The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

sábado, 15 de julio de 2017

Pepsico: Altamira demolió a un periodista económico liberal

14 de julio de 2017 | Por Redacción

Sucedió en el programa de Rolando Graña. Un debate contra las posiciones patronales.
El desalojo y la represión de los obreros que tomaban la planta de Pepsico, en Florida, tuvo entre otras repercusiones un debate explosivo entre Jorge Altamira, dirigente del Partido Obrero, y Miguel Boggiano, un periodista económico que se reivindica a sí mismo como “liberal”. La polémica culminó de modo fulgurante, luego de que Altamira rebatiera los argumentos propatronales de Boggiano.


Minutos antes del inicio del debate en el programa “Tercera posición”, conducido por Rolando Graña y que emite A24, un periodista señaló que Pepsico había declarado una facturación por 3800 millones de pesos en 2015 y que había tenido una rentabilidad de 270 millones de pesos en 2016, lo cual implica que por cada peso devengado en salarios había tenido 2,1 pesos de ganancia. “A pesar de esto, la empresa presentó un recurso preventivo de crisis”, señaló el periodista. La empresa, que tenía 691 empleados en la planta de Florida, es la segunda compañía en el rubro de alimentos a nivel mundial. Sin embargo, se señaló, en el país estaba inscripta como una “Sociedad de Responsabilidad Limitada” (SRL), razón por la cual no presentaba balances anuales ante la Inspección General de Justicia.

 
Boggiano comenzó su defensa patronal. “Si la empresa tiene ganas de mudar la planta porque le reduce costos, ¿no lo puede hacer? Lo hace por una baja de costos, le paga a la gente que está echando. Es una decisión privada. Los conflictos gremiales producen el cierre de empresas. En Zárate, una empresa alemana se retiró porque se cansó de los reclamos de los empleados. Las empresas se crean con un fin de lucro, no están para hacer beneficencia. Todos los empleados podrían juntarse y hacer un emprendimiento y probar qué es ser empresario, ponerse del otro lado del mostrador. Imagínese si hubiera una ley que impidiera echar a los empleados… Los empleados acá y en cualquier lugar del mundo son un costo”.

 





Jorge Altamira entonces respondió: "Cuando terminó la represión, Pepsico le dio bolsitas de snacks a los policías. Tenemos un caso de corrupción activa de la empresa y pasiva de la policía. Es un gravísimo hecho que demuestra que tienen que ir en cana en todos ellos. Muestra el entrelazamiento entre las patronales y el Estado en defensa de sus intereses contra sus trabajadores".



Altamira planteó el derecho a la resistencia de los trabajadores: “el único derecho fuerte que tiene una persona es a la defensa, entonces los trabajadores se tienen que defender”. Y denunció los vínculos entre la justicia, la empresa y el Estado: “la jueza que ordenó el desalojo fue esposa de un diputado del PRO. Esto es un entrelazamiento completo. La burocracia sindical que aparece en los diarios como mafiosa ahora aparece como la que trató de componer este conflicto. Es una mafia entrelazada con las patronales”.



El dirigente del PO explicó: “todas las empresas tienen que abrir sus libros. Todas las empresas tienen doble contabilidad, todas. Las empresas petroleras y gasíferas del sur dicen que no tienen fondos suficientes y entonces el Estado les paga el gas y el petróleo con sobreprecio. Las siderúrgicas dicen que no tienen fondos para pagar el gas y entonces les dan subsidio por el gas. Entonces Pluspetrol de Techint vende gas a un precio premiado y es la dueña de Siderar que compra el gas por precio por debajo. Es un entrelazamiento entre las empresas y el Estado".



Boggiano se dirigió a Graña, sin nombrar a Altamira.



-Él cree que las empresas tienen que moverse por fines altruistas. Defiende los ideales comunistas, de países como Venezuela, Cuba o Corea del Norte. O los países del este que cayeron hace veinte años. Las ideas que manifiesta el señor son del pasado, que no existen en ningún lugar del mundo. Esta gente que dice que defiende a los trabajadores en definitiva crea menos trabajo.



Altamira: -Usted habla desde la ignorancia. Cualquier estadística señala que existe una polarización fabulosa entre una minoría total que posee la riqueza mundial y una mayoría en una pobreza generalizada.



Boggiano: -Deje de atrasar al país, señor.



Altamira: -Este conflicto obedece a que la comisión interna no es mafiosa, no está coimeada por la patronal. Quieren cerrar la planta donde hay una comisión interna que defiende los derechos laborales para instalar una nueva empresa donde van a violar todos los derechos.


Es la flexibilidad laboral. Fuera del negociado inmobiliario que quieran hacer en Vicente López, quieren cerrar porque quieren trabajadores que cobren menos y trabajen más y que tengan una interna ligada al sindicato mafioso que apruebe esa flexibilidad. El gobierno de Brasil aprobó hace un día una ley de flexibilización para que trabajen doce horas, para que no tengan convenios colectivos, este hombre defiende una política de esclavización del trabajador.


Boggiano: -Menos mal que está usted para indicarle qué le interesa a las empresas. Qué suerte que lo tienen a usted, Altamira, menos mal. Evidentemente sabe todo, me sorprende que sepa tanto. Porque seguramente no le dio trabajo a nadie. No debe haber conversado con un empresario pyme. El empleo en negro es una consecuencia de los altos costos en negro.


Altamira: -Está justificando la ilegalidad.



Boggiano: -Los altos costos laborales hacen que cualquier empresario no quiera llegar al empleado número diez porque entonces tienen adentro al delegado. Pareciera que la empresa es un agente de beneficencia.



Altamira: -¡Cómo beneficiencia! Laburan doce horas, sábados y domingos. Esto es un insulto a la mayoría de los trabajadores del país. ¿Las patronales están haciendo beneficencia con los obreros que dejan su salud en las empresas? Esto es indignante. Nunca asistí a una polémica en la televisión tan deshonesta. Este hombre nunca laburó. (Dirigiéndose a Boggiano) Andá a laburar una semana a Pepsico. Vas a ver como vas a cambiar de opinión. Este hombre quiere destruir a los sindicatos tras ciento cincuenta años de lucha obrera, de sangre derramada por construir un instrumento de defensa de la clase trabajadora.



Luego de la demoledora intervención de Altamira, Graña anunció el espacio publicitario.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/pepsico-altamira-demolio-a-un-periodista-economico-liberal



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera