The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 5 de mayo de 2017

Lo que proyecta el 1º de Mayo

4 de mayo de 2017 | #1456 | Por Gabriel Solano

La importancia que alcanzó la jornada del 1º de Mayo no tiene antecedentes en el último período del país. Todas las fracciones de la burocracia sindical, que desde hace años habían borrado de su calendario al primero, se vieron obligadas a convocar, cada una por su lado, a sus propios actos. Hasta el presidente Macri, que comanda al gobierno de los CEO, se hizo presente en uno de ellos -el organizado por Gerónimo “Momo” Venegas, en representación no de los intereses de los obreros rurales de Uatre, sino de sus mandantes de la Sociedad Rural y los pooles de siembra. La centralidad de la jornada es una expresión deformada del peso decisivo que tiene en la situación política la acción de los trabajadores. Alcanzaría con profundizar las jornadas de lucha de marzo y el paro del 6 de abril para que el conjunto de la política de ajuste contra los trabajadores que defienden oficialistas y opositores salte por los aires.

Esta perspectiva fue defendida por el Frente de Izquierda, que realizó el acto más numeroso de la jornada en el centro del poder político.


La CGT y la tregua


El acto realizado por la CGT en Obras Sanitarias se encuentra en las antípodas de lo que suele denominarse un “plan de lucha progresivo”. La CGT pasó de convocar una manifestación de 300.000 trabajadores el 7 de marzo y un paro nacional el 6 de abril, a un acto de un par de miles de personas en un lugar cerrado, con ingreso restringido. Se trató de un 1º de Mayo con entrada prohibida a los trabajadores, que reafirmó el pacto de la burocracia sindical con el gobierno de Macri y las patronales. Para alejar las versiones de que esta tregua produciría una ruptura de Moyano con la CGT, se decidió que el moyanista Schmid fuera el único orador. En su discurso, reivindicó los acuerdos sectoriales que la burocracia está firmando al amparo del gobierno y las patronales. Estos acuerdos se reducen a que los trabajadores resignen parte de los derechos de los convenios colectivos de trabajo y acepten paritarias a la baja.

Es el ‘modelo Vaca Muerta’ generalizado al conjunto del movimiento obrero. En la previa al acto Gerardo Martínez había firmado una paritaria de 21% en cuotas, y lo mismo habían hecho Cavalieri y Andrés Rodríguez semanas atrás.

Horas después, se firmaría un convenio similar al de Vaca Muerta en Chubut, por la burocracia de Avila, con Bulgheroni y Aranguren.

Para defender esta política de salvataje al gobierno, Juan Carlos Schmid reivindicó una y otra vez la “responsabilidad” demostrada por la CGT. Por eso el acto concluyó en nada, sin el menor atisbo de convocatoria a nuevas medidas de lucha. Los izquierdistas que suelen hurgar en la interna de la CGT en búsqueda de la ‘pata combativa’, deberán esperar hasta nuevo aviso. Paradójicamente, la renuncia del moyanismo a reclamar alguna medida de acción no sirvió para alejar las versiones de ruptura de la CGT. Al acto faltó el sector de Barrionuevo, incluido el ‘triunviro’ Carlos Acuña. Cuando más se aleja de los trabajadores, la burocracia se pelea más por la caja y sus propios negocios.


El kirchnerismo

Las corrientes sindicales kirchneristas no pudieron ofrecer un planteo unificado el 1º de Mayo, ni una acción en común. La Corriente Federal encabezada por Palazzo sacó una solicitada a favor de “una férrea unidad de todo el movimiento sindical en la CGT”. La subordinación a los Acuña, Daer y Schmid convierte su planteo de continuidad de un plan de acción en un saludo a la bandera. A la vez, es una clara delimitación con las CTA, desmintiendo las versiones de que los elementos kirchneristas presentes en las distintas centrales lanzarían en común medidas de acción. Por su lado, las CTA de Yasky y Micheli hicieron un acto frente al Congreso en la carpa docente, donde estuvo ausente nada más y nada menos que el repudio a la represión en Santa Cruz. La CTA y Ctera han levantado la lucha docente, realizando su propio aporte a la tregua de la burocracia al gobierno de Macri y a los gobernadores.
El triste papel jugado por el kirchnerismo sindical el 1º de Mayo es una consecuencia de su política más general. El seguidismo a la burocracia que maneja la CGT replica la subordinación al pejotismo ajustador de los Pichetto, Gioja y compañía que integra la propia Alicia Kirchner, como lo prueban los hechos de Santa Cruz. Esta subordinación anticipa la política electoral del kirchnerismo, que no sacará los pies del plato del pejotismo.


Macri

El gobierno aprovechó la tregua de la burocracia para crear un escenario de provocación contra los trabajadores -la participación de Macri en un acto del 1º de Mayo. Contó para ello con el concurso de la burocracia sindical del Momo Venegas, que actúa como un agente directo de las patronales agrarias beneficiadas por la quita de retenciones y la devaluación de la moneda. El acto tuvo todos los condimentos de la farsa. En el escenario estaba la represora de piquetes Patricia Bullrich y el ministro de Trabajo Jorge Triaca, que al día siguiente iba a despedir a trabajadores tercerizados de maestranza de su propio ministerio.

El anuncio realizado por Macri estuvo en sintonía con los intereses de las patronales. El llamado “empalme”, por el cual los empresarios pueden descontar del salario del trabajador el monto del plan social que el Estado seguirá pagando, equivale a un subsidio directo al capital, que se beneficia con una reducción del llamado ‘costo laboral’ que será cubierto por el fisco. El plan no implica la creación de nuevos puestos de empleo, pero sí más trabajo precario, pues para los empresarios existe el impulso a reemplazar a los actuales trabajadores por otros que -al recibir planes sociales- les permita pagar menores salarios. Además, como sólo califican para participar del “empalme” puestos de trabajo con un techo salarial de 12.000 pesos, se termina convalidando desde el Estado salarios que dejan al trabajador bajo la línea de pobreza.

El plan de “empalme” apunta estratégicamente a eliminar los planes sociales, que aún de manera harto limitada, actúan como un obstáculo para promover una mayor competencia entre los trabajadores y, por esa vía, reducir salarios y eliminar conquistas laborales. Este objetivo reaccionario, sin embargo, no asegura su propio éxito, pues el cuadro de caída de la producción industrial y del consumo aleja el interés de los capitalistas por tomar nuevos trabajadores.


Frente de Izquierda

En oposición a los actos que realizaron los distintos integrantes de la coalición del ajuste, el Frente de Izquierda levantó una tribuna en Plaza de Mayo bajo la consigna de “Abajo el ajuste de Macri y los gobernadores”. En el centro del poder político, con más de 15.000 personas, constituyó por lejos el acto más numeroso de la jornada. Los oradores fueron los protagonistas de la lucha de la clase obrera, de las rebeliones provinciales y también de quienes bregan por la recuperación de los sindicatos de manos de la burocracia colaboracionista. Políticamente, el acto trazó una división estratégica con los partidos capitalistas, ya sea el PRO-Cambiemos, el pejotismo y su pata kirchnerista. El llamado a desarrollar una alternativa política de los trabajadores, en oposición a la coalición ajustadora, sintetizó la tarea del momento.

El Partido Obrero, que aportó dos tercios de la concurrencia en la Plaza de Mayo, planteó que para llevar adelante esta tarea el Frente de Izquierda debe actuar como un frente único de clase, claramente delimitado de las variantes capitalistas. En esa dirección realizamos un llamado a superar la parálisis del FIT y el internismo funcional a los partidos e intereses patronales, y concurrir a las Paso con listas únicas y a convocar a un Congreso del Movimiento Obrero y la Izquierda, que permita unificar las luchas en curso, darles una perspectiva política y aprovechar la campaña electoral para reforzar la organización independiente de los trabajadores. Llamamos a reforzar esta campaña para poder aprovechar las enormes oportunidades que el 1° de Mayo dejó planteadas para la izquierda.



Foto: Malena Estente
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero