The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 6 de febrero de 2017

Vaca Muerta y la destrucción de la jornada laboral de los petroleros

3 de febrero de 2017 | Por Norberto E. Calducci

Con la frase "no podemos salir al mundo con los convenios del siglo XX", dicha tres meses atrás, el Presidente se comprometió ante la UIA a revisar todos los convenios laborales y eliminar la ultra actividad -la persistencia automática de un convenio (y de sus conquistas) más allá de la vigencia prevista en su propio texto). La razón sería adaptarse a los “cambios tecnológicos” y las nuevas “realidades productivas” de un mundo “competitivo”.

Vaca Muerta es el primer ejemplo de esta ofensiva. Sin embargo, no hay allí una sola frase dedicada al perfeccionamiento del operario en función de nuevas técnicas productivas. La única instrucción prevista, cuyo contenido no se explica, está dirigida a los trabajadores que quedan percibiendo un subsidio por seis meses, antesala del despido. ¡El supuesto perfeccionamiento es para los que se van!

Si se quita la hojarasca, lo que queda de la adenda que ha firmado la burocracia sindical en pleno – esto debe ser subrayado - es rebaja del salario y destrucción de la jornada laboral.

La destrucción de la jornada laboral (una conquista histórica del movimiento obrero mundial), es un largo anhelo de un capitalismo en decadencia.

La jornada laboral se complementa con el descanso hebdomadario (el fin de semana) y el descanso entre la finalización de una jornada y el inicio de la siguiente.

Precisamente este último descanso es aniquilado por el “Instructivo para la implementación de la Productividad”, un complemento de la adenda al Convenio Colectivo de Trabajo de los petroleros.

La Ley de Contrato de Trabajo flexibilizaba la jornada laboral, admitía excepciones, pero establecía que entre una jornada laboral y otra, el trabajador debía gozar de un descanso no menor a 12 horas.

El “Instructivo” rebaja ese período de descanso entre jornada y jornada a 8 horas (Punto 2). La violación a la normativa laboral es, por otra parte, doble. La jurisprudencia ha establecido que la violación de ese descanso mínimo de 12 horas es un ilícito y que no se puede compensar con salario. Sin embargo el “Instructivo” establece que si el trabajador usa ese descanso de 8 horas fuera de su domicilio particular, cobrará un adicional del 20% (no especifica sobre qué) por “cada día efectivamente de descanso”.

Las empresas por este “Instructivo”, además, cargan sobre la responsabilidad del obrero el registro de las horas de descanso, en su planilla de novedades (Punto 1 y 3). Y cualquier duda en su confección habilita a la empresa a no liquidar el salario correspondiente, hasta que no se corrija (punto 4).

Este “Instructivo” está basado en los acuerdos firmados entre las cámaras patronales, el Ministerio de Trabajo y la burocracia sindical, para la “reestructuración productiva” de la actividad, bajo las Resoluciones Nº 365 y 366 de dicho Ministerio en junio y octubre 2016.

De modo que asistimos a una verdadera agenda antilaboral que aún no ha finalizado. Y se demuestra que los acuerdos entreguistas de la burocracia no guardan ninguna relación con supuestas inversiones o despegues productivos, sino con un ataque en regla contra las conquistas del Convenio. Más que nunca la tarea de cada petrolero es organizarse para enfrentar esta agenda.


Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/sindicales/vaca-muerta-y-la-destruccion-de-la-jornada-laboral-de-los-petroleros 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero