The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 26 de junio de 2017

La nueva conducción de la UIA y los acuerdos con China

22 de junio de 2017 | #Prensa Obrera 1463 | Por Christian Rath

En la reciente asunción del nuevo presidente de la UIA, Miguel Acevedo -de Aceitera General Deheza, del poderoso polo agroindustrial sojero del sur de Santa Fe-, la crisis industrial y, en particular el vínculo con China, se hizo presente. 
 
Acevedo quedó como titular luego del intento frustrado de colocar a Funes de Rioja -de la Coordinadora de Industrias Alimenticias (Copal)- en la dirección de la UIA que, para algunos analistas, fue impulsada desde el propio gobierno. Copal es la cámara alimenticia que saludó los acuerdos con China, destino creciente de sus productos -“nadie se opone a una alianza internacional con China, que sería el acuerdo más importante, luego del Mercosur”, planteó el mismo Funes de Rioja. Un frente pro-chino que se extiende a sectores de la burguesía terrateniente y agraria, que disfruta del acople que supone exportar el 80% de la soja y derivados a China, y avizora salvarse de la crisis mundial convirtiéndose en su gran proveedor de alimentos. Un frente, a la vez, de características continentales, porque confluye con la burguesía agraria brasileña y los grandes pulpos volcados al negocio de la carne. En este campo estaría Bulgheroni, asociado en PAE con la petrolera china CNOOC, segunda petrolera en producción y concesionaria del 45% de las reservas petroleras convencionales y del yacimiento Cerro Dragón -el principal del país. 
 
La nominación de Funes de Rioja llevó a una disputa con todo un ala de la burguesía industrial, que derivó en la elección de Acevedo como un hombre de compromiso entre la Copal y Techint, lo que llevó, a su vez, a un desgarramiento interno. El día de asunción de la nueva conducción de la UIA, Juan Carlos Secco, ex vicepresidente de la UIA, hizo un discurso proteccionista y se retiró, declarándose fuera de la entidad fabril. De Mendiguren, ex titular de la UIA, hoy con Sergio Massa, no estuvo presente y a través de un tweet declaró: “Le han dado a China lo que pedía”, en referencia al controvertido reconocimiento del país asiático como “economía de mercado”. Héctor Méndez, también ex titular de la UIA, planteó, a su turno, que “la UIA ya fue para mí”. Todos ellos quedaron fuera de la actual conducción. 
 
Aunque esto revela que la burguesía “nacional” dista de tener una posición homogénea, los que se han entronizado en la UIA luego de la crisis forman parte del arco de apoyo al gobierno, como lo explicitó su nuevo titular. Acevedo planteó que “la economía arranca, lenta, pero sí, arranca”, saludó la ofensiva sobre los juicios laborales y apoyó el proyecto oficial de “blanqueo laboral” (que supone rebaja de las contribuciones patronales). Se desmarcó de los planteos de devaluación planteando que la salida es “competitividad” y una “inflación normal” y adujo, en línea con el gobierno, que había que reducir la “Brasil dependencia”. Acevedo se pronunció aparentemente de manera tajante sobre China: “No es una economía de mercado. No hay precios similares de productos para comparar con otros mercados. Son precios como los del Indec de Moreno”, sin plantear, sin embargo, más que “preocupación” por algunos acuerdos. La alusión a la imposibilidad de comparar el precio de un producto chino con el similar de otro país puede haber sido una respuesta elíptica a una información que señala que el gobierno de Macri habría reconocido de hecho a China como economía de mercado. Esto es, que los precios internos de sus productos serían considerados como válidos para juzgar situaciones de comercio predatorio. Este criterio, que el secretario de comercio macrista utilizó para ciertos casos, no fue aplicado sin embargo para el acero chino, ello, por pedido de Techint.
 
 
El nuevo vínculo con China
 
De los 16 acuerdos firmados por Macri, 14 corresponden al Convenio firmado por Cristina Kirchner tres años atrás y a los que la bancada del PRO, en ese momento en la oposición, se opuso al punto que el actual Presidente amenazó con su derogación por contener artículos violatorios de la Constitución.

Este solo hecho pone al descubierto el deambular empírico del gobierno en medio de la crisis capitalista internacional y de una reactivación fuertemente cuestionada. La lluvia de inversiones no llegó nunca y el gobierno fue desde el aliento a la Alianza del Pacífico, buscando girar en la órbita norteamericana, al replanteo de la relación con China.

Sólo que en este caso, el gobierno ha ido más lejos que la propia CFK en la aceptación de un acuerdo que refuerza las características leoninas de lo pactado.

De los acuerdos firmados, ninguno aborda el modo de recuperar el equilibrio de la balanza comercial, fuertemente favorable a China. Desde 2015, las exportaciones de aceite de soja de Argentina a China vienen en caída, porque China prefiere comprar el pellet de soja y procesar el aceite allí. Los acuerdos conocidos saltean las licitaciones y establecen la importación de insumos sin aranceles. Plantearían incluso un ultimátum en torno de la construcción de las represas de Santa Cruz: se trata de la llamada cláusula defol cruzado, que condicionaría la totalidad de los convenios a la continuidad de esos emprendimientos.

De cualquier modo, al día de hoy, el gobierno no ha informado sobre la totalidad de los convenios firmados, lo que continúa el trato secreto y conspirativo de CFK.

La burguesía “nacional” transita una dura lucha por la supervivencia en medio de la crisis capitalista internacional. Por eso, a la cabeza de la UIA siguen estando los pesos pesados de la burguesía industrial(*) y gran parte de las asociaciones patronales industriales del interior (Buenos Aires, Santa Fe) se han volcado a la nueva conducción (luego de ser acólitos del gobierno “nacional y popular”). No es una cuestión menor ser parte del lobby que golpeará a las puertas del Estado y del nuevo gobierno para salvarse.

 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera