anterior desde la Segunda Guerra Mundial.

Mercado de bonos y fondos de pensión

Pero el impacto más significativo del QE ocurre en el mercado de bonos: unos 13 billones de dólares en bonos públicos se compran y venden con rendimientos negativos. Ocurre que el precio del bono es tan alto, y su rendimiento tan bajo (los dos se mueven en relación inversa), que si un inversor compra un bono recibiría, de quedarse con él hasta su vencimiento, un retorno negativo. Los bonos, sin embargo, siguen siendo comprados con la esperanza de que su precio se elevará aún más, lo cual llevaría a obtener ganancias de capital en una posterior reventa.

Esta bomba de tiempo podría estallar ante cualquier viraje de la política monetaria. Por caso, un aumento de la tasa de interés desataría un descenso de la cotización de los bonos y traería aparejado pérdidas importantes de sus tenedores, que compraron a precios muy elevados esperando una suba aún mayor.

Las tasas de interés ultra bajas e incluso negativas han impactado directamente en uno de los pilares del sistema financiero global -los fondos de pensiones y compañías de seguros. Es que los rendimientos de los “activos seguros”, principalmente los bonos del Estado, son tan bajos que colocan en peligro a la totalidad de su modelo de financiación.

Uno de los principales damnificados son los bancos. En un escenario de tipos de interés negativos, ahorristas e inversores evitan realizar depósitos (deberían pagar por ello…). Estamos en el mundo del revés: son retribuidos los que piden dinero y los ahorristas son penalizados. Asistimos a un fenómeno inédito en la historia del capitalismo. Inconcebible antes de la crisis financiera de 2008. Casi 500 millones de personas en una cuarta parte de la economía global viven en países con tipos de interés por debajo de cero. Su significado de fondo es que existe un exceso de capital monetario (sobreacumulación) sin condiciones de ser convertido redituablemente a capital productivo. La salida a esta crisis implica una destrucción en masa de ese capital que flota en los circuitos especulativos. Las diferentes fracciones capitalistas no admitirán “concertar” esa liquidación de capitales sobrantes, la cual deberá, por lo tanto, cobrar la forma de choques y antagonismos crecientes.

Los beneficios de la banca están siendo estrangulados, los mercados monetarios podrían congelarse y los ahorristas podrían concluir llenando sus colchones para evitar que su entidad financiera les cobre por tener dinero. Un cortocircuito de esta naturaleza podría llevar al colapso del crédito, acentuando las tendencias recesivas y llevando la economía mundial a una depresión.

Perspectivas

Este desconcierto explica las reacciones disímiles de los distintos bancos centrales. El Banco de Japón anunció que intentará controlar el mercado de deuda a largo plazo, que normalmente está regido por los inversionistas. El objetivo es mantener las tasas de interés de largo plazo en territorio positivo y, con ello, aliviar a los fondos de pensiones, bancos y compañías de seguros, aunque esto conspire en forma inmediata con la política de estimulo a la actividad económica que viene promoviendo el gobierno y que, de todos modos, ha resultado un fracaso. En los últimos 22 años, el impacto sobre el PBI real de los estímulos implementados en Japón ha sido cero -o negativo, si añadimos el costo de la deuda incurrida). Pero lo que mas estremeció al mercado fue la negativa de Merkel a socorrer al Deutsche Bank en caso de que fuera necesario.

La Reserva Federal, en un sentido inverso, ha resuelto no aumentar la tasa de interés. En un calco de lo ocurrido con el mercado de las hipotecas en el 2008, el mercado de bonos se ha transformado en una cuestión explosiva , con el agregado de que la crisis inmobiliaria sigue sin resolverse y está en marcha una nueva burbuja en la bolsa. Los bancos centrales reconocen que estas crecientes contradicciones y desequilibrios en la economía los están dejando sin respuestas ni municiones.
 
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1430/internacionales/rendimientos-negativos-un-nuevo-eslabon-de-la-crisis-capitalista

Pobreza: La responsabilidad del gobierno



8.7 millones de pobres y 1.7 millones de indigentes 
 
29 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1430 | Por Gabriel Solano


Finalmente, el Indec dio a conocer las estadísticas sobre pobreza e indigencia en el país, en franco crecimiento. El porcentaje de 32,2% indica que una de cada tres personas en el país es considerado pobre. Sólo en los centros urbanos existen 8,7 millones de pobres y 1,7 millones de indigentes. La cifra podría ser aún mayor si la canasta que se utiliza como parámetro tuviese en cuenta el consumo real de una familia tipo. El ingreso puesto como piso para no ser considerado pobre, de 12.489,37 pesos, no contempla las verdaderas necesidades de una familia.

En la conferencia de prensa, Macri se amparó en la herencia recibida para justificar la situación actual. Pero las medidas económicas implementadas por el macrismo han agravado la ya difícil situación social del país que dejó el kirchnerismo. La devaluación monetaria y la eliminación de las retenciones han impactado en la inflación y en la actividad económica, que está en una profunda recesión. Por eso, y aún sin que existan estadísticas previas confiables, todos los especialistas estiman que, solo en el transcurso de este año, la pobreza creció en 4 o 5 puntos, lo que equivale a más de un millón de personas.

Es necesario señalar que la presentación del Indec responde a una foto vieja. Con la implementación del tarifazo (que afectará a la economía familiar de manera directa, con la suba de los servicios, y de manera indirecta, con una mayor inflación por el impacto en los costos industriales y comerciales) el nivel de pobreza sufrirá un nuevo aumento.

El informe del Indec pone en evidencia que en Argentina una parte considerable de los trabajadores está por debajo de la línea de pobreza. Basta ver que en la actualidad el salario mínimo es de 7.560 pesos, es decir que cubre sólo el 60% de la canasta de pobreza. Aún más grave es la situación de los jubilados: el haber mínimo es de 5.661 pesos, lo que equivale solo al 45% de dicha canasta. La situación afecta con especial fuerza a los trabajadores precarizados y en negro, que son hoy casi el 35% de la fuerza de trabajo del país. Estos trabajadores tienen ingresos que en muchos casos no llegan incluso al salario mínimo.

El ajuste que está llevando adelante el gobierno y las patronales han agravado esta situación. Las paritarias han sido firmadas entre el 25 y el 35%, contra una inflación que llega al 45%. Al negarse a reabrir las paritarias, es claro que el gobierno quiere consagrar esta pérdida histórica del salario de 10 puntos o más. El bono de fin de año que ahora reclama la CGT no cambia el asunto, porque en el caso de que se implemente es un ingreso por única vez que no cuenta para aumentos posteriores.

Mientras crece la pobreza, el beneficio de los banqueros y sojeros ha pegado un salto impresionante gracias a la devaluación monetaria y la eliminación de las retenciones. Lo que habitualmente se llama “ajuste” es en realidad una transferencia de riqueza en favor de los capitalistas.

El crecimiento de la pobreza es el resultado inevitable de la orientación política y social llevada adelante por el gobierno. Más que nunca es necesario un paro nacional y un plan de lucha para enfrentar esta situación, planteando la reapertura de paritarias, la prohibición de despidos y suspensiones y el aumento de emergencia a los jubilados.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1430/politicas/pobreza-la-responsabilidad-del-gobierno

Tarifazo: Nuestra intervención en las audiencias del interior

22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Tomás Eps y Nelson Marinelli


En consonancia con la audiencia pública por el tarifazo en el gas, que sesionó en la ciudad de Buenos Aires, se realizaron sendas audiencias regionales en otros puntos del país. La organización de las mismas replicó, en líneas generales, lo que pudo verse en la sede porteña: la proscripción de oradores y la preponderancia de la palabra para los promotores del tarifazo. Y, afuera, la movilización contra el tarifazo.

Córdoba

En la ciudad de Córdoba, se movilizaron diversas fuerzas de la izquierda y se denunció que, a pesar de haberse anotado, no dejaron hablar a la mayoría de los 200 inscriptos. Sólo una veintena tendría voz en el recinto. Para garantizar la proscripción, el ingreso al auditorio fue vallado y custodiado por la Infantería. Eduardo Salas, dirigente del PO, se negó a ingresar, denunciando que era "una audiencia vaciada y trucha".

Salta

Los medios salteños destacaron la actividad del PO frente a la audiencia, en la Sociedad Española, con cánticos, banderas y la organización de un "bocinazo".

El legislador provincial del PO-FIT, Claudio del Plá, denunció como de suma gravedad el impedimento "a nuestro diputado Julio Quintana para que exponga en la audiencia pública. Estos son los que decían que iban a restaurar la república".

Del Plá, destacó la complicidad con el tarifazo del gobernador Urtubey y el massismo local, que no enviaron oradores al debate, y resaltó la presencia de Pablo López, del PO-FIT, como la única voz salteña en la audiencia nacional.

Rosario

Por su parte, Jorgelina Signa, concejal del Partido Obrero de Capital Bermudez y referente santafesina del Frente de Izquierda, realizó una fuerte intervención en la sede Rosario de la audiencia. Luego de interpelar a las autoridades respecto de las consecuencias del tarifazo sobre los bolsillos de los trabajadores, describió el cuadro de despidos y suspensiones existente en la provincia, como los 400 químicos de Fray Luis Beltrán y las suspensiones y despidos en Acindar Navarro.

“El gobernador Lifschitz es cómplice de lo que ellos denominan una 'readecuación' de tarifas que se traduce en impuestazos y tarifazos. Pero lejos estuvo de discutir una paritaria acorde a lo que cuesta hoy la canasta básica familiar”, denunció la legisladora del PO-FIT.

“Planteamos la apertura de los libros de las empresas y venimos a decirle al movimiento de trabajadores y al pueblo trabajador que tenemos que ir por una movilización y un paro activo nacional contra el tarifazo y contra el ajuste”.

Tucumán

En la capital de Tucumán no hubo audiencia, pero sí se produjo allí una movilización a la sede local de Enargas. Los manifestantes del Partido Obrero plantearon consignas contra los aumentos tarifarios, mientras que el dirigente Daniel Blanco denunció la falta de transmisión nacional de la audiencia y el carácter confiscatorio del tarifazo.

Tierra del Fuego

En Ushuaia, un extremo operativo de seguridad, que incluyó miles de policías provinciales y federales, así como gendarmes, tuvo más un sentido disuasor de la participación que de custodia para que la audiencia se desarrollara con normalidad.

Es que este despliegue, sumado a las maniobras de entorpecimiento del Energas, hizo que finalmente sólo hubieran dos oradores, uno de los cuales fue Fernando Germani, delegado de ATE y militante del Partido Obrero, quien recordó que Tierra del Fuego es la provincia más fría del país y que la suba en las tarifas va a perjudicar a los usuarios; además de cuestionar el sentido de la audiencia por "no haberse explicado los costos de extracción del gas que constituye la base para discutir si es necesario o no un aumento”.
 
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/politicas/tarifazo-nuestra-intervencion-en-las-audiencias-del-interior

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Un programa para una gran acción política del FIT

Respuesta a una carta del PTS
 
22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Partido Obrero


El 25 de agosto pasado, hace casi un mes, el PO dirigió una carta “a la mesa nacional del FIT”, llamando a debatir los términos para una gran campaña nacional dirigida a colocar al Frente de Izquierda como alternativa política. Izquierda Socialista respondió a nuestra carta una semana después, y el PTS lo hizo hace dos días, en una carta titulada “¿Quieren avanzar realmente hacia un gran acto nacional del FIT?” (estos materiales pueden consultarse en http://www.po.org.ar/frente-de-izquierda). Esta es nuestra respuesta a la carta del PTS.

Compañeros del PTS:

En la carta que recibimos en el día de ayer, ustedes ponen “en duda” las “verdaderas” intenciones del PO en relación con el planteo de realizar una campaña y un acto común. Esta afirmación, es notable, se hace después de una carta del PO que concluye planteando “una campaña política del Frente de Izquierda … para colocar a los trabajadores y a la izquierda como alternativa (…) con la realización de actos y actividades comunes en las provincias, con nuestros voceros políticos y luchadores obreros”. Nada puede ser más claro respecto de nuestra posición política: ¿Qué es lo que lleva entonces al PTS a “dudar”? La “pretensión”, que planteamos en nuestra carta, de que esa campaña sea presidida por un debate político, un planteamiento y un método. No es el PO el que “duda”: son ustedes los que rechazan ese camino, elemental, entre revolucionarios, para poner en marcha una acción política. Lo que nosotros planteamos está presente, por otra parte, en toda la tradición del FIT: la campaña del 2013 fue presidida por un manifiesto político que el Partido Obrero presentó al FIT, y que se destacó por una crítica marxista a los límites y contradicciones de las nacionalizaciones capitalistas. Más cerca en el tiempo, en vísperas del acto del pasado 1° de Mayo, habíamos acordado una declaración política común hasta que ustedes decidieron romper el acto (el PO e IS respetaron esa convocatoria). Si esto constituyó un método en el pasado, las actuales circunstancias políticas ameritan todavía más esa clarificación como punto de partida de una campaña. En efecto:

1. Desde que asumió Macri, ustedes no han perdido ocasión para buscar acercamientos políticos con el kirchnerismo. Para ello se justificaron en que los ataques del macrismo a los K eran un medio para “hacer pasar el ajuste”. Si eso es cierto, también lo es que esos “medios” le eran suministrados al macrismo por la propia camarilla K, que perpetró una gigantesca confiscación de trabajadores, jubilados y recursos públicos en beneficio de la clase capitalista y del suyo propio. Pero esta demarcación del kirchnerismo nunca estuvo presente en ustedes. Ustedes marcharon con los K por Sala y por Bonafini, sin delimitarse del seudopiqueterismo empresarial de la primera y sin señalar, en el caso de la segunda, su autoseparación del movimiento de los derechos humanos durante la última década, desde la desaparición de López al crimen de nuestro compañero Mariano Ferreyra, así como su participación en otra operación –también empresarial- contra el pueblo sin vivienda. Ustedes falsean la realidad cuando aluden a una supuesta negativa nuestra “a participar de una campaña por la libertad de Sala”. Fuimos nosotros los que llevamos, ya en enero, al encuentro Memoria Verdad y Justicia la iniciativa de movilizarnos por su libertad, y en forma independiente a los socios políticos de Sala. Ustedes, hasta donde pudieron, desalentaron esa acción de la izquierda y los movimientos de derechos humanos independientes del Estado. Pero antes y después reclamaron por Sala de la mano de Guillermo Moreno, Agustín Rossi y Verbitsky. Precisamente esa es una de las cuestiones que nuestra carta reclama debatir; a saber, “el rechazo a las acciones de aparato del kirchnerismo, que se sirven de los agravios del macrismo al movimiento popular en pos del ‘volveremos’ y que, al participar de ellas, la izquierda convierte en frases vacías toda referencia a la independencia de clase” (Carta del PO a la mesa nacional del FIT).

Pero más allá de lo anterior: la ruptura del acto del 1° de Mayo del FIT, y el abandono de la Plaza de Mayo en la jornada internacional de los trabajadores –que la izquierda ha conquistado y defendido desde hace dos décadas- es el mayor servicio que podía prestarse al nacionalismo burgués en Argentina. Si una acción política “contra el golpe en Brasil” sirve de pretexto para la ruptura del acto obrero e internacionalista del FIT, entonces esa acción, con independencia de lo que se diga o proclame en ella, es objetivamente un acto de seguidismo al nacionalismo continental.

2. Precisamente la cuestión brasileña, que les ha servido a ustedes para romper un acto del 1°de Mayo, es ahora omitida por completo, nada menos que al momento de debatir cómo ponemos a andar al Frente de Izquierda en la Argentina. La crisis de Brasil es una verdadera bisagra en la luchas de clases del continente, y nosotros hemos abordado la cuestión en la reciente Conferencia Latinoamericana que realizamos en Montevideo. “La izquierda brasileña -señala el manifiesto de esa Conferencia- ante esta crisis de conjunto del capitalismo, enfrenta la obligación de desarrollar un planteo obrero y socialista o sea, un gobierno de trabajadores, la nacionalización sin pago de la banca y los monopolios petroleros, lo mismo con toda empresa que cierre, la escala móvil de salarios y horas de trabajo, la apertura de los libros de todos los monopolios capitalistas y el control obrero y la convocatoria a un plan de acción a toda la izquierda y sectores combativos de América latina. Ocurre sin embargo lo contrario: plantea la fórmula de la democracia con justicia social o el socialismo en democracia, o sea sin travesía revolucionaria ni gobierno de trabajadores”. Nuestra declaración alude en particular al PSOL, que disputará la intendencia paulista de la mano de la candidatura patronal de Luiza Erundina, quien ya llevó adelante una gestión furiosamente capitalista de ese municipio y ahora concurre con el apoyo de recursos empresarios indisimulables. El PTS (MTR en Brasil) ha colocado a su candidata en esa lista. En una reciente entrevista con Esquerda Diario (29/7) esa candidata refiere a una campaña feminista sin la menor crítica a Erundina. Preguntamos: ¿cómo se concilia la campaña “para que el FIT aparezca como una alternativa independiente al gobierno y a los partidos patronales” (sic, PTS) en Argentina y este apoyo en Brasil a un bloque de conciliación de clases? Esta cuestión debe debatirse en la mesa del Frente de Izquierda. Incluso la corriente brasileña de IS, que es parte del PSOL, ha criticado la candidatura de Erundina.

El PTS puede considerar que estamos ante otra “excusa” o “planteo para zafar”, etc. Pero esos son sus métodos, no los nuestros. Ustedes no reclamaron debatir la cuestión brasileña en vísperas del 1° de Mayo, simplemente se sirvieron de ella para colocar un ultimátum y romper el acto. Nosotros no nos movemos con ultimátums: reclamamos un debate y una clarificación política, como lo hicimos siempre, como método para la acción común. Rechacemos cualquier apoyo a los candidatos de colaboración de clases del Psol de Brasil, y planteemos el repudio al financiamiento capitalista de sus campañas.

3. Nuestra carta ha planteado también “el frente único de clase en las organizaciones obreras y populares, en oposición al faccionalismo y la autoproclamación, para impulsar la lucha contra el ajuste y por la recuperación de las organizaciones obreras”, algo que no mereció el menor comentario de parte de ustedes. No se trata de una frase ni una fórmula, sino la conclusión del hecho que ha sacudido al clasismo y al movimiento obrero combativo en el último período: la victoria en el Sutna, un sindicato nacional industrial de carácter estratégico. Esa victoria fue alcanzada con el método que nosotros reclamamos –el frente único de clase en las organizaciones obreras. No hubo lugar para el faccionalismo o para la usurpación de las luchas obreras en beneficio de facciones particulares. La victoria del Sutna es la contracara de las experiencias devastadoras protagonizadas por ustedes en la zona norte de la provincia de Buenos Aires, y debe servir de punto de apoyo para una reorganización del activismo sobre otro método político. Desde luego, el FIT debe hacer este balance y debatir sus conclusiones. La nula asimilación de esta experiencia, de parte de ustedes, está presente en el boicot a la acción del clasismo en el pasado 9 de agosto primero, y, luego, en la ausencia de ustedes a la columna independiente que batalló contra el kirchnerismo y la CTA de Yasky en ocasión de la Marcha Federal.

4. La crisis política ha colocado otra cuestión crucial en la agenda: el debate sobre la ley de cupo femenino. Es claro que la paridad de género, impulsada por todos los bloques capitalistas comenzando por el PRO, es una fenomenal operación de encubrimiento en favor de un régimen social y un Estado responsables de las redes de trata y la negación del derecho al aborto legal, y en cuyo marco opresor se desenvuelven todas las formas de violencia a la mujer. La pretensión de que todo ello pudiera ser superado -o siquiera aminorado- por la mayor presencia de mujeres en los escaños parlamentarios, con independencia de la orientación política y social de éstas, es una fenomenal disolución de las fronteras de clase en nombre de las “cuestiones de género”. Pero más allá de esta cuestión, cabe preguntarse si es función de los parlamentarios socialistas trabajar sobre la legislación que norma la organización política del Estado y de los partidos capitalistas. El PTS se ha metido de lleno en esto, al presentar un proyecto que determinará el cupo femenino del PRO, el PJ y otros. Por eso mismo, la paridad de género se ha convertido en la coartada para un frente de colaboración de clases y, por esa vía, para revestir a la reforma política reaccionaria de un barniz progre. Lo explica con crudeza una nota de Clarín del pasado 17 de setiembre, cuyo título (“La paridad de género, prenda de acuerdo de la reforma política”) nos exime de mayores comentarios. En la misma nota aparece fotografiada la compañera Bregman entre parlamentarias de Cambiemos y otros bloques, en una acción de apoyo a la reforma 50 y 50. El gobierno y la oposición capitalista han hecho de la cuestión de la mujer la última frontera de la colaboración de clases: es necesario denunciar este operativo político y desarrollar una delimitación clasista en la cuestión de la mujer, que constituya la base política para una intervención del FIT en el próximo encuentro de Rosario.

5. A la luz de esta agenda crucial de cuestiones políticas a debatir, el ultimátum y conclusión de la carta de ustedes –un acto “que sea cerrado por Nicolás del Caño”- sólo puede ser interpretado como una maniobra dirigida a bloquear el debate político que planteamos en nuestra carta anterior y reafirmamos acá. Ustedes quieren decidir quién cierra el acto antes de debatir el planteamiento político del acto. Pero el acto debe ser cerrado por quien ha suscripto un planteamiento común, que es el que debemos debatir. Ustedes dicen que nuestros señalamientos sobre el seguidismo al kirchnerismo son infundios. Hemos dado probadas muestras de que no. Pero si quieren verlo así, no pueden tener ningún problema en que suscribamos un acta y una declaración común, sobre principios claros: ningún frente con la camarilla kirchnerista, rechazo al “frente ciudadano” y a las acciones de aparato que se sirven de las reivindicaciones populares para encubrir a los Kirchner, Boudou y compañía; por una gran campaña política para desarrollar una alternativa de poder de los trabajadores. Los compañeros de IS han respondido tempranamente a nuestra carta, planteando que el acto se realice “sin condicionamientos”, más allá de un acta “en base al programa del FIT”. Un programa, sin embargo, no es un rosario de reivindicaciones, sino una estrategia que debe ponerse a prueba y desplegarse ante cada viraje de la lucha de clases.

6. Compañeros: la necesidad de una gran iniciativa del Frente de Izquierda fundada en una clarificación política es un imperativo de toda la crisis nacional. La monumental impasse política y económica del macrismo ha derrumbado la pretensión de que el derrumbe kirchnerista –y en general de los nacionalismos continentales- desembocaría en una experiencia derechista consolidada (“cambio de ciclo”). Los Macri y Temer deberán vérselas con el trabajo de topo de la bancarrota capitalista y con las enormes convulsiones sociales que plantearán la tentativa de trasladarle la factura de esa crisis a los explotados. Asistimos a una crisis general de los regímenes políticos, ante la cual la izquierda debe proyectarse como alternativa de poder. Esta enorme tarea es incompatible con las inconsistencias y ambigüedades políticas, y exigen un debate y una clarificación política. Rechazamos todos los ultimátums y planteamos este método como pilar para una gran acción política del Frente de Izquierda.

Con copia a Izquierda Socialista.

Partido Obrero, Comité Ejecutivo, 21/9/2016

Para seguir el intercambio de cartas www.po.org.ar/frente-de-izquierda

Foto Ignacio Smith

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/politicas/un-programa-para-una-gran-accion-politica-del-fit

martes, 27 de septiembre de 2016

Guía para una lectura “apasionada” de la historia de la revolución rusa

Un texto inédito de Pablo Rieznik
 
22 de septiembre de 2016 | #1429 | Por Pablo Rieznik


Hace un año, un 17 de septiembre, moría Pablo Rieznik. Entre sus textos inéditos, al menos en Prensa Obrera, figura esta guía para una lectura “apasionada” de la historia de la Revolución Rusa. Refiere al libro La Revolución Rusa en el siglo XXI (Rumbos, 2008), escrito a 90 años de la acción histórica más acabada que haya realizado el proletariado hasta la fecha y su tema omnipresente es el del partido. En su enumeración de las ocho premisas históricas que condujeron a la Revolución, León Trotsky, reservaba un lugar particular, por un lado, a la crisis mundial del capitalismo y el inicio de la transición histórica entre el capitalismo y el socialismo; por el otro, al partido. En un terreno de comparaciones dirá que la burguesía liberal pudo tomar el poder como resultado de luchas en las cuales, en muchos casos, no había participado. En cambio, las masas trabajadoras han sido acostumbradas a dar el fruto de su explotación y no a tomarlo. “Trabajan pacientemente, esperan, pierden la paciencia, se sublevan, combaten, mueren, dan la victoria a otros, son traicionadas, caen en el desaliento, se someten, vuelven a trabajar”. Por esta historia y por su presente, el proletariado tiene necesidad de un Partido (así, con mayúscula) superior a todos los demás en claridad de pensamiento y firmeza revolucionaria. Aquel partido bolchevique que llevó a la victoria a la Revolución era la condensación de todo lo vivo y dinámico de la historia de Rusia. Contra toda la mediocridad a la que se le escapa el derrumbe capitalista que estamos viviendo, sostenemos la vigencia de la época de revoluciones que inaugura el Octubre ruso, porque están vigentes las condiciones históricas que lo hicieron posible.
Como lo querría Pablo, como parte de una acción militante, mirando hacia adelante.
 
Christian Rath
 
 
No existe una sola manera de abordar la historia. Tampoco, entonces,  una única manera de volver sobre lo que E. H. Carr llamó “el mayor acontecimiento del siglo XX”: la revolución socialista de 1917. La afirmación puede sorprender pero no debe extrañar, porque es siempre desde un “hoy”, concreto y original, que abordamos el tiempo que lo precedió: “la historia cosecha los acontecimientos del pasado, amplificándolos o no en función de las necesidades presentes. Es en función de la vida que se interroga la muerte”. Hermosa definición de otro gran historiador, llamado Lucien Fevbre, y que tomamos como frase de cabecera en la materia que organizamos junto a un grupo de compañeros en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, precisamente en la carrera de Historia.
 
Así importa leer también “nuestra” historia del octubre de 90 años atrás en las páginas de Prensa Obrera. Por eso mismo comenzó con una significativa nota relativa a la “actualidad” de la Revolución como un fenómeno vivo de nuestro tiempo. Late, entonces, en el espíritu de la serie de notas y artículos del 90° aniversario la tensión de una era histórica inacabada, de una época marcada por un capitalismo que sobrevive entre convulsiones sociales, terremotos económicos, guerras  y revoluciones; en resumen, del agotamiento de una sociedad y a la escala precisamente de lo que es propio de los ciclos históricos. En las caracterizaciones de los revolucionarios de las primeras décadas del siglo sobre el imperialismo y la guerra, tenemos entonces la génesis de un proceso que se ha extendido penosamente en el tiempo. Que es nuestro tiempo: el tiempo del p(P)artido o(O)brero.
 
El partido, como organización insustituible de la vanguardia, se destaca particularmente desde el inicio de las entregas de esta serie, cuando se cuestiona uno de los mitos más difundidos en torno a la revolución del 17: el que la define como un resultado de la primera guerra. En las primeras notas de “nuestra” historia, sin embargo, ponemos de relieve lo contrario, que la carnicería imperialista no sólo era un producto de las contradicciones mortales del imperialismo sino que era también una política contra la revolución, para exacerbar el espíritu patriotero, para desviar y aplastar la insurgencia social, para llevar la presión sobre las burocracias de los partidos socialistas al extremo de asociarlas a la más pérfida traición. La guerra fue un obstáculo y no un catalizador para el proceso revolucionario. Si la barbarie capitalista incubó la revolución fue sólo por la mediación de una organización, de una acción, de una teoría y una práctica que encarnó en el agrupamiento colectivo y consciente de la vanguardia obrera: el partido, el partido obrero, el partido revolucionario. Desde que la historia de la Revolución Rusa comienza es la historia del partido que hizo Historia.
 
La historia de la revolución es, entonces, la del partido obrero, también la de nuestro Partido Obrero. Porque, como indicamos en un principio, es desde nuestra actividad vital que interrogamos y asimilamos las experiencias de ayer y la lucha del bolchevismo. Es así como valoramos la delimitación política implacable del “centroizquierda” (mencheviques y social revolucionarios) como un recurso ineludible en defensa de la propia revolución. O como apreciamos la tarea de marchar a la conquista revolucionaria de las masas, la cuidadosa labor de preparación que toda labor revolucionaria exige, los debates en la vanguardia, la importancia de distinguir una táctica revolucionaria de la aventura apresurada... Así recorrimos hasta ahora los debates sobre el carácter de la situación planteada con el “doble poder”, la obsesión de Lenin por las peculiaridades y el ritmo de desarrollo del proceso revolucionario, la cuestión de los vínculos entre el proletariado, los campesinos, la pequeña burguesía, los intelectuales, las consignas del poder y la marcha de los soviets al poder, la renovación programática y práctica del propio partido ¿Puede un luchador consciente no percibir en todo esto y como dice el dictado latino que “de te fabula narratur” (de ti habla la historia), que en todo esto vibra la etapa tan intensa de luchas que aquí en nuestro presente, sigue marcada por el “argentinazo”? No sólo hablamos de la Revolución Rusa, hablamos de “nosotros” y desde “nosotros”. El partido obrero, desde siempre, no sólo participa del proceso vivo y cambiante de su circunstancia y de su revolución, sino que, el mismo, es -y no podría dejar de ser- una organización viva, cambiante, que no sólo se nutre de la realidad sino que la intenta crear, encauzar, revolucionar.   
 
Por eso mismo cuando Lenin termina de escribir las “tesis de abril”, conocidas como el documento que trazó el camino del partido hacia la segunda revolución, hacia la revolución de octubre, advierte que ninguna tesis, ningún programa, se hace efectivo en el papel, que es apenas un punto de partida, que hay que reorganizar al partido para que actúe como bloque. Para que discuta cómo dirigirse a las más grandes masas, puesto que todo proceso revolucionario implica la violenta irrupción de millones de explotados en un terreno del cual normalmente están sustraídos por la dominación rutinaria y embrutecedora de los explotadores. Entonces, el lector puede observar en las entregas de la serie del 90° aniversario  la convocatoria a la tarea colectiva del partido para traducir sus principios y programa en nuevos conceptos, más sencillos, adaptados a las necesidades de un pueblo gigantesco que se puso en marcha, renovando su lenguaje, sus órganos de prensa, su agitación y propaganda. Y acaso, hoy como ayer ¿no reconocemos en este desafío una tarea de todos los días? ¿No lo reconocemos también en  la apelación del partido bolchevique a transformar al socialismo, no en la conclusión de un análisis teórico sino en las respuestas concretas a los problemas de los trabajadores y explotados frente al completo desastre de la existencia humana que depara el capitalismo?
 
Todos los temas aquí señalados, y no son todos los temas, estuvieron presentes en las entregas de la historia de la Revolución Rusa que publicamos. En ellas se reconocen la vida y el presente porque están escritas con el valor agregado de una pasión militante, con la ansiedad legítima de una construcción de hoy y de siempre, mientras la necesidad de la revolución sea una necesidad humana. No decimos pasión porque sí: “la pasión es la fuerza del hombre que se esfuerza por alcanzar su objeto”. La sentencia es de Marx y de 1844. Que sirva de estímulo, entonces, para una relectura de la historia de la Revolución Rusa, una lectura…apasionada; es decir, comprometida y actual.

Paro del 27: el rol de las conducciones sindicales

El gobierno “duerme” las paritarias, ante el silencio de la CGT 
 
22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Daniel Sierra

El gobierno le ha dado la garantía a los capitalistas de que no habrá reapertura de paritarias, con el peregrino argumento de que “el salario le irá ganando a la inflación” por la caída de los índices. La realidad es que, de acuerdo al gremio, ya hay una pérdida de entre 10 a 15 puntos respecto a la carestía anualizada, hoy en 43,5% y de unos 13 puntos en las jubilaciones.

Facundo Moyano dijo “están pidiendo implícitamente que los sindicalistas acepten una reducción de salario”. Pero su padre dijo “las paritarias están permanentemente abiertas”, lo cual esteriliza el reclamo. En la misma línea, Barrionuevo le dijo a Macri en una de sus tertulias telefónicas “no te metas en las paritarias que son acuerdos entre privados”. Absurdo, porque el Estado homologa y porque el Estado es patrón de millones de trabajadores en su forma nacional, provincial y municipal.

Ergo, la burocracia sindical renunció a la reapertura de paritarias que centenares de miles de docentes han reclamado con paros, al igual que otros sectores.

La burocracia pone por delante la contención al movimiento obrero por sobre toda otra consideración. No pararon ante 200 mil despidos, no pararon ante el veto de la llamada “ley antidespidos”, no lo hacen ante el desborde inflacionario, y ahora están dejando pasar la brutal cachetada de la continuidad del impuesto al salario.

La burocracia explota pérfidamente la inhibición que produce la recesión económica. Y la burocracia evita toda agitación. No se presentaron en la Audiencia Pública del Gas que tuvo en vilo al país. Sólo estuvo Pereyra para apoyar el tarifazo en favor de las petroleras y ocultar los más de 4.000 despidos en la industria en lo que va del año. Mientras tanto, arrecian las suspensiones y retiros voluntarios (y hasta cierres) en la industria metalmecánica, textil y el calzado, entre otras ramas. Se han cerrado 500 mil cuentas sueldo.

Desde abajo

Las huelgas vienen de abajo. Pilotos, los 7.000 camioneros de OCA, los 11 mil municipales de Mar del Plata, al igual que los de Coronel Suárez, la extraordinaria huelga azucarera del Ingenio El Tabacal, las traicionadas y reprimidas luchas petroleras como la de los obreros de SAI en Las Heras, los trabajadores del SAT. Un día antes del Confederal del viernes 23, los bancarios realizarán una marcha de advertencia por la reapertura de su paritaria, cerrada en un 33% que fue carcomido por la inflación.

Las tendencias de lucha están presentes, y van a tener una nueva expresión en un paro nacional de docentes, estatales, judiciales y trabajadores de la salud el 27 de setiembre. Para ese día, ATE había convocado a un paro de 24 horas con marcha a la Plaza de Mayo. En ese cuadro, se sumó al paro la Conaduh, los Suteba combativos, en su plenario de delegados de escuela con mandato, convocaron a un paro docente y a confluir con los estatales en la movilización al centro del poder político, junto a judiciales y Cicop. La decisión de los Suteba y de trabajadores de la educación en conflicto, como los de Córdoba, obligó a Ctera al paro nacional.
Otra vez, una convocatoria parcial se transforma en un canal.

Pacto Social

El confederal bendecido por el Papa ha tomado nota del papel que le cabe para consolidarse como una pata de contención del ajuste. El secretario general de La Fraternidad y miembro de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), Omar Maturano, gremios estratégicos para el éxito de un paro nacional, sostuvo que “hasta fines de octubre debemos esperar”, y vaticinó que la mayoría “busca un camino acorde con la paz social, sin conflictos”.

Si el Confederal dispone alguna “medida de fuerza”, al decir del canillita Plaini, recién vería la luz en el mes de noviembre. Aún cuando la medida revista el formato de un paro, lo cual está por verse, tendrá la forma de una acción aislada y sin perspectivas, con el objetivo de “cerrar” un año signado por la colaboración con el ajuste. La CGT ya anunció que se conforma con bonos de fin de año o sumas puente libradas a la situación de cada rama industrial, que sirvan para clausurar cualquier discusión salarial hasta 2017.

Paro activo nacional y plan de lucha

Más que nunca, ante la emergencia de luchas aisladas que tenemos que apoyar y llevar a la victoria, reafirmamos un programa basado en la reapertura de paritarias, el reparto de horas de trabajo disponibles sin afectar el salario, el aumento de emergencia a los jubilados, la abolición de ganancias en los salarios de convenio. La Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero refuerza su campaña de asambleas y pronunciamientos, por un paro activo nacional y un plan de lucha para madurar las condiciones de una irrupción de la clase obrera. Esto supone la superación de la burocracia y la convocatoria a un congreso de delegados de base que elabore un programa antagónico al de “los ajustadores”, sean oficialistas (Cambiemos) u opositores (Massa, FpV, PJ).


Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/sindicales/el-27-paro-estatal-y-docente

Sánchez, constructor de Política Obrera

22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Sergio Villamil
 
A 39 años de la desaparición de Fernando Sánchez y Gustavo Grassi

El 23 de septiembre se cumplen 39 años del secuestro y desaparición de los compañeros Fernando Sánchez y Gustavo “Mondragón” Grassi, militantes de Política Obrera.

Ambos fueron secuestrados en la vía pública y llevados al centro clandestino “El Atlético” y, posteriormente, a la Escuela de Mecánica de la Armada. Hasta hoy, los responsables de sus desapariciones no han sido juzgados. 

Fernando formó parte de todo un bloque de estudiantes de la UBA que en 1968 abandonamos el morenismo (PRT) para ingresar en Política Obrera, organización precursora del Partido Obrero. Fernando era un destacado militante estudiantil de la Facultad de Económicas. De esa facultad, de Medicina y de Farmacia, provino el grueso de los que rompimos con el morenismo que, por esa época, se encontraba en plena división entre el PRT “La Verdad” (Nahuel Moreno) y el PRT “El Combatiente” (Roberto Santucho). En la incorporación de esa camada a PO, influyó más el rechazo al oportunismo del morenismo, respecto del peronismo y a la burocracia sindical, que la cuestión de la lucha armada, discrepancia central en la ruptura del PRT y tema sumamente atractivo para toda la juventud de esa etapa, fuertemente influida por la revolución cubana. La crítica de PO al oportunismo morenista resultaba demoledora.

La primera tarea que encaramos con Fernando fue nuestra radicación en La Plata, con el objetivo de abrir dicha regional, iniciar un trabajo en la universidad y penetrar en el movimiento obrero. Y así fue. En poco tiempo habíamos constituido una agrupación estudiantil en la FULP y nos “proletarizamos”, al principio en talleres metalúrgicos y luego en fábricas importantes de la zona. La proletarización de PO era criticada -y admirada a la vez- por la juventud stalinista, la mayoría de ella, entonces, en la fracción Partido Comunista Revolucionario, de la que ganamos una veintena de militantes. Nuestro debut en la clase obrera fue la gran huelga petrolera de Ensenada contra el gobierno de Onganía. Y nuestras primeras armas, colaborar con la disuasión de los carneros, en una Ensenada totalmente militarizada.

Fernando era un militante excepcional, de una entrega, un tesón y una sistematicidad difíciles de seguir; a lo que sumaba una calidad humana y una bonhomía excepcionales. Luego de un año de instalados en La Plata, habíamos logrado asentarnos en la FULP, particularmente en las facultades de Humanidades y Arquitectura. Y teníamos una periferia de contactos en el movimiento obrero fabril: las metalúrgicas de Villa Elisa, el frigorífico Swift de Berisso, docentes y estudiantes secundarios de La Plata. Entonces Fernando se volvió a Buenos Aires a continuar el trabajo en el movimiento obrero, dentro de fábrica.

En 1975, cuando las fuerzas armadas, la burocracia sindical y el gobierno de Isabel Perón coparon Villa Constitución y derrotaron a los trabajadores metalúrgicos que habían recuperado la seccional de la UOM,Fernando tuvo una intensa participación en la resistencia obrera. Esa lucha le costó meses de cárcel a disposición del Poder Ejecutivo en el penal de Coronda.

Luego, bajo la dictadura, continuó desarrollando su actividad militante en la clandestinidad. Fue secuestrado el 23 de septiembre de 1977 junto a Gustavo Grassi (“Mondragón”). Tenía 36 años. No pudo conocer a su hijo, que nació el año siguiente.

Fue uno de los grandes constructores de nuestra organización.
 
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/partido/sanchez-constructor-de-politica-obrera

lunes, 26 de septiembre de 2016

La crisis llegó al agronegocio

Bayer compro a Monsanto
 
22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Christian Rath

Bayer ha comprado a Monsanto por 57.000 millones de dólares. La nueva compañía se convertiría en la más grande del mundo, con una venta asegurada del 29 % de las semillas y el 24 % de los pesticidas a escala mundial.

Monsanto es el pulpo que se identifica históricamente con los organismos genéticamente modificados (OGM), en base al predominio de su maíz, soja, algodón y otros cultivos manipulados para ser resistentes a los herbicidas.

La fusión forma parte de un proceso de conjunto. En los últimos meses se han apareado ChemChina con la suiza Syngenta y Dupont ha acordado combinar sus departamentos de cultivos con Dow Chemical, como primer paso de una unión.

La nueva empresa Bayer llevaría a un extremo lo que ya es un agudo proceso de concentración.

La crisis capitalista

Las fusiones han sido dictadas por la crisis mundial. La sobreproducción ha provocado un derrumbe de los precios de las materias primas. Desde 2013 se han producido muchos más millones de toneladas de soja, maíz y trigo de lo que la población puede adquirir. La única opción que les ha quedado a las “cuatro grandes” es consolidarse con la expectativa de monopolizar aún más los mercados y descargar la crisis, vía nuevos ajustes, sobre los trabajadores.

Hasta la crisis de 2008, los gobiernos imperialistas y estas empresas fueron responsables de un gigantesco proceso de confiscación económica que afectó al conjunto de los trabajadores de todos los países. El precio de las materias primas alimenticias subió un 150% entre 2002 y 2008, sin ninguna relación con la oferta y la demanda de alimentos. El aumento tuvo características ferozmente especulativas -la inversión en índices vinculados con el negocio de las materias primas creció veinte veces entre 2003 y 2008.

En ningún lugar del mundo el aumento de salarios se aproximó a estos niveles de aumento de los alimentos. La baja que se operó después no volvió al punto de partida, pero continúa procesándose y afecta todo el circuito de la llamada nueva agricultura, caracterizada por la aplicación del capital financiero al campo en todos los órdenes -desde los fertilizantes y semillas hasta la comercialización, pasando por la siembra, el cuidado y la cosecha.

Una carrera que no se puede sostener


Ahora, la caída de los precios se produce en medio de costos crecientes para los productores. El gasto en semillas de cultivos se ha multiplicado por casi cuatro veces desde hace veinte años, cuando Monsanto comenzó a aparecer como la cara pública de estas variedades.

El rendimiento de los cultivos, en una proporción importante, no logra mantener el ritmo del aumento del costo de las semillas. Un productor norteamericano paga 85 dólares la bolsa de semillas de soja genéticamente modificadas, casi cinco veces lo que pagaba hace dos décadas. “En la próxima primavera boreal, ese productor planea sembrar muchos de sus campos de maíz y soja con semillas no biotecnológicas” (Wall Street Journal, 16/9).

Existe otro problema, que hacía aún más precaria la situación de Monsanto. Durante años logró enormes beneficios a través de la venta de su herbicida glifosato (conocido como Roundup) en conjunto con cultivos modificados genéticamente para resistir al glifosato (conocidos como Rondoup Ready). Esta transformación parece haber llegado a un límite: no solo en Estados Unidos sino en otra partes del mundo, cada vez más las malas hierbas desarrollan resistencia al glifosato y están provocando una loca carrera, aplicando más herbicida o buscando un reemplazo.

59 y 64% del mercado: ¿A dónde vamos?

Si todas las fusiones terminaran siendo aprobadas, las tres mayores compañías que quedarían en pie (Bayer, ChemChina Syngenta y Dow Dupont) venderán el 59% de las semillas patentadas en el mundo y el 64% de todos los pesticidas, y Bayer sola el 70% de las semillas de algodón en Estados Unidos. Va de suyo que los “tres grandes” agudizarán aún más su política actual de centrarse en los cultivos más rentables y hundir la biodiversidad agrícola. “A medida que estas industrias se consolidan, dirigen la investigación hacia lo que se supone que son los rubros que ofrecen mayores ganancias, productos básicos como el maíz o la soja”, denuncia un investigador (Howard, Universidad de Michigan, AFP, 16/9).

El monopolio y las patentes de semilla y pesticidas no son sólo insoportables para la cadena de valor agrícola, sino un peligro para la humanidad.

De cualquier modo, la fusión encierra la posibilidad de un nuevo capítulo de la crisis. El año pasado Monsanto quiso comprar Syngenta, el mayor productor de agroquímicos del mundo. Después de que el acuerdo fracasara, el CEO de Syngenta planteó la endeblez de las operaciones en curso por “la saturación de los mercados” y la “ausencia de innovaciones”. Se podría decir lo mismo de la fusión Bayer-Monsanto.

Una salida anticapitalista


Las fusiones fortalecen a los responsables de la catástrofe alimentaria internacional, que tiene una raíz capitalista y está directamente vinculada con la crisis mundial. Para atacar la crisis corresponde atacar al capital. La expropiación de las tierras -seguida de un arrendamiento masivo a cooperativas de chacareros y peones sin tierra- y de los grandes pulpos alimentarios y comercializadores responde a una necesidad general de los trabajadores para hacer frente a la crisis.
 
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/internacionales/la-crisis-llego-al-agronegocio

Barrick contamina con complicidad del Estado

22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Alicia Rodríguez

El Proyecto Veladero reportó un nuevo derrame de aguas cianuradas en la cuenca del río Jáchal.

Entre el momento en que ocurrió el hecho y su reporte a la comunidad habrían transcurrido 6 días, que sirvieron para enmascarar la escena del delito. Es lo que también ocurrió en el episodio anterior, hace justo un año. La Policía Minera contribuyó a tapar todo, como en otras ocasiones.

Aún sin un informe claro sobre lo que pasó, el gobernador se apresuró a decir que no había contaminación. Pero, si hubo derrame, hubo contaminación de las aguas subterráneas y superficiales.

La Came (Cámara de la Industria Minera) también avaló a la empresa.

Tratándose de ríos interjurisdiccionales, el Poder Ejecutivo Nacional, el ministro de Ambiente Sergio Bergman, y el de Energía y Minería, Juan José Aranguren, no pueden hacerse los distraídos.

Es interesante destacar que, en el derrame anterior, la Corte Suprema de Justicia dejó en manos del fuero penal provincial la tramitación de la causa, apartando al juez Sebastián Casanello. Fue así que una simple multa, decidida por el juez local Pablo Oritja, le dio licencia a la empresa para seguir con sus operaciones.

Los asambleístas de Jáchal se encontraban realizando una protesta con 5.000 personas, para denunciar la impunidad sobre el accidente anterior, cuando fueron anoticiados del nuevo derrame. Ahora están en alerta y en pie de lucha.

Fuera la Barrick, inmediata intervención de la mina bajo control de los trabajadores y de los vecinos de los pueblos de Iglesia y Jáchal, realización de un plan de remediación
 
Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/politicas/barrick-contamina-con-complicidad-del-estado

domingo, 25 de septiembre de 2016

Macri, la ONU y la igualdad de género

22 de septiembre de 2016 | #Prensa Obrera 1429 | Por Carla Deiana 
 
En su discurso en la ONU, el presidente Mauricio Macri quiso hacer gala de una “política de Estado en pos de la igualdad de género”.
 
Habló del camino de “empoderamiento de las mujeres” en la Argentina, para promover el ascenso de Susana Malcorra como Secretaria General de la ONU. La invocación de la igualdad de género que Macri emplea para apalancar a la canciller resulta ilustrativa de cómo la cuestión de la mujer es manipulada demagógicamente por los partidos de gobierno, para ocultar el contenido de clase de una orientación política.

La cooptación imperialista


Desde que la ONU estableció la Década de la Mujer en 1975 y la Unesco el Día de la Mujer en el 1977, el imperialismo se dio una política de cooptación creciente sobre los movimientos sociales que reivindicaban los derechos de la mujer, con el objetivo de desactivar el ascenso de lo que se conoció como la Segunda Ola en los años ‘60. El cenit de este proceso fue la IV Conferencia Mundial de la Mujer de Beijin del ´95, que galvanizó la institucionalización del feminismo de la igualdad.

De esta forma, se fue creando una constelación de ONGs que crecieron amparadas por subsidios del Banco Mundial y del BID, donde muchas de sus exponentes terminaron encumbradas como funcionarias.

La “feminización” de los Estados capitalistas y de las instituciones del imperialismo no ha redundando en la conquista de las reivindicaciones que reclaman la mayoría de las mujeres a nivel mundial, como lo demuestra la clandestinidad del aborto en la mitad del globo, el femicidio internacional y la expansión de la trata de personas.

Lo de Malcorra se inscribe en este terreno: imprimirle una pincelada de género a un organismo de dominación responsable de ocupar países, iniciar guerras, hambrear a los pueblos. El papel primordial de esta mujer como Jefa de Gabinete de BanKimoon, en el encubrimiento de crímenes de guerra de las tropas de ocupación francesas de la ONU contra niños y niñas de la República Centroafricana, es una desmentida brutal de la caracterización vulgar de que la mujer per ser ofrece garantías

(ver www.po.org.ar/prensaobrera/1417/politicas/malcorra-encubrio-crimenes-de-guerra)

Para las mujeres, nada

En su intervención, el presidente también reivindicó al Papa. Con ello dio una nueva señal, ahora en el ámbito diplomático, de que en la controversia desatada entre el Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales de la ONU y el Vaticano, en torno a la declaración de este organismo que estableció que la privación del derecho al aborto legal es una violación de los derechos humanos, el gobierno argentino estará del lado de la “santa sede”.

Macri también reivindicó el Plan Nacional de Acción contra la Violencia hacia las Mujeres que presentó recientemente en compañía de la feminista Fabiana Túñez. En contraste con el ampuloso anuncio, aún no se han puesto en marcha medidas mínimas, como la construcción de casas refugio o de centros integrales de la mujer, que se encuentran paralizadas, por caso, en la Ciudad de Buenos Aires continúa incumplida la Ley de creación de Centros Integrales de la Mujer. Si inaugura nuevos centros, el gobierno de Rodriguez Larreta prevé tercerizar su manejo en fundaciones privadas, con toda su carga tóxica reaccionaria y oscurantista.

Por la independencia política

La igualdad de género será conquistada por quienes luchan por la emancipación general de los explotados y oprimidos, no vendrá de la mano de aquellos que manipulan estas demandas mientras violentan sistemáticamente los elementales derechos de la mujer.

En las vísperas del Día Mundial de Acción por el Derecho al Aborto Legal y el XXXI Encuentro Nacional de Mujeres, desarrollemos la organización socialista de las mujeres contra la política del imperialismo y los gobiernos capitalistas.
 
Anotate para viajar al XXXI Encuentro Nacional de Mujeres con el Plenario de Trabajadoras

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1429/mujer/macri-la-onu-y-la-igualdad-de-genero
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero