The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 27 de diciembre de 2011

No a la ley contra el terrorismo

Derechos Humanos


La ley antiterrorista de Pinochet -que hoy sigue vigente en Chile- es una clara muestra de que el terrorismo se define por quien ostenta el manejo del Estado y, por lo tanto, es un concepto directamente relacionado con quienes se benefician de las políticas de ese Estado.

Como si sólo se tratara de un debate jurídico, alejado de las vicisitudes de la historia y de las presiones de grupos económicos, el fiscal general de la Unidad Especial AMIA, Alberto Nisman, argumentó a favor de la ley antiterrorista sancionada por el Congreso de la Nación. Dijo que con esta ley, la Argentina proseguía su camino de adaptar su legislación a estándares internacionales en la lucha contra el terrorismo, y que cada Estado comprometido en esa gesta le otorgaba sus particularidades, con lo que, desde el inicio, reconoció que no existe acuerdo para definir el terrorismo y que en definitiva será cada uno de los Estados los que le den condimento. Nisman creyó que esos Estados no están atravesados de luchas internas, y que cada uno de ellos tiene buena fe, cuando de combatir al “terrorismo” se trata, y es libre de disponer de su legislación y de su economía. Utilizó el concepto “flagelo terrorista”, el mismo que hasta el hartazgo fue blandido por los dictadores.

La norma recibió críticas de parte de los organismos de Derechos Humanos, especialmente el CELS, que emitió un oportuno comunicado anunciando el serio peligro que conlleva una norma penal de estas características, que repercutirá negativamente sobre el funcionamiento de la maquinaria penal estatal, sobre todo por la falta de una definición clara (y los delitos deben ser sumamente precisos), la inflación punitiva que la ley provoca aumentando penas (cuando el Estado ha hecho bastante poco para cambiar la realidad carcelaria) y el peligro que se cierne sobre organizaciones sociales y políticas, cuyo accionar al frente de reclamos pueden ser catalogados de actos terroristas. A pesar de las justificaciones de Miguel Pichetto y Aníbal Fernández, las leyes deben pensarse más allá de los gobiernos y sus decisiones puntuales, teniendo en cuenta además que cada uno de los jueces y de los fiscales tiene su propia opinión sobre qué considerar como conducta “terrorista”. El Estado no tiene una opinión ni un accionar monolíticos, lo que resulta evidente si se observa que dos funcionarios de la Procuración General de la Nación como Nisman y Alejandro Alagia se pronunciaron en sentido adverso sobre esta ley.

Para aventar las críticas, Nisman dijo que la agravante de la finalidad terrorista no puede ser aplicada por actos que constituyan el ejercicio de algún derecho. Pero ello también dependerá de la interpretación que haga cada actor en cada proceso, con lo que, en definitiva, la gravedad del asunto radica en que la ley abre una puerta peligrosa que generará más de una violación a los Derechos Humanos. Algo similar sucedió con las llamadas “leyes Blumberg”, aprobadas en 2004, por las que se agravaron garantías judiciales y se elevó el máximo de la pena de 25 a 35 años de prisión, lo que quedó irreversiblemente en el Código Penal. Sin embargo, con una pasmosa ingenuidad, Nisman dijo que la expresión es lo suficientemente amplia para garantizar que ello no ocurrirá.

La ley antiterrorista de Pinochet –que hoy sigue vigente en Chile– es una clara muestra de que el terrorismo se define por quien ostenta el manejo del Estado y, por lo tanto, es un concepto directamente relacionado con quienes se benefician de las políticas de ese Estado. Son esos sectores los que en definitiva brindarán el condimento especial, al que Nisman se refirió anodinamente.

Por su parte, Alagia se lamentó que los juicios por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictaduracrímenes llevados a cabo con el argumento de estar combatiendo al terrorismo, justificando la imposición de tormentos y la desaparición, los centros de tortura y exterminio– no hayan sido suficientes para evitar la reiteración de las amenazas absolutas, como la figura del terrorismo persigue, con lo que el legislador echó mano a una vieja fórmula, adorada por dictadores, que es la de cincelar al potencial enemigo para luego limitar su accionar mediante el Derecho Penal de ánimo y de peligro, como normativa del viejo peligrosismo racista. Mediante esta ley, dijo Alagia, el Congreso delegó excesivo poder punitivo en las fuerzas de seguridad y en los jueces, que integran el mecanismo de represión estatal más sofisticado, con su poder selectivo, siempre en contra de los más débiles, de los que reclaman, y a favor de los dueños del capital, sempiternos beneficiados de ese poder. Evocó los miles de procesos abiertos en los que la protesta fue criminalizada, para decir que la norma traerá mayor persecución a esos sectores.

Ni qué decir de las opiniones vertidas por Eugenio R. Zaffaroni, que se despachó contra el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) al que jamás la Argentina debió haber pertenecidoporque extorsiona con éxito a nuestro país y porque su objetivo no es el lavado ni el terrorismo, sino el control del movimiento financiero.

En conclusión, bajo la extorsión de un órgano como el GAFI, se sancionó una ley que agrava irrazonablemente penas, deja en manos de jueces y fiscales la interpretación de lo que es un delito, abre una puerta odiosa a la persecución política, a la que creíamos definitivamente erradicada de nuestra vida política.

Un veto presidencial sería una medida por demás auspiciosa.

La CTA en contra de la Ley antiterrorista

Fuente: Tiempo Argentino

9 comentarios:

Daniel dijo...

Sinceramente, no creo que Cristina la vete.
Está metida con el asunto de cancelar Club de París y salir del default y por eso puso a ese Ministro de Economía. Entonces se come esta exigencia.
O sea, la Ley la baja ella, por lo tanto, casi imposible que la vete.
Es lo que vengo diciendo; o estamos en los organismos o no estamos. Si decidimos no estar comámonos la restricción al crédito, que se extiende a los privados, ojo.
Y acá es como el caso que no responden que harían de ser gobierno.
Yo los sigo y los apoyo de verdad. Nos salimos del G-20 y la mar en coche. Después explíquenme hasta donde nos chocamos con los límites del "vivir con lo nuestro".
Banco del Sur y Sudamérica autónoma recién comienza a gestarse. de aquí a que esté maduro.

Moscón dijo...

Daniel:
Yo tampoco creo que la vete,ahora¿te parece que será de ayuda el salvavidas de plomo?

Niño Errante dijo...

Esta ley articula cosas que, más tarde o más temprano, vamos a lamentar.
Cordialmente,
Yo.

Udi dijo...

No, claro que no la vetará, por las razones que tan bien expone Daniel.
Lo que no quita que uno diga lo que piensa, y que, bien utilizado el frente interno, se podría haber evitado.
Con un guiño por lo bajo a La Cámpora, y algunos legisladores, se le podría haber dicho al GAFI que el frente interno está difícil, que no es momento, etc. y patear para adelante. Un par de movilizaciones en la plaza, algunas vidrieras de bancos rotas por Quebracho (son tan estúpidos que los manipula hasta mi sobrino de 6 años) y listo.
Si no se hizo, es porque se necesita para más adelante. Lo triste es que, como en el retrato de Dorian Grey, se empiezan a notar las máculas.
En fin, lamento haber acertado hace más de un año.
Acá: http://udi414.blogspot.com/2010/11/giro-la-derecha-del-gobierno-nac.html

Un abrazo !

Leandro dijo...

Hace facil 5 años que se viene haciendo lo que dice UDI, patearla para adelante. Y bueno ya no se pudo patear mas para adelante.
Giro a la derecha mis polainas, pragmatismo. Se hace lo que hay que hacer, cuando hay que hacerlo, lo feo se evita todo lo que se puede, y cuando no se puede evitar, se hace lo que haga falta.

Realmente sorprendente y lamentable como abandonan el barco loscumpas a la primer dificultad. Se me ponen todos troskos: o se hace todo, ya, y de la mejor manera (auqnue no podamos en este momento), o nos vamos todos, le saco mi apoyo, se fue a la derecha y es una mierda.

Esa postura maximalista de algunos cumpas me tiene los huevos al plato: o todo o mejor nada, que madurez.

Javier dijo...

Así que para vos Leandro hay que tragarse los sapos con felicidad aun cuando creas que Cristina se equivoca y no sea que vayas a decirle que se puede equivocar porque entonces sos un traidor funcional a la derecha . Nestor con el 22% de los votos puso cadena nacional y dijo la corte suprema me esta extorsionando y yo tengo huevos y no me dejo extorsionar por nadie , también le dijo a Bush en la cara alca rajo y también le pago al FMI 48 hs mas tarde para que cambiaran la carta de intención y no la firmaba y según vos Cristina no puede decirle a la gafi va fangulo ?

Leandro dijo...

No, lo que me llama la atencion es que creas tan fervientemente que se equivoca, cuando ni tenes la informacion necesaria para poder evaluarlo.

Yo soy cientifico, y se que para tomar decisiones hay que evaluarlas con la mayor informacion posible. Vos no sabes con que presiona el gafi, no sabes que represalias nos amenazaba, no sabes que se negocio a cambio de esta ley, no sabes nada de lo que hay en medio. Y lo que si sabes es que la presidenta NUNCA va a usar esta ley para lo que vos temes. Tampoco sabes si el plan es aprobarla hasta conseguir lo que necesitamos y despues derogarla antes de irse. Infinitas cosas no sabes.
Pero das por cierto que todo es malo, que la presidenta es una descerebrada que no tiene idea, que te vendio a vos entregado con moño al gafi a cambio de nada y que todo sera con prejuicio absoluto para el pais. Y lo crees fervientemente, basado pura y exclusivamente en ... AIRE, porque informacion no tenes.

En fin, a un gobierno, a ESTE gobierno, con todo lo bueno que ha hecho, yo, ante la falta de informacion, le doy el beneficio de la duda. Vos, ante la falta de informacion, lo juzgas, lo condenas y lo defenestras. Esta perfecto, son posturaas validas, pero me pregunto que tendrá que hacer (que más) para lograr que alguna vez tengan confianza en que sabe lo que hace, despues de tantas veces que nos demostro que tenia razon en todo lo que hizo.
En fin

Udi dijo...

Bueno Leandro, bueno. Y ahora pasamos a ooooooooootro día de excelsas notis !!!
1) Ganó Boquita !!!
2) Subió la recaudación impositiva!!!
3) Magnetto largó a los nietos !!!

No sea pavo, hombre ! No es para tanto. Me parece, y lo digo, que esa ley es peor que mala, está equivocada. Y sigo creyendo que las líneas maestras de este gobierno deben ser apoyadas:
1) Defensa del mercado interno.
2) Política de DDHH
3) Unidad latinoamericana
4) Democratización de acceso a los medios.
5) Ampliación de derechos civiles.
Y varias más, por supuesto.
¿Y? Si mañana hay que volver a salir a las plazas a defender al gobierno de una intentona destituyente, lo volveré a hacer. Tengo claro que enfrente, está en este momento el enemigo lamiéndose las heridas, listo para desgastar y pegar.
Pero, una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa: La necesidad de relanzar un nuevo ciclo de acumulación e inversión es perentoria, nadie lo niega. El asunto, como siempre, es ¿Quién lo paga? ¿El capital, mediante impuestos? ¿O los laburantes con su salario?
Y ahí, de igual modo, sabré de qué lado de la trinchera ponerme, del que siempre estuve, el de los trabajadores.
Saludos, no se lo tome tan a la tremenda !

Maloperobueno dijo...

María Laura Böhm abogada y criminóloga (CEPOC): "¿Puede la necesidad de dictámenes e inversiones externas ser fundamento para la sanción de leyes penales, obviamente internas?

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera