The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 29 de julio de 2017

El Partido Obrero, ante el intento de expulsión de De Vido

27 de julio de 2017 | #Prensa Obrera 1468 | Por Comité Nacional del Partido Obrero

1. El intento de destitución de De Vido por parte del gobierno macrista y sus aliados massistas forma parte de una maniobra política encubridora, en primer lugar, del ajuste en marcha con su secuela de despidos, suspensiones, tarifazos y carestía; en segundo término, de la corruptela del oficialismo, cuyo entramado de negocios tiene una continuidad con el gobierno pasado; y finalmente, de la propia Justicia, que ha protegido con impunidad los delitos de corrupción de la administración pasada y la presente.

2. En vez de proceder al juicio político de estos jueces, el bloque parlamentario oficial ejecuta una maniobra política que comporta el establecimiento de un régimen de excepción -o sea, un golpe parlamentario. Es que no puede caracterizarse de otro modo la expulsión de un diputado sin condena en los tribunales, apelando al simple recurso de su declaración de ‘inmoral’. Por esta vía se sienta un precedente peligrosísimo, que mañana podrá ser invocado contra cualquier diputado, ya sea que una acción u opinión contradiga al gobierno o a una mayoría circunstancial en la cámara. Ahora mismo, en Mendoza, los legisladores del Frente de Izquierda enfrentan el pedido de sanción por el gobernador Cornejo por haber participado de la movilización convocada por la CGT local en oportunidad de paro nacional de abril. La maniobra comporta también un autoblanqueo del bloque oficialista: al ejecutar una separación por “indignidad” o “inmoralidad”, los responsables de los Panamá Papers, el encubrimiento de Arribas y otros negociados se arrogan para sí el lugar de impolutos, que luego pretenderán usar en los agravios y ajustes que preparan contra el pueblo. La identidad de intereses capitalistas que actúan como telón de fondo de la corrupción -la de antes y la de ahora- se acaba de poner de manifiesto en la reciente audiencia por las represas de Santa Cruz, donde De Vido y Aranguren-Macri coincidieron en el respaldo a un proyecto largamente cuestionado por razones económicas y ambientales.

3. La responsabilidad de Julio de Vido como ministro de Planificación Federal, cuando estuvo al tope de los negocios de doce años de la patria contratista, está fuera de toda duda. El Partido Obrero lo señaló en tiempo y forma, y sufrió en carne propia la acción de la mafia ferroviaria que tenía al ex ministro de Planificación como jefe indiscutido. El asesinato de Mariano Ferreyra, ejecutado por la patota de Pedraza, formó parte de este entramado de intereses que combinaba los sobreprecios, las coimas y la tercerización del trabajo. Fue el mismo entramado que llevaría, meses después, a la masacre de Once, la expresión más lacerante de esta política tan corrupta como criminal. El bloque del Partido Obrero presentó el 22 de junio de 2016 un proyecto por el desafuero de Julio Vido ante el pedido del Juez Luis Rodríguez, con motivo de su orden de allanamiento, proyecto que hoy tiene estado parlamentario, pero que no tiene efecto porque no hay orden judicial alguna. En aquella oportunidad Cambiemos y los bloques que acompañan la expulsión sumaria de hoy no aceptaron el desafuero integral, porque negociaban las leyes del ajuste con el propio kirchnerismo. Poco antes habían repartido el poder de las comisiones y nombrado a De Vido presidente de la Comisión de Energía, cosa para la que no contaron, por supuesto, con el voto del Frente de Izquierda.

4. Pero esta línea de sangre que separa al Partido Obrero de De Vido pone a prueba justamente nuestra condición de partido principista que defiende las libertades políticas. Es que, por definición, la defensa de esas libertades y los derechos constitucionales relacionados con aquéllas se ponen a prueba cuando se ven afectados los de un opositor. De otro modo se trata sólo de una autodefensa. El Partido Obrero bregará por todos los medios para que el juicio que se le sigue a De Vido por la masacre de Once termine en una condena, como sucedió en el pasado con Pedraza. Y cuando logremos esa condena votaremos en el Congreso el desafuero, para que la ejecución de la misma tenga un carácter efectivo. La expulsión sumaria que hoy se pretende, en cambio, sólo enviaría a De Vido a su casa, sin alterar su condición procesal ni su patrimonio.

5. Advertimos que convalidarle a un gobierno empeñado en llevar adelante un ajuste contra el pueblo la posibilidad de vulnerar derechos constitucionales sería un error político mayúsculo, aún cuando esos derechos políticos sean los de un ex funcionario nefasto como Julio De Vido. Mediante poderes excepcionales o recursos de excepción, el gobierno pretende superar una crisis política mayúscula y una bancarrota económica de dimensiones enormes. Bien visto, es la situación que recorre a toda América Latina, donde los golpes parlamentarios avanzaron hasta el punto de destituir presidentes, como es el caso de Brasil y, antes en Paraguay, cuando se convalidó el golpe contra el ex presidente Lugo. En todos los casos, la derecha se valió de la corruptela de los llamados ‘nacionales y populares’, que terminaron siendo sólo el preludio de gobiernos derechistas. Es lo que ocurre también ahora en nuestro país y lo que explica la imposibilidad del kirchnerismo en enfrentar esta intentona del macrismo por establecer un régimen de excepción. El silencio de Cristina Kirchner frente al pedido de destitución de quien fuera su principal ministro es el resultado de su compromiso con la corruptela general y los intereses que se beneficiaron de la misma.

6. Los diputados del Partido Obrero, integrante del Frente de Izquierda, expresarán el rechazo a esta política del macrismo mediante el voto en contra. Denunciamos la maniobra del gobierno, distraccionista y encubridora, y resaltamos su carácter peligroso en tanto y en cuanto apunta a establecer un régimen de excepción y vulneración de derechos políticos. Llamamos a desarrollar una fuerte movilización popular por la condena judicial de De Vido y terminar con el régimen de la corrupción y la entrega, construyendo una alternativa obrera y socialista.




Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1468/politicas/el-partido-obrero-ante-el-intento-de-expulsion-de-de-vido-1

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero