The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 13 de enero de 2017

‘Blanqueo laboral’ o negocio de los evasores

12 de enero de 2017 | #Prensa Obrera 1444 | Por Gabriel Solano

En nombre de la ‘modernidad’, Macri quiere un régimen laboral del siglo XIX

Después de favorecer a los evasores y especuladores con un blanqueo de capitales con multas inexistentes o reducidísimas, ahora por boca del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se acaba de conocer que el gobierno implementará un nuevo blanqueo, esta vez ‘laboral’, en favor de los capitalistas responsables de tener en negro a casi 5 millones de trabajadores en el país. La peculiaridad de este ‘blanqueo laboral’ es que supera todo lo visto en términos de jubileo a la clase capitalista, pues los impuestos que corresponden a la parte patronal serán pagados integralmente por el Estado durante tres años consecutivos.

Según las estimaciones oficiales dadas a conocer por el ministro Triaca, el gobierno espera que por esta vía se blanqueen a 300.000 trabajadores por año hasta 2019. Si estos números fueron ciertos, el Estado deberá pagar los aportes patronales de aproximadamente un millón de trabajadores durante el lapso de tres años. Se trata de una erogación presupuestaria gigantesca que se cubrirá con los impuestos generales que paga toda la población, y en particular los trabajadores, o con nueva deuda. En cualquiera de las dos variantes asistimos a un subsidio gigantesco a la clase capitalista, esto por parte de un gobierno que ha usado el relato de la ‘reducción de los subsidios’ para justificar los tarifazos en los servicios y el transporte.

Pero no es la única contradicción del relato oficial. Sucede que no deja de ser ilustrativo que este ‘blanqueo laboral’ sea anunciado luego de que el nuevo ministro Nicolás Dujovne dijera que el objetivo central del gobierno es reducir el déficit fiscal. ¿Pero no estamos, acaso, ante una medida que tendrá un impacto fiscal claramente negativo? Es que, para el gobierno, la alusión al déficit fiscal sólo vale cuando se trata de aplicar un ajuste en regla contra los trabajadores. En cambio, es dejado de lado cuando hay que beneficiar a los empresarios a costa de los fondos públicos. Esta conclusión elemental debe ser tenida en cuenta por los trabajadores, especialmente cuando se les quiere imponer paritarias a la baja del 18% en nombre del sacrosanto "equilibrio fiscal".

El único límite que tiene el ‘blanqueo laboral’ es que será para salarios de hasta 12.000 pesos.
Se trata de un punto interesante, ya que beneficia a los capitalistas que pagan menos salarios, lo que hace las veces de incentivo a repetir esa política en el futuro. Como es probable que ese beneficio se extienda a los empresarios que tomen nuevos trabajadores, con el ‘blanqueo laboral’ el Estado se asocia a la clase capitalista para pagar salarios por debajo del valor de la fuerza de trabajo -que nunca puede ser inferior a la canasta familiar.

Según el gobierno, el “alto” costo laboral sería un obstáculo para la creación de puestos de trabajo. Sin embargo, no deja de ser revelador que el anuncio del ‘blanqueo laboral’ se realice luego de que se conociera una nueva estadística que muestra que la mitad de los trabajadores del país tiene salarios inferiores a los 8.000 pesos o, lo que es lo mismo, 500 dólares. Si a esto se le suma que el 40% de los trabajadores está en negro, se puede concluir que el costo laboral argentino es bajísimo.

No puede pasarse por alto que la medida se inscribe en un plan más general del gobierno por implementar una flexibilidad laboral en toda la línea, que termine con los impuestos patronales, mientras se mantiene para 1,5 millón de trabajadores el pago de Ganancias. La eliminación de los impuestos patronales será un golpe demoledor contra la Anses, que justificará más temprano que tarde una reforma previsional que eleve la edad jubilatoria de hombres y mujeres, tal como ya reclamó el FMI. Macri ya ha hecho saber de manera reiterada que quiere terminar con los convenios colectivos de trabajo vigentes, en nombre de la ‘modernidad’. En el siglo XXI quiere un régimen laboral del siglo XIX.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero