The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 31 de octubre de 2016

El Teatro Colón y la gala de la lucha de clases

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Alfred

La vida en el Teatro Colón se pone al rojo vivo. Es que los trabajadores, además de haber sufrido muchos retrocesos en sus condiciones laborales (talleres desmantelados, un tercio de la planta con contrato de locación, pérdida salarial), ven cómo la veintena de puestos gerenciales obtienen sueldos por arriba de la estructura salarial histórica. Son, además, testigos de la puja de intereses capitalistas al interior del mismo: Darío Lopérfido, director artístico (cargo creado para él), quiere diluir el área escenotécnica en el ejecutivo y de esta manera tener a disposición su presupuesto, que representa las tres cuartas partes del total (una cifra fenomenal). Con esto, a través de su mano derecha, María Videla Rivero (directora ejecutiva), produce un choque interno con la directora general María Victoria Alcaraz.

La semana pasada, nuestro legislador Marcelo Ramal presentó un pedido de informes al Ejecutivo porteño para dejar en evidencia el fracaso "independentista" y "progresivo" de la ley de "autarquía". Entre otros puntos, se pide saber la cantidad de contratados, las condiciones de seguridad (hace un mes cayó al escenario parte de una escenografía), cantidad de obras propias antes y después del "master plan", entre otras cuestiones. Los mismos planteos llevó Ramal al debate sobre el presupuesto de Cultura en la Legislatura porteña. Con cifras en mano, los trabajadores deberán ir a fondo por denunciar y superar con su organización el vaciamiento del Teatro.

Es conveniente señalar el eje de la discusión: la ley que declara al Colón ente autárquico (aprobada en su momento por macristas y kirchneristas) no ha generado más que agresiones a los trabajadores, y ha sido la herramienta política de los empresarios y sus agentes en el reparto privado de la gigantesca caja del teatro. Este es el único alcance de la ley, y en esto no somos originales: numerosas salas de prestigio tienen los mismos problemas en otras partes del planeta. Mientras unos prefieren los casamientos en el teatro o producen videos de rockeros amigos, otros harán lo suyo con marcas de auto. Lo cierto es que se ha degradado absolutamente la fuerza laboral y la propuesta artística del Teatro.

Comienzan a gestarse de nuevo las asambleas, después de una feroz persecución sindical que ha golpeado severamente a la junta interna combativa de ATE. Será necesario señalar también el rol entreguista de la burocracia de Sutecba y mantener toda independencia de los intereses que atentan contra la cultura. Con la agenda de los trabajadores: salario mínimo igual a la canasta familiar, reapertura de las paritarias, pase a planta de todos los compañeros, abajo la ley de "autarquía", por una producción artística propia, de calidad y verdaderamente independiente, ¡fuera los apologistas de la dictadura militar del Teatro! 





Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/cultura/el-teatro-colon-y-la-gala-de-la-lucha-de-clases

Deutsche bank: el Lehman Brothers europeo


Nuevo salto en la bancarrota capitalista 
 


7 de octubre de 2016 | #1434 | Por Pablo Heller


El derrumbe accionario del Deutsche Bank ha encendido luces de alarma a nivel mundial. Es el banco más grande de Alemania y de Europa y tiene negocios compartidos con grandes agencias de inversión de las mayores plazas financieras del mundo, en particular de Inglaterra. En el mundo de las finanzas se empieza a hablar del “nuevo Lehman Brothers”, en alusión a la entidad que entró en bancarrota en 2008 y dio el puntapié inicial para el estallido de la crisis.

Un “Lehman Brothers europeo”, dejaría al borde de la bancarrota a bancos del Viejo Continente que se encuentran en una situación de fuerte debilidad, al punto que se los ha empezado a llamar el grupo de los “zombie banks”

Lucha interimperialista

Este anuncio se conoce en momentos en que asistimos a un recrudecimiento de las rivalidades y choques interimperialistas. La sanción, que le acaba de aplicar la Justicia estadounidense se produce apenas semanas después de que a Apple se le impusiera una multa de 13.000 millones de euros en Irlanda por elusión de impuestos, y su gobierno anunciara que estaba estudiando los casos de otras corporaciones americanas. Se ha interpretado a la multa de la Justicia estadounidense contra el Deutsche como una represalia frente a esta decisión adoptada en suelo europeo. Además, los tribunales norteamericanos venían de imponerle una multa multimillonaria a Wolksvagen por infringir en sus modelos las normas ecológicas en vigencia, lo que fue interpretado como una tentativa para poner un freno a la creciente competencia alemana en el mercado yanqui. Estos hechos son una señal inequívoca del auge de las tendencias proteccionistas y de la guerra comercial creciente en el corazón del capitalismo. Muy pocas semanas atrás, se conoció la noticia sobre el fracaso de las tratativas entre Estados Unidos y Europa en torno al tratado de libre comercio que se negociaba desde hacía varios años. El Brexit se inscribe en esa misma dirección.

Crisis capitalista

El Deustsche habría conseguido reducir la multa a una tercera parte en el marco de una negociación con la Justicia estadounidense. Pero está lejos de resolver la situación comprometida del banco, porque la multa es apenas la punta del iceberg.

El Deustsche cuenta con activos totales por 1,85 billones de euros contra apenas unos 56.000 millones de capital, una relación que apenas supera el 3 por ciento. Su estructura financiera es dermasiado débil, no sólo para afrontar la amenaza de esta sanción sino cualquier mínima necesidad de saneamiento: sus activos totales multiplican casi por 40 sus recursos propios de primera categoría. Esa extrema vulnerabilidad financiera -incluso en comparación con otros bancos del continente- se ha potenciado como consecuencia de la bancarrota capitalista. Europa arrastra una recesión y está al borde de la depresión. El parate ha multiplicado la cartera de créditos de dudosa cobrabilidad o directamente incobrables. Las empresas no pueden devolver los préstamos, que se fueron incrementando vertiginosamente debido a sucesivos refinanciamientos. Según los cálculos del FMI, el monto de la los créditos con riegos de cobrabilidad se aproxima a un billón de dólares.

Los bancos italianos se hunden bajo el peso de créditos dudosos. Se estima que las necesidades de recapitalización del Unicredit y del Monti dei Paschi oscilarían entre los 85.000 y los 100.000 millones de euros. España no ha logrado revertir las secuelas de su burbuja inmobiliaria y financiera, mientras Portugal debe hacer frente al colapso del banco Santo Espirito. El sistema bancario griego está al borde del abismo, pese a los sucesivos rescates.

Este cuadro se potencia con la generalización de los intereses negativos, fenómeno que ha terminado por socavar los márgenes de rentabilidad de los bancos y pone en jaque a todo el sistema financiero.
“Una de las fuentes de ingresos de los bancos consistió durante años en refinanciarse a corto plazo a tasas menores de las que exigían para prestar a largo plazo. La política monetaria del BCE puso todas las tasas muy cerca de 0% eliminando prácticamente ese negocio” (Clarín; 1/10).

El rescate

Una de las medidas a la que ha apelado la banca para contrarrestar la crisis es reducir sus costos operativos mediante recortes de personal y cierre de sucursales. El Commerzbank, el segundo banco alemán, ha despedido al 20% de su personal. Idéntica "racionalización" aplican el banco belga ING y la banca italiana. Ello ahonda la crisis social y el número de desocupados, pero no alcanza para revertir el descalabro. Las autoridades del BCE europeo plantean como salida una serie de fusiones. En esa línea , el gobierno alemán promueve la unión entre el Deutsche y el Commerzbank. Pero el remedio podría ser peor que la enfermedad, pues se trata de dos bancos en dificultades.

Este empantanamiento ha puesto en la orden del día la necesidad y urgencia de un rescate.
Pero, lejos de haber un criterio común, esta cuestión ha abierto una gran deliberación en las filas de la clase capitalista. Hay quienes proponen que el Estado socorra a los bancos, y se enfrentan con aquellos quienes plantean que los platos rotos deben pagarlos los propios accionistas y acreedores. Las normas en vigencia prohíben el uso de fondos públicos para el salvataje de los bancos. Esa reglamentación, votada hace sólo dos años, fue impulsada por el gobierno alemán, que no estaba dispuesto a cargar sobre sus espaldas el rescate económico de sus socios continentales. Además, abandonarlos a su propia suerte era una vía para acentuar el copamiento económico del continente, en pos de transformar a Europa en un protectorado alemán.

La alemana Merkel y su gobierno se ven enredados en un gran dilema. Si el Estado auxilia al Deutsche, sería imposible evitar el efecto contagio, pues en la lista de espera para un rescate está anotada una parte importante de la banca europea. Por lo pronto, el premier italiano reclama desesperadamente la inyección de fondos públicos para salvar a la banca de su país.El costo de ese rescate será pagado por los trabajadores mediante el aumento de la carga tributaria, del ajuste y una mayor carestía a partir de una expansión de la emisión monetaria. Precisamente por eso Merkel evita comprometerse con un salvataje, a sabiendas del rechazo que esto provoca entre la población

Pero si no se abre la canilla, el perjuicio puede resultar peor aún. Colocar el rescate en manos de los acreedores y los depositantes sería el pasaporte seguro a una quiebra, lo cual iría de la mano de un gran despojo y confiscación de los ahorristas. La caída de un banco de semejantes dimensiones desataría una corrida bancaria ingobernable y dejaría en la cornisa al conjunto del sistema financiero. El gobierno procura eludir estas opciones extremas, pero la demora en una definición podría conducir a que la salida a ese impasse sea impuesta por los ”mercados”.

La bancarrota capitalista hace su trabajo implacable de topo y se lleva puestos gobiernos y regímenes políticos enteros. Alemania no escapa a esta tendencia. Merkel y sus gobierno deberán probar si son capaces de pilotear una crisis de esta envergadura. El derrumbe de una institución emblemática como el Deutsche es un golpe a al corazón de la Unión Europea y al conjunto de las relaciones sociales capitalistas.
Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/internacionales/deutsche-bank-el-lehman-brothers-europeo

domingo, 30 de octubre de 2016

Histórica abstención en las elecciones municipales de Chile

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Vitoco La Rosa 
 
Una nueva etapa en la crisis política


La gran protagonista de la jornada fue la abstención. Con un abultado 65% alcanzó su mayor nivel desde la llegada de los gobiernos de la Concertación en los ‘90. Los candidatos electos con los porcentajes más altos apenas alcanzaron el 15% del padrón habilitado.

Se puso de manifiesto que la pretensión de la Concertación PDC-PS, de formar un gobierno del tipo de la Unidad Popular (que gobernó con Salvador Allende entre 1970 y 1973, cuando fue derrocado por el golpe de Augusto Pinochet -N. de R.) sobre los cimientos del pinochetismo, sumando al Partido Comunista para cooptar al movimiento de masas, fracasó. Asistimos al derrumbe de la coalición que pretendió abrir un “nuevo ciclo político” con un programa que se presentó como “reformista” pero, en la práctica, se redujo a una ampliación de los planes asistenciales mientras buscó rescatar a los capitales en crisis.
Ello quedó en claro con las millonarias inyecciones de recursos fiscales aplicadas para mantener en pie la educación privada y las AFP, dos de los principales pilares de la herencia dictatorial, jaqueados por la bancarrota capitalista mundial, empezando por la caída de los precios del cobre. Esto pesó con fuerza en las elecciones municipales, donde el plan de reformas del gobierno, y su expresión en las candidaturas locales, no cosecharon el entusiasmo popular.

Los principales medios han mostrado a la coalición de derecha como la “gran ganadora de la jornada”, pero en todos los municipios donde se impuso lo hizo con una bajísima votación. No estamos, entonces, ante una “derechización de la masas” sino ante el fracaso de la Nueva Mayoría. La derecha deberá demostrar ahora que tiene los recursos políticos para gobernar las administraciones locales, y someterse a la prueba del movimiento popular. En Santiago, el electo Alessandri ya ha declarado que bajo su gestión se aplicarán medidas tales como “colegio tomado, colegio desalojado”, en una abierta provocación al movimiento estudiantil.

El fenómeno Sharp

La principal “novedad” de esta municipal fue el triunfo de Jorge Sharp en Valparaíso. A pesar de que salió electo con sólo un 31% de la participación en su localidad (incluso por debajo del magro promedio nacional), la importancia de su triunfo radica en que se presentó como una “alternativa ciudadana” al “duopolio Nueva Mayoría – Chile Vamos” para sacar adelante un “gobierno participativo”. Es una manifestación de importante desapego de los votantes hacia los bloques y partidos que han dominado estas últimas décadas.

Los casos de corrupción que involucraron el desfalco de recursos del municipio, el negligente actuar frente a los incendios forestales de la zona que arrasaron con poblaciones obreras completas y los nexos de negocios entre el municipio y los interés inmobiliarios detrás de los proyectos de privatización en el borde costero, fueron el caldo de cultivo para que emergiera la candidatura de Sharp.

El Movimiento Autonomista levantó dicha candidatura dentro del Pacto de La Matriz, donde confluyen con diferentes organizaciones locales de pobladores organizados por la reconstrucción posterior a los incendios, pequeños propietarios de las zonas en contra de la privatización de las zonas costeras, artistas, profesionales, académicos e intelectuales y sectores del movimiento estudiantil, la ANEF y el Colegio de Profesores que lograron desapegarse de la cooptación del PC en el último periodo.

La izquierda

A partir de este triunfo, se vuelve a configurar, con viejos y nuevos rostros (a la cabeza de esta iniciativa de “frente amplio” se coloca el Partido Humanista) la intentona de dar vida a un frentismo de características democratizantes, ubicado como el flanco izquierda de la Concertación. Los antecedentes más inmediatos de estas coaliciones se encuentran en el otrora Juntos Podemos, que se desarmó con la integración del PC a la Concertación, y el fallido acuerdo que aglutinó a gran parte de las organizaciones que buscaron un frente amplio en la pasada presidencial, con la candidatura de Marcel Claude.El común denominador de sus planteos consiste en una depuración del personal de las actuales, sin alterar a fondo el orden económico, social e institucional plantado por el pinochetismo –y que han respetado todos los que gobernaron después de la dictadura. Su remoción definitiva exige de una transformación social dirigida por los trabajadores.

En el seno de la izquierda revolucionaria es urgente desarrollar un debate tomando en cuenta los últimos acontecimientos. El derrumbe de la herencia pinochetista y de todos los partidos que la defienden, ha comenzado a abrir una grieta, que le abre a la izquierda revolucionaria un gran campo de acción política.

Es necesario impulsar la lucha independiente de los trabajadores y desarrollar una oposición estratégica a los partidos defensores del régimen actual, incluida la centroizquierda, alrededor de un programa de transformación revolucionaria de la sociedad bajo la dirección de la clase obrera y el planteo central de una Asamblea Constituyente libre y soberana para discutir una reorganización integral del país sobre nuevas bases sociales.
 
 Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/internacionales/historica-abstencion-en-las-elecciones-municipales-de-chile

Parque Las Heras y Barracas, actividades por Mariano

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Partido Obrero

A seis años del crimen, 500 compañeros del PO se dieron cita en la esquina de Perdriel y Luján, en el barrio de Barracas, donde Mariano fue asesinado. Durante el emotivo homenaje hablaron Jorge Altamira y Gabriel Solano. 

Solano denunció el operativo de impunidad que incluyó la cárcel domiciliaria para Pedraza. Altamira agregó que “el kirchnerismo, que se adjudica el proceso judicial, no reclama la perpetua a Pedraza ni movilizó cuando le otorgaron la cárcel domiciliaria porque la burocracia sindical es una pieza fundamental para el Frente Ciudadano con el cual pretenden ‘enfrentar al macrismo”.


El domingo 23, por su parte, se hizo un importante festival en Parque Las Heras con la participación de numerosas bandas (entre ellas Las Manos de Filippi). Finalizado el festival, una columna de 500 personas marchó hasta la torre de lujo donde vive Pedraza actualmente, a 300 metros del parque. Allí habló el presidente de la FUBA y dirigente de la UJS-PO, Julián Asiner, convocando a la juventud a continuar la lucha para acabar con la impunidad, por cárcel común a Pedraza y para echar a la burocracia de los sindicatos.





Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/mariano-ferreyra/parque-las-heras-y-barracas-actividades-por-mariano

sábado, 29 de octubre de 2016

Las mentiras de la fiscal Caamaño

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Antonia Torrebruna - Jacyn

“La gente del Partido Obrero no colaboró mucho”, fueron las palabras con las que comenzó su diatriba contra el PO la fiscal Cristina Caamaño en el programa El caballero de la noche, por radio Del Plata, el día que se cumplían seis años del asesinato de Mariano Ferreyra. Caamaño fue la fiscal que investigó el crimen de Mariano en una primera instancia, hasta que la jueza Wilma López la desplazó de la tarea y la tomó a su cargo, debido a la airada protesta de los dirigentes del PO por la escalada de ataques de la funcionaria contra nuestra organzación. Su encono contra el PO se mostró de manera abierta no bien ocurrido el crimen, en sintonía con los ataques del gobierno y sus alcahuetes contra el partido de Mariano.

“El Partido Obrero no quería venir a declarar, un colaborador me explicaba: son de izquierda, no creen en la Justicia”, dijo, en una tergiversación de los planteos del PO, que apenas ocurrido el ataque criminal de la patota de José Pedraza (modelo de “sindicalismo que construye”, en palabras de CFK) puso todas sus energías y recursos para que los culpables del crimen fueran presos.

El asunto no es si el PO “cree” o “no cree” en la Justicia. La investigación de Caamaño se detuvo en el umbral de las responsabilidades políticas y empresariales, a las cuales dejó deliberadamente afuera de la pesquisa. Las responsabilidades de Aníbal Fernández por la “zona liberada” de Barracas, el “asesoramiento” del ministro Tomada a su “José querido”, los “permisos gremiales” que la empresa puso a disposición de la burocracia para que reclutara a su patota en los talleres de Remedios de Escalada, los enjuagues con fondos públicos de empresarios, funcionarios de la Secretaría de Transporte y Pedraza, entre tantos otros, quedaron afuera de “su” investigación. ¡Los negociados de Pedraza siguen impunes!

“Los abogados del PO eran bastante insufribles, todo el tiempo obstaculizaban”, agregó Caamaño a su lista de calumnias. El equipo legal del Partido Obrero impulsó hacia adelante la querella contra los miembros de la patota y los sindicalistas que fueron autores intelectuales del crimen, contra los funcionarios y los empresarios que fueron cómplices con una rigurosidad sin fisuras. Su aporte a la causa es una de las razones por las que se llegó a condenar a los asesinos.

A las pocas horas de ocurrido el asesinato de Mariano, el PO reunió a los militantes que habían participado de la movilización en Barracas para recabar toda la información posible y aportarla a la Justicia. La fiscal lo tuvo que admitir durante la entrevista. También, nuestros compañeros de los talleres de Escalada aportaron sus testimonios, a pesar de tener que convivir con los patoteros. La jefa de Caamaño, Nilda Garré, ordenó la judicialización de los compañeros ferroviarios de Mariano invocando pruebas inexistentes, mientras el gobierno kirchnerista negaba a los tercerizados su pase a planta permanente. Las diatribas de Caamaño retratan una miseria personal y política realmente profunda.

“El gobierno nos mandó un testigo clave, no era ferroviario y acompañó con su testimonio la causa”. Así se refiere Caamaño a Alejandro Benítez. El “testigo de Néstor”, como lo llaman los camporistas -que no vinieron a las movilizaciones hasta el día de la sentencia- era parte de la patota que atacó a los tercerizados. Benítez formaba parte de los círculos políticos del pejotismo y la burocracia, del mismo modo que Cristian Favale. Apareció cuando era evidente el fracaso de la tentativa oficial de igualar en un “enfrentamiento” a víctimas y victimarios. El mismo día del crimen de Mariano, los dirigentes del PO solicitaron formalmente una entrevista con la presidenta, que ésta rechazó.

¿Es necesario recordarle a la calumniadora oficial que Pedraza era un aliado estratégico del gobierno K, al igual que “Caballo” Suárez y Gerardo “Batallón 601” Martínez? ¿De qué habla Caamaño? Por lo pronto, en la entrevista no abrió la boca sobre la “prisión domiciliaria” que Pedraza goza en una torre de Palermo, que sólo el PO y sus “insufribles” abogados denunciamos como impunidad.

Ninguna infamia podrá borrar la intervención fundamental del Partido Obrero, sus abogados y sus militantes en la condena de Pedraza y su afán por obtener justicia por el crimen de Mariano Ferreyra.

 

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/mariano-ferreyra/las-mentiras-de-la-fiscal-caamano

Pacto contra el salario y el derecho al trabajo

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Partido Obrero

La tregua indefinida que la CGT le ha concedido al gobierno ha sumado a otros aliados: los “movimientos sociales” dirigidos por kirchneristas e “izquierdistas”, que han decidido ser la pata asistencial del ajuste oficial.

En vez de enfrentar el ajuste, censarán a los hijos de los ajustados.

En vez de pelear para que los planes sean salarios y puestos de trabajo, se aferrarán a la misérrima asistencia social que inventó el kirchnerismo -y recoge el macrismo- de cara a la pobreza generalizada que provocaron sus políticas.
Mientras tanto, progresan los tarifazos en la luz, los subtes y las naftas. Y de la mano de la crisis industrial, los despidos y suspensiones en las fábricas.

Este pacto contra el salario y el derecho al trabajo ha sido bendecido -literalmente- en el Vaticano. El precio que se cobra el clero por esta “concertación” reaccionaria es otra escalada contra los derechos de las mujeres.

A despecho de lo anterior, el clasismo, la izquierda y los luchadores pelean por quebrar esta tregua nefasta.
El 28, el Polo Obrero y otros movimientos piqueteros ganaron las calles por el derecho al trabajo y contra la miseria salarial.

Ese mismo día, el clasismo se movilizó para denunciar el pacto de la burocracia con el gobierno y las patronales, y plantear una perspectiva de lucha. 

 


El 19 de noviembre, todos ellos, junto al Frente de Izquierda, irán a Atlanta para convertir a esa lucha en alternativa política. 



Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/politicas/pacto-contra-el-salario-y-el-derecho-al-aborto

viernes, 28 de octubre de 2016

La “coalición del ajuste” y sus crisis

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Corresponsal

Por primera vez bajo el macrismo, se cae una sesión de Diputados

La coalición que viene acompañando el ajuste del gobierno de Macri desde el pacto con los fondos buitres, perdió la votación por una ley decisiva en el nuevo esquema que el macrismo pergeña con la patria contratista. Por ella, el decreto con el cual el kirchnerismo repartió a discreción la obra pública con De Vido y José López, se transformaría ahora en ley, con el agravante de eludir licitaciones, adjudicar de manera directa, evitar controles establecidos en la ley de obras públicas y peajes, permitir el pago en moneda extranjera, remover el “compre nacional” y, por fin, hacer cargo al Estado de todas las responsabilidades en los pasivos ambientales. Es la corrupción hecha ley, a la medida de pactos como el de YPF-Chevron o los contratos de Lázaro Báez, que hoy tienen expresión en el soterramiento del Sarmiento con las contratistas ligadas a Macri.

La derrota se explica por divisiones en el FR y la abstención de Progresistas. El Partido Obrero tuvo un dictamen en contra que defendió Pablo López y, desde luego, con el FIT, fue parte de los votos que voltearon el tratamiento, por 107 a 106 votos.


Luego de la implosión de la alianza Cambiemos (denuncia de Carrió de por medio) en torno a la ley de Ministerio Público, por la cual se ponía al Procurador fiscal como un apéndice del Presidente en ejercicio y se repartían las nuevas fiscalías entre el oficialismo y el Frente Renovador de Massa, -es decir que se reemplazaba a la camarilla kirchnerista por otra-, este fracaso es un nuevo escenario de crisis política.

El primer eslabón de esta crisis al interior de “Cambiemos” tuvo lugar con la Reforma Electoral, al ser anulado el corralito en las PASO que impide cortar boleta, y al rechazarse la ampliación del número de diputados por provincia que pretendía el PRO. Lo primero fue bochado por Bossio y los partidos provinciales; lo segundo, por la UCR misma.

El telón de fondo de estos crujidos es el empantanamiento económico, el agravamiento de la recesión, los naftazos y el endeudamiento creciente. En ese cuadro, fracasa el intento del macrismo de superar la coalición a la carta con poderes especiales, ya sea para el manejo de la Justicia o ya sea para la obra pública. Los aliados saben que esos poderes van en contra de su intento de arrancarle parte del manejo del aparato del Estado. En cambio, la coalición funciona a la hora de contener los reclamos obreros, y con la CGT como protagonista. La reciente “Mesa de Concertación” es un corset a los trabajadores, contra posibles rebeliones desde abajo. Pero la crisis por arriba expone las debilidades del gobierno para llevar adelante las tareas reclamadas en los foros empresariales. Más temprano que tarde, serán los trabajadores los que rompan la tregua, saliendo a luchar por sus reivindicaciones. El clasismo se moviliza el próximo viernes 28 al Ministerio de Trabajo y el FIT convoca a Atlanta, para que los trabajadores se constituyan en alternativa política.






Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/politicas/la-coalicion-del-ajuste-y-sus-crisis

El 28, el sindicalismo combativo al Ministerio de Trabajo

27 de octubre de 2016 | #1434 | Por Varias Firmas
 
Convocatoria

Extractos de la declaración

El levantamiento definitivo del “paro sin fecha”, a cambio de un bono miserable de cobro incierto (muchos empresarios han declarado que no lo pagarán; y lo mismo vale para los gobernadores) es una completa entrega de los reclamos obreros que acentúa la necesidad de un paro nacional y un plan de lucha.

El llamado “Dialogo para la Producción y el Trabajo”, no dio solución real a ninguno de los problemas del movimiento obrero, en cambio sí incorporó a futuras reuniones los proyectos de flexibilización laboral reclamados por las patronales y una nueva modificación de la ley de ART en desmedro de los trabajadores.

El deterioro del poder adquisitivo de los salarios, la embestida de las patronales buscando aumentar los ritmos de trabajo y peores condiciones laborales, que se suma a los despidos y suspensiones, los tarifazos y al mantenimiento del impuesto al salario, ha llevado a 14 millones de trabajadores a salarios por debajo de la línea de pobreza; razones más que sobradas para una medida de lucha nacional que la dirigencia de la CGT abandonó por completo.

Los ataques que han sufrido sindicatos y dirigentes antiburocráticos que han salido a enfrentar el ajuste y la flexibilización laboral forman parte de esta ofensiva. El desafuero a los dirigentes del Sutef de Tierra del Fuego como ahora el encarcelamiento de once representantes sindicales y afiliados opositores antiburocráticos de la UTA de Salta por defender derechos elementales de los choferes, y a quienes se los pretende condenar con penas de hasta 25 años de prisión, deben ser enfrentados vigorosamente.

La parálisis de la CGT deja pasar el brutal ajuste en curso. Las CTAs, por su lado, llaman a una jornada de protesta para el 4 de noviembre como una acción menor a las llamadas anteriormente, no unificando la pelea en los gremios docentes y estatales y quedando muy lejos de actuar en función de un plan de lucha.

Luego de todas las acciones realizadas por el sindicalismo combativo por abrir un camino de lucha independiente para enfrentar el ajuste (marcha del 9 de agosto, columna independiente en la Marcha Federal), los sindicatos, comisiones internas, cuerpos de delegados y agrupaciones antiburocráticos denunciamos este curso de capitulación y levantamos nuevamente la necesidad de un inmediato paro nacional activo y un plan de lucha para derrotar el ataque de Macri y los gobernadores a los trabajadores. Con este propósito convocamos a todos los trabajadores y organizaciones de lucha a un acto el próximo viernes 28 de octubre a las 16 horas, frente a la sede del Ministerio de Trabajo (Alem).

Firmas: Alejandro Crespo, secretario general Sutna; Rubén "Pollo" Sobrero, secretario general Unión Ferroviaria Oeste; Guillermo Pacagnini, Secretario General de Cicop y Secretario Gremial de Fesprosa; Víctor Grosi, secretario general Sitraic; Ileana Celotto, secretaria general AGD-UBA; Romina Del Pla, secretaria general Suteba La Matanza; Jorge Adaro, secretario general Ademys; Adriana Astolfo, secretaria general Adosac Pico Truncado; Amelia García, secretaria General Suteba La Plata; Daniel Rapanelli, secretario General Suteba Ensenada; Antonio Roselló, secretario adjunto Conadu Histórica; Graciela Calderón, secretaria general adjunta Suteba La Matanza; Gabriel Lubo, secretario adjunto Ademys; Rubén Schoffrin, secretario adjunto Sipreba; Guillermo García, Secretario Adjunto Suteba La Plata; Mariano Veiga, Secretario Gremial Asociación Gremial Hospital Moyano (AGIHM); Silvia Fernández, secretaria gremial Suteba Tigre; Pablo Almeida, delegado general ATE Ministerio de Economía; Edgardo Castro, delegado general ATE Subsecretaría de Trabajo Caba; Eduardo Bunster, delegado general ATE Enre; Pablo Viñas, delegado general Comisión Interna AGR Clarín; Eduardo Viceiro, delegado adjunto ATE Ministerio de Economía; Edgardo Reynoso, comisión de reclamos del Ferrocarril Sarmiento; Olga Villareal y Diana Thom, directivas Suteba Quilmes; César Latorre, delegado general Hospital Italiano, Atsa; Pablo Eibuszyc, delegado Foetra y congresal Fatel; Viviana Carranza, delegada y congresal Foetra/Fatel; Cristian Paletti, delegado Subte Agtsyp; Juan Bonatto, secretario de Derechos Humanos, AJB La Plata; Pablo Busch, delegado Comisión Interna Unilever.

Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/sindicales/el-28-el-sindicalismo-combativo-al-ministerio-de-trabajo

jueves, 27 de octubre de 2016

Del “salvemos a Cristina” al “salvemos a Macri”

27 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1434 | Por Gabriel Solano

Las estadísticas que se dieron a conocer en los últimos días no dejan lugar a dudas sobre la profundización de la recesión económica y del crecimiento de la pobreza.
En agosto, la actividad sufrió un nuevo retroceso, esta vez del 2,6%, lo que suma 13 meses consecutivos de caída de la actividad. Durante septiembre, las ventas cayeron un 7,3%, la segunda de las peores bajas del año.


Con excepción de los bancos, que consiguieron ganancias extraordinarias, primero con la devaluación y luego con las tasas usuarias que ofrece el BCRA, el retroceso es generalizado en la industria, la construcción y el comercio. 
 
La retracción económica se manifiesta también en el comercio exterior, con una caída que alcanza tanto a las exportaciones como a las importaciones. Crece la opinión de que el crecimiento pronosticado por el gobierno para 2017 convierte al proyecto de Presupuesto en un dibujo.

La contraparte del retroceso económico es el crecimiento de la pobreza. La caída de las ventas está asociada a la desvalorización del salario, que por las paritarias a la baja perdió entre 10 y 15%. Este retroceso -consecuencia directa del impacto inflacionario de la devaluación, la eliminación de retenciones dispuesta por el macrismo y el tarifazo- impacta en una clase obrera que concluyó la década kirchnerista en condiciones de pobreza generalizada. Según el Indec, la mitad de los trabajadores urbanos tiene ingresos inferiores a los 8.000 pesos; y el 30% (unos 5 millones de asalariados) no alcanza a los 5.300. La “herencia recibida” ha sido agravada por el ajuste capitalista en marcha, que significó una transferencia enorme de riqueza de los trabajadores hacia los capitalistas.

Contención

El crecimiento generalizado de la pobreza, que alcanza a buena parte de la clase obrera, ha convertido a la Argentina en un polvorín social. El temor a un estallido ha disparado un operativo político inusitado de contención, que no se limita a la CGT; además abarca a los movimientos sociales orientados por fuerzas ligadas al centroizquierda, el pejotismo, el massismo y el kirchnerismo.

El llamado “triunvirato piquetero”, que se conformó en espejo al triunvirato de la burocracia de la CGT, persigue el propósito indisimulado de contención frente al agravamiento del ajuste en marcha. Los propios dirigentes “piqueteros” han declarado que quieren evitar un estallido social. El más explícito fue Emilio Pérsico, del Movimiento Evita. Invirtiendo la máxima de Mao, le propuso al gobierno que “riegue la pradera” (entregando asistencia social para que la administre el propio Movimiento Evita, claro) de modo de evitar que una chispa la incendie. A la luz de esto habría que rebautizarlo “triunvirato de bomberos”. El acuerdo sellado con Carolina Stanley, para relevar a futuros beneficiarios de la AUH, convierte a las organizaciones sociales en una dependencia del Ministerio de Desarrollo Social.

Todo este proceso de contención para que pase el ajuste fue gestado por el activismo febril del clero y, en particular, del Papa. Uno de los objetivos de la acción clerical es colocar a los movimientos sociales bajo la égida de la burocracia sindical. Quieren evitar que se repita la experiencia de los ‘90. Entonces, los trabajadores respondieron al crecimiento de la pobreza y la desocupación poniendo en pie un movimiento piquetero que desafió a los punteros de los partidos patronales en los barrios y cuestionó el dominio de la burocracia sobre los sindicatos. La pata “espiritual” de la clase capitalista actúa con mayor conciencia de la situación que los partidos tradicionales y las cámaras empresariales. Del “salvemos a Cristina” pasamos al “salvemos a Macri”.

Este protagonismo del clero le ha permitido alcanzar un peso decisivo en la situación política del país, y pasar a cobrar por anticipado. María Eugenia Vidal acaba de frenar la aplicación de la guía para el aborto no punible que había dispuesto su propio Ministerio de Salud. Su gobierno está infiltrado por el Opus Dei, que maneja, por ejemplo, al Secretario Legal y Técnico, o sea al dueño de la lapicera. Para el clero, evitar un resurgir de un movimiento independiente en los barrios hace a su propia subsistencia. El protagonismo directo de las compañeras en el movimiento piquetero cuestiona las bases mismas del dominio oscurantista, que tiene por fundamento último la opresión de la mujer.

Lucha política

La participación de este ‘triunvirato de bomberos’ en la contención social del macrismo y del clero es una de las formas de colaboración de la oposición patronal con el ajuste en marcha. No es casual, por lo tanto, que el pasaje de Barrios de Pie a esta colaboración con el macrismo tenga como correlato la incorporación de Libres del Sur y Stolbizer a una alianza con Massa y el Frente Renovador.

Otro tanto ocurre con el Movimiento Evita y los kirchneristas de la CTEP. La participación de estos sectores en la marcha de Yasky y Michelli del próximo 4 de noviembre convierte a la CTA en una variante del blindaje empresarial-clerical dal macrismo.

La lucha contra el ajuste reclama una estrategia política basada en la independencia de clase. Los “frentes ciudadanos” con los burócratas de la CGT o los movimientos sociales cooptados por el clero son el camino de la derrota. Más aún cuando el llamado llega hasta Massa y Pichetto, que levantaron sus manos para aprobar el pacto con los fondos buitres y otras leyes del macrismo.

El Partido Obrero inscribe el acto del Frente de Izquierda en Atlanta del próximo 19 de noviembre en esa perspectiva. La manifestación masiva que el Polo Obrero realizará el viernes 28 de octubre, y la acción del clasismo para ese mismo día en el Ministerio de Trabajo, se inscriben dentro de una lucha contra el ajuste, denunciando la tregua de la burocracia sindical y la contención social armada por el clero y los partidos patronales.

La masividad que alcance el acto de Atlanta será un pronunciamiento para desarrollar una alternativa política de los trabajadores. 




Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1434/politicas/del-salvemos-a-cristina-al-salvemos-a-macri

miércoles, 26 de octubre de 2016

Las Fuerzas Armadas y la represión interior

20 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1433 | Por Alejandro Guerrero

La intención de movilizar militares a las fronteras para “la lucha contra el narcotráfico”, anunciada por el gobierno, puede tener cualquier propósito menos el que se anuncia: por ejemplo, los asesinos de Lucía vendían drogas en proximidades de colegios, a la vista de todos, protegidos por la policía y por el municipio de General Pueyrredón; el jefe de la policía bonaerense está denunciado por sus vínculos con narcotraficantes y las causas contra gendarmes por el mismo delito acumulan cerros de expedientes. Jueces, policías, funcionarios de todos los niveles, intendentes, punteros políticos y las fuerzas de seguridad están tomados por el narcotráfico e incluso lo están gobiernos enteros, como ocurre en Santa Fe. Por eso, ir a buscar narcotraficantes a la frontera es un absurdo, un bluff para ingenuos.

En cambio, como dice La Nación (17/10) la creación de un organismo coordinador entre Seguridad, Migraciones, Cancillería y Defensa “hará más poderosa a la ministra Patricia Bullrich”; es decir, a la autora del protocolo represivo contra cualquier movilización popular. Al mismo tiempo, subrepticiamente, se reinstala a las Fuerzas Armadas en funciones de represión interior, se quiere blanquear y dar fuerza de ley a lo que el kirchnerismo hizo clandestinamente mediante el aparato de inteligencia del genocida César Milani. Hay una continuidad casi lineal con el gobierno K, que ya les había dado a los militares un lugar en la política que no tenían desde 1983.

La idea de emplear militares en la represión interior ya había sido diseñada por el ministro de Defensa de Cristina Kirchner, Agustín Rossi, con Milani: fue el operativo Fortín II, por el cual tropas del Ejército marcharon a provincias también para “combatir al narcotráfico”. Fue una operación ilegal, prohibida por ley. Ahora, en cambio, se intenta que una nueva legalidad habilite jurídicamente aquella medida kirchnerista. Previamente (sorpresas te da la vida) el actual ministro de Defensa, Julio Martínez, había replegado a los miles de soldados enviados a la frontera por el gobierno K.

La Doctrina de Seguridad Nacional

Ahora bien, el verdadero debate es el que empieza a instalar Carlos Pagni desde su columna en La Nación (17/10): “El decreto Kirchner/Garré (el 727, que prohíbe a los militares actuar en la represión interior) atrasa varios años. Sólo concibe que los militares luchen contra otros ejércitos estatales”. Al señalar además el “límite borroso” entre seguridad interior y exterior, el columnista insinúa un retorno a la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN).

Se debe recordar también que aun desde el punto de vista de la legalidad burguesa, las Fuerzas Armadas no se preparan doctrinariamente para actuar de policía interior: su doctrina es la del aniquilamiento, la doctrina de la guerra, no la “corrección” de ciudadanos descarriados mediante el garrote policial. La militarización de la supuesta lucha contra el narcotráfico no es tal, porque al narcotráfico lo tienen adentro, el narcotráfico es el Estado. Toda militarización se vuelve contra el pueblo argentino.

Como se ve, la lucha por pan y trabajo, la lucha de los jóvenes y de las mujeres, deberá librar una fuerte batalla democrática contra esta reacción en toda la línea del Estado de los capitalistas.
 

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1433/politicas/las-fuerzas-armadas-y-la-represion-interior

Venezuela: una ‘mediación’ tardía y reaccionaria

25 de octubre de 2016 | Por Jorge Altamira

 
Contra lo que sostiene una opinión difundida, ni el Vaticano ni Bergoglio han sido muy afortunados en sus ‘mediaciones’ internacionales. El último fiasco lo constituyó el rechazo, por medio de un referendo, al ‘plan de paz’ en Colombia, que habían avalado nada menos que Obama, Raúl Castro, el Vaticano y hasta Nicolás Maduro. Las ‘mediaciones’, en el caso de Venezuela, han fracasado en varios formatos, unas tras otras. Tampoco dio resultado la injerencia del Papa en el conflicto entre Israel y la Autoridad Palestina. Sin pretensiones supersticiosas, habría que tocar madera en lo relativo a la reanudación de relaciones diplomáticas entre EEUU y Cuba, donde se adjudica a Francisco un papel eminente, porque el bloqueo aún no ha sido levantado, ni hay señales de que ocurra en lo inmediato, mientras la prensa internacional está ventilando una negociación en curso de Cuba con China y por sobre todo con Rusia para instalar bases militares en la Isla Grande del Caribe. Después que el presidente de Filipinas anunciara una ‘separación’ de su país de EEUU, el tablero diplomático es proclive a cambiar en cualquier dirección. Que lo digan, si no, Rusia-Turquía-EEUU, con sus blancos móviles en el Medio Oriente.

Con estos antecedentes precarios, Bergoglio se ha lanzado a una mediación final en la crisis de Venezuela, aunque no haya puesto la cara para sellar el trámite. Lo que para Página 12 culminaría una gestión de un par de días, para The Wall Street Journal fue un anuncio improvisado en un par de horas. Lo fundamental no lo ha dicho nadie, a saber, si es una mediación para contener un desenlace inminente del enfrentamiento político en Venezuela -o para precipitarlo. Por de pronto, la nueva negociación tendrá lugar lejos de Caracas, aunque tampoco la Isla Margarita asegura un ambiente sosegado. La mayoría de los representantes de peso de la oposición de derecha ha calificado al intento de tardío y carente de contenido, pues parte de una decisión del gobierno de anular cualquier posibilidad de ejercicio de referendo revocatorio del mandato de Maduro, que ha incluido, en los últimos días, el desconocimiento de la Asamblea Nacional controlada por la oposición. Maduro acaba de aprobar el Presupuesto 2017 por decreto. La llamada ‘ala dura’ del chavismo tampoco lo bendice -simplemente porque no tiene contemplada ninguna concesión a los reclamos de esa oposición, y recela de los conciliábulos entre los mediadores a sus espaldas. Si la división del oficialismo se ratifica, la ‘mediación’ podría acabar pariendo un cambio de gobierno. El aislamiento del chavismo es completo en todos los planos -político, social y financiero.

Ningún comentarista especializado destaca la ausencia de la mesa de uno de los protagonistas de mayor peso en esta crisis: los acreedores internacionales de Venezuela. La negociación deberá, sin embargo, satisfacer la posición de estos acreedores -antes que nada. En las últimas semanas, la estatal de petróleo, Pdvsa, ha intentado en vano obtener un canje de deuda, que vence en noviembre -del orden de los u$s 5500 millones, sobre una deuda de conjunto con acreedores privados de u$s 45 mil millones. Ha contratado para desarrollar el canje al Crédit Suisse, sin éxito. El chavismo ha pagado escrupulosamente, hasta ahora, los vencimientos de capital e intereses a los fondos internacionales, a costa de un freno al gasto de mantenimiento y a las inversiones de Pdvsa. Algún comentarista recordó que esto ya lo había hecho Ceaucescu, en Rumania, en la década del 80 del siglo pasado: tuvo un éxito memorable, porque logró, a costa de una hambruna, reducir a cero la deuda externa, para acabar ante un pelotón de fusilamiento en medio de una revolución popular.

El pago de la deuda en Venezuela ha redundado en una caída de la producción y en un ‘defol’ con los acreedores locales. Las empresas extranjeras de servicios tecnológicos han salido del país. Las operaciones comunes con empresas extranjeras están paralizadas. Un fallo del estado de Delaware acaba de condenar a Venezuela a pagar u$s 3 mil millones por la nacionalización de la minera Cristalex, anticipando lo que ocurrirá en caso de que se quiera ‘defaultear’ la deuda externa. La prioridad otorgada al pago de la deuda externa ha redundado en la caída de un 60% de la importación de alimentos y de componentes para la producción industrial. The Wall Street Journal ‘admite’ que una razón para rechazar el canje de deuda propuesta por el gobierno (que reconoce como muy ‘generosa’) es la expectativa de los acreedores en “un cambio de gobierno”. La suma de la deuda externa de Pdvsa y de la administración nacional es de alrededor de u$s 80 mil millones, sin considerar la deuda con China, que es pagada con exportación de crudo, y que por lo tanto no reporta ingreso divisas. Venezuela se encuentra negociando la deuda contraída con China.

El ajuste forzado impuesto por la carga de la deuda externa es acompañado por otro más ‘clásico’. Los ‘tour’ de compras a los estados fronterizos de Colombia han dado paso a la liberalización de las importaciones en seis de esos estados, y por lo tanto a la liquidación de los controles de precios y de los precios máximos. Las góndolas han dejado de estar vacías, aunque a precios siderales respecto al salario. El propósito sería extender el proceso en forma paulatina a todo el país; el BCV intenta acompañar con un ritmo menor de emisión monetaria. Como ha ocurrido con el kirchnerismo, en Argentina, el perfil macrista del ajuste empieza a cobrar forma bajo el chavismo.

Es posible describir los términos de un acuerdo hipotético en Margarita. De menor a mayor, el chavismo reconocería, por lo menos, la soberanía de la Asamblea Nacional, con la cual debería acordar el Presupuesto. Nada menos que definir la política económica de un país quebrado y una inflación del 600% anual - con los hermanos caribeños de Macri, Temer, Duarte, Santos y el ‘peruano’ Kuczynski. La viabilidad de un acuerdo que levante los ‘cepos’ dependería de la obtención de financiamiento internacional y de los condicionamientos políticos de esta financiación. La derecha concedería reportar el revocatorio al año que viene, pero a cambio de modificaciones en el poder judicial electoral. Incluso aceptaría la anulación sin más del revocatorio a cambio de un adelantamiento de elecciones presidenciales para fines de 2017. Un paquete de estas características implicaría, por lo menos, la sustitución de Maduro por su propio vice. El pacto establecería la intangibilidad de las FFAA y el alto mando chavista.

Como sea, incluso un acuerdo básico de estas características haría saltar las costuras tanto del chavismo como de la oposición de derecha. Colombia sirve de ejemplo, porque la derrota del Sí al plan de paz tuvo poco que ver con las críticas o rechazos a la llamada “justicia transicional” que se había concebido para las Farc, y mucho más con la disputa de poder dentro de la oligarquía de Colombia, entre los representantes del capital financiero, en la figura de Santos, de un lado, y de la mafia de acaparadores de tierras, en cabeza de Uribe, por el otro.

Es difícil asegurar si el apresuramiento mediador de la curia vaticana responde al temor de que la convocatoria de la derecha a una ‘ocupación de ciudades’, para el miércoles 25, se convierta en una rebelión popular que sea reprimida por las fuerzas armadas, pero si ello ocurre la propia mediación saltará por los aires. En Venezuela hay una crisis de poder irreversible: el destino del revocatorio, la salida al derrumbe económico, la defensa de los derechos laborales, sociales y democráticos ya no se juegan en el terreno preexistente sino que dependen de una salida de poder. El reconocimiento de una crisis de poder significa que el poder oficial del chavismo es un espectro, cuyo recurso último de defensa no es la movilización popular, que no quiere ni podría realizar, sino un golpe aventurero de las fuerzas armadas. Es, desde hace tiempo, un gobierno de facto en rápida declinación. La oposición de derecha, por su lado, ya se encuentra llamando a un golpe militar para implantar su salida ‘democrática’. Es necesario explicar este cuadro político a los trabajadores para explotar este momento de la crisis y las etapas subsiguientes de ella para desarrollar una alternativa socialista de la clase obrera. En oposición a mediaciones, regímenes de facto y salidas democráticas de derecha y golpistas, planteamos la convocatoria de una Asamblea Constituyente por parte de un gobierno de trabajadores.

La clase obrera, las masas y la izquierda de Venezuela están pagando ahora las consecuencias de no haber sido las líderes de la oposición popular al chavismo, ni de haber intentado crear las condiciones para serlo -en resumen, de haber cedido, por esa incapacidad, el liderazgo a la derecha. Fenómeno plebiscitario por excelencia, que oponía los votos a las conspiraciones de la derecha, el chavismo acaba entregando ese recurso plebiscitario a sus enemigos y repudiando el recurso al voto popular. Hijo histórico del Caracazo, el chavismo se ve amenazado ahora por un Caracazo dirigido por los represores de aquel. La catástrofe del chavismo ha sido un factor de primer orden en el desprestigio político que llevó al desplazamiento de los gobiernos ‘nac & pop’ en el resto de América Latina. El seguidismo de la izquierda a los representantes del ‘mal menor’, acaba, por la misma lógica capitalista de ese ‘mal menor’, a la recuperación política y a la eventual victoria política del ala derecha del frente patronal.

En cualquier caso, sin embargo, las alternativas que se barajan en el campo de la burguesía para salir de esta catástrofe, no hacen sino abrir nuevos escenarios de crisis, seguramente más agudos. En primer lugar por un ajuste de características sociales muy violentas. En segundo lugar por la probable disgregación de los bloques capitalistas en presencia. En este cuadro, la llamada izquierda del chavismo ha entrado en un impasse irreparable al apoyar el revocatorio, o sea a respaldar la salida de la derecha, mientras el otro encabeza la salida ‘mediadora’. Es la oportunidad para que la izquierda revolucionaria de Venezuela juegue su papel histórico. 

martes, 25 de octubre de 2016

¿Mejora el salario real?

20 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1433 | Por Daniel di Stefano


Desde el presidente para abajo el mensaje oficial es que los salarios se están recuperando por la caída de la inflación.

Sin embargo, los aumentos de tarifas y de precios a lo largo del año han golpeado a los salarios en proporciones muy superiores a las de cualquier aumento salarial conquistado en paritarias. A esta conclusión se llega independientemente de qué fuente de datos se consulte. El INDEC y la Dirección porteña difieren en su tratamiento del recule del aumento de la tarifa de gas. El instituto nacional “repartió” la reducción de tarifas entre agosto y septiembre, mientras que en CABA optaron por aplicarla íntegramente en agosto. Esto explica por qué se registró una misteriosa “deflación” en ese mes en la Capital (en realidad los precios no bajaron, solo se realizó una devolución del aumento de tarifas anterior como consecuencia del repudio popular). Más allá de esta diferencia metodológica secundaria, ambos relevamientos coinciden en que la escalada inflacionaria de este año es la mayor desde la crisis de 2001/2002, aunque solo ligeramente superior a la que siguió a la devaluación que aplicó Axel Kicillof en 2014. La inflación es el mecanismo mediante el cual kirchnerismo y macrismo ajustan nuestros salarios por igual, sin diferencia ideológica alguna.

Siguiendo el índice de precios de CABA, la inflación anual tocó un pico de 47% en julio respecto del mismo mes del año anterior. En lo que va del año 2016, la pérdida de poder adquisitivo es de 33%, restando aún 3 meses en los que se prevén aumentos importantes. El macrismo celebra la caída sostenida de la “inflación núcleo”, la que no incluye tarifas de servicios públicos ni productos con precios estacionales. Ese supuesto “logro” oculta cómo opera en esta reducción la aguda recesión económica, que explica la destrucción de 134.000 puestos de trabajo en el sector privado desde noviembre hasta ahora -datos del Sistema Integrado Previsional (SIPA)-, a lo que hay que sumar las suspensiones, el recorte de horas extras y la persistencia del empleo en negro (33,4% del total). La misma fuente -el SIPA- sirve para comprobar que el poder adquisitivo de los salarios ha caído más del 10% en el último año, que debe ser mucho mayor entre los trabajadores en negro, que no acceden a paritarias.

Opongamos a este ajuste reaccionario la lucha por la reapertura de las paritarias, un salario equivalente al costo de la canasta familiar (hoy en 24.000 pesos) y un seguro al desocupado equivalente al 75 % de esa cifra.

“Cuidemos a Mauricio”


Una concertación social para hacer pasar el ajuste
 
 
20 de octubre de 2016 | #¨Prensa Obrera 1433 | Por Néstor Pitrola

El Papa le concedió a Macri la conferencia de prensa para informar lo tratado en la reunión entre ambos. Según informó el presidente, el núcleo de la reunión fue “la coincidencia en la lucha contra la pobreza y en que debemos unir a los argentinos en una concertación social”.
 
Macri, por decreto, reunió el 19 a la “Mesa de Encuentro entre la Producción y el Trabajo”. Se trató de una tentativa de concertación social destinada, según las palabras que Clarín le atribuye a Bergoglio, a evitar un “estallido social” y a que “Macri termine su mandato”. En la previa, el Papa, operando en la CGT y en todo el arco político del peronismo, fue clave para evitar el primer paro nacional contra el gobierno. Una operación a la que se plegó Massa.
 
Hay que decirlo con claridad: el Papa ha bendecido a los ajustadores. Actúa sobre las consecuencias del ajuste capitalista contra las masas, sin cuestionarlo. Propone la concertación para evitar una irrupción de las masas que ponga en cuestión las iniciativas del gobierno de la banca acreedora y el gran capital.
 
La esencia de la propuesta de los “Laudatos”, los nuevos socios políticos criollos del Papa, es el asistencialismo. Por eso, Francisco elogió a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y la gobernadora Vidal por su tarea de contención -y cooptación- en los escenarios más críticos del ajuste, donde pega directamente el hambre. Tres días después del encuentro en el Vaticano, la Iglesia participó con sus propios representantes en la reunión entre el gobierno y los movimientos sociales que en su momento marcharon a San Cayetano.
 
El gobierno de Macri recelaba de la concertación, para evitar condicionamientos a su política de ajuste.  Pero de cara a las consecuencias sociales del tarifazo, los despidos, la caída del salario y el crecimiento de la pobreza, le ha concedido al Papa esta iniciativa política de arbitraje.
 
El “Minidavos”, el pasaje de todo el gabinete por el Coloquio de IDEA y la visita del FMI no pueden disimular que la crisis industrial llega al tercer trimestre -supuesto momento del despegue- en su punto más grave.
 
La concertación papal apunta a pilotear una crisis social que ya produjo 13 millones de pobres y que se agravará por los despidos que crecen y las suspensiones que son despidos futuros. A ello se suman la aplicación del tarifazo dolarizado que arranca en octubre, la no reapertura de paritarias, el hundimiento de las jubilaciones y la continuidad del impuesto al salario.
 
En la conferencia de prensa posterior al encuentro con el Papa, Macri prefirió no contestar a la pregunta de un periodista sobre los ejercicios británicos con misiles en Malvinas, retratando a un gobierno subordinado al capital financiero y a las potencias imperialistas.
 
Reagrupemos sindical y políticamente a los trabajadores contra esta concertación destinada a hacer pasar el ajuste.
 

Estados Unidos: Elecciones en medio del tembladeral

20 de octubre de 2016 | #Prensa Obrera 1433 | Por Gustavo Montenegro

El último tramo de la campaña electoral norteamericana se ha visto sacudido por una guerra de “carpetazos” y nuevos datos que arrojan una sombría perspectiva económica.

La Reserva Federal ha rebajado sus proyecciones de crecimiento del PBI para 2016 al 1,8% anual y estima que “la tasa de crecimiento potencial de largo plazo (5/10 años) ha caído en una proporción similar” (Clarín, 9/10). Pese a la activa intervención estatal, a la crisis de 2008 le siguió la recuperación más débil desde la década del ’30. Las empresas concentran sus fondos en el mercado financiero y se está creando una nueva burbuja (Prensa Obrera N° 1424).

La crisis industrial, en tanto, se refleja en la pérdida de cinco millones de puestos de trabajo en los últimos 15 años.

Retroceso estratégico


Trump, que explota en su favor el malestar por la situación económica, ratificó en los debates sus planteos de barreras a las importaciones y de oposición a los tratados de libre comercio.
Pero también Clinton ha debido recoger planteos proteccionistas, reflejando no solo un accionar demagógico sino también la presencia de un debate de fondo en el imperialismo ante el impasse de la economía.

En perspectiva, este escenario siembra dudas sobre el futuro del Tratado TransPacífico (TTP), que debe ser refrendado a fin de año por el Congreso. No es un hecho menor: el TTP es uno de los recursos del imperialismo para cercar a China. La crisis ha hecho naufragar, por lo pronto, las negociaciones por el TTIP (tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos).

El proteccionismo, sin embargo, presenta sus propios límites y despierta el resquemor de los sectores de la burguesía que tienen deslocalizada parte de su producción en el extranjero y explotan la mano de obra barata de otros países (como la industria automotriz con México). Esto explica, en buena medida, la oposición mayoritaria del establishment, incluyendo sectores del Partido Republicano, a la candidatura de Trump, que expresa más consecuentemente estos planteos proteccionistas.

Pero la diatriba nacionalista de Trump ha engendrado un temor adicional, que puso por escrito el derechista Andrés Oppenheimer. Según éste, una coronación del magnate belicista y de constantes improperios contra los extranjeros desataría una nueva ola antiimperialista en la región. “Sería el presidente ideal para aquellos que aducen que Estados Unidos es un imperio racista, y que usan el ‘antiimperialismo’ como excusa para agitar a las masas” (El Nuevo Herald, 10/9).

Si Trump ha sabido explotar en su favor la crisis económica, también lo ha hecho con el empantanamiento yanqui en Medio Oriente y Asia Central, aunque sin más propuestas que un “plan secreto” para eliminar a Estado Islámico. Su rival defendió en el segundo debate la estrategia de los bombardeos aéreos y el armamento de los kurdos del norte de Siria y de Irak. Los yanquis dependen de todo tipo de pactos políticos -muchos de ellos contradictorios- en la región.

La crisis económica y el empantanamiento miliar revelan un retroceso más general del imperialismo.

Carpetazos

Así las cosas, la profundidad de la crisis norteamericana impide dar por muerto al outsider Trump, aun cuando muchas encuestas lo dan por acabado. The Washington Post, que difundió el lascivo audio contra el candidato republicano, asegura que la filtración no movió el amperímetro en las encuestas que realiza y que sus números arrojan un resultado parejo.

Trump, emergente derechista y fascista de la crisis, apuesta a canalizar el malestar popular para ganar aún con el establishment mediático e incluso con buena parte de su propio partido (que se ha concentrado en tratar de preservar sus posiciones en el Congreso) y de la burguesía en su contra. Para hacer creíbles las denuncias de fraude que agita ahora podría recurrir al antecedente concreto del escandaloso fraude en la elección presidencial del año 2000.

La campaña es brutal: Wikileaks aseguró que tiene aún decenas de miles de mails por filtrar y los demócratas denuncian que detrás de las filtraciones contra su candidata se encuentra Rusia, cuyo líder Vladimir Putin ha sido elogiado por Trump. Ahora, además, el FBI lanzó otra tanda de acusaciones contra la candidata por el uso negligente de su correo privado.

Las filtraciones expresan tal vez un agrietamiento del aparato estatal y muestran indudablemente la putrefacción de un régimen social personificada en sus candidatos y sus “atributos”: abuso sexual, encubrimiento de abusos, discriminación racial y duplicidad, entre otros.

Régimen político

Clinton no despierta entusiasmo alguno e intenta ganar denunciando a la bestia que tiene enfrente.
“Soy la última cosa entre ustedes y el apocalipsis”, declaró a los votantes (La Nación, 12/10). Para levantar su campaña, han metido en las recorridas a Michelle Obama y sobre todo a Bernie Sanders, el emergente por izquierda de la profunda crisis yanqui.

La crisis que envuelve a republicanos y demócratas astilla ambas formaciones políticas (sobre todo a los primeros) y plantea una reconfiguración del régimen político bipartidista. Plantea un interrogante sobre los niveles de abstención en noviembre y la performance que puedan tener los terceros candidatos, la "verde" Stein y el "libertario" Johnson.

El trasfondo de los comicios norteamericanos es explosivo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero