The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 15 de agosto de 2017

Primer round para el gobierno, vienen dos meses calientes

14 de agosto de 2017 | Por Jorge Altamira

En las primeras horas del lunes, el capital financiero saludaba la victoria electoral del macrismo con una suba de la Bolsa y de los títulos públicos, y una valorización del peso. Las dimensiones de estas subas se encuentran lejos de ser espectaculares, pero señalan una prórroga de la confianza de la burguesía hacia el programa de guerra de clase que se empeña en desarrollar el gobierno nacional. O sea que anuncian nuevas medidas de ataque a los trabajadores, incluso por vía de decretos.

Polos

Los límites políticos y las contradicciones de los resultados, tomados en su conjunto, son claros: el oficialismo obtiene a nivel nacional solamente la tercera parte de los votos, pero consigue resultados políticos importantes en Capital, Córdoba y Mendoza, y por supuesto en San Luis y Santa Cruz. Ese tercio está acompañado por las victorias de ‘macropejotistas’ como Urtubey en Salta; Morales en Jujuy; la de los socios del macrismo en la Mesopotamia; en La Pampa (en Neuquén fue apuntalado por el MPN); y araña un primer lugar, cierto que módico, en Santa Fe. Aunque varios comentaristas ubican los votos de Massa en el campo opositor, desde el punto de vista de la política de conjunto de estos dos últimos años la caracterización más adecuada es de filo oficialista.

La victoria, incluso con estas características, refuerza la capacidad del macrismo para imponer adhesiones ‘opositoras’ en el Congreso y ejercer un gobierno por decreto. Es lo que ha hecho en los últimos meses, sea para ampliar los gastos del Tesoro y para continuar con el endeudamiento sin determinar adónde van asignados, sea para bloquear leyes aprobadas, o la discrecionalidad con que maneja el Banco Central. Incluso para expulsar a Venezuela, sin aval parlamentario, del Mercosur.

La tendencia de las Paso, incluso a través de resultados discrepantes en varias provincias, se ponen aún más de manifiesto en las elecciones bonaerenses. El macrismo logró eludir la derrota que le asignaban numerosas encuestas, incluidas las de bancos internacionales (ni qué hablar del bufón Artemio López). Ha sido aplastado, sin embargo, en los polvorines sociales como La Matanza, Quilmes, y en general en la tercera sección electoral. Las urnas han mostrado una polarización social impresionante entre las clases medias y altas, de un lado, y los obreros y sectores empobrecidos, del otro. El voto que consiguió el macrismo entre las clases medias es, de todos modos, inestable, porque está atado a una paciencia social que fluctúa y que se agota. Los voceros del oficialismo se han cuidado de no interpretar los resultados bonaerenses como un anticipo de una victoria en octubre. Pero ya han puesto en marcha los dispositivos para desarrollar una campaña muy caliente.

Clases en lucha

Las crisis políticas de arriba, como las que atraviesa Argentina desde que comenzara el agotamiento del kirchnerismo, no eliminan la capacidad de acción de las clases dominantes – atizan, por el contrario, su instinto y capacidad de acción. Es lo que ha ocurrido en estos dos años de macrismo, que unificó a la burguesía nativa y provocó una cruzada de apoyo del capital internacional y sus gobiernos y Estados. A Menem le llevó dos años estabilizar su gobierno, incluso por un tiempo limitado – hasta el inició de la crisis del ‘tequila’, a finales de 1994.

Colocados en un contexto más amplio, es decir internacional, los comicios de ayer han puesto de manifiesto que los trabajadores han asimilado en forma defectuosa el derrumbe de los gobiernos ‘nacionales y populares’ en América Latina, desde Venezuela, como es evidente, pero también Brasil, Uruguay, Paraguay y hasta Bolivia y, con vueltas y firuletes, Ecuador. Una parte del pueblo se ha resignado a tolerar una salida financiada con deuda internacional, la otra a seguir, sin perspectiva, el viejo relato en decadencia.

El vocero kirchnerista, Luis Bruschtein, no tiene la menor incomodidad en contar, en Página 12 (14.8), que “en el entorno kirchnerista se afirma que, cuando se incorpore, Cristina Kirchner no romperá el bloque de senadores”, es decir que formará yunta con quienes votaron todas las leyes del macrismo. La polarización social en el distrito bonaerense no tiene correlato, entonces, con la expresión política a la que entregó el voto y que anuncia que intentará insertarse como auxiliar del sostenimiento del régimen político entreguista. Bruschtein no lo ve de esta manera, pero se va por las ramas, y no tanto: “lo más probable”, titubea, “es que después de la elección de octubre se produzca un proceso de renovación de autoridades para que la nueva estructura (se refiere al bloque del pejotismo) sea más coherente con la situación que afrontará el peronismo en los dos últimos años del gobierno de Macri”. En resumen, ningún programa de lucha, pura ajetreo parlamentario, afán de resucitar cadáveres insepultos.

Si el ánimo ‘cristinista’ es este, el que reina en la CGT es fácil de imaginar: se dispone a ingresar en un inmovilismo sin vergüenza, mientras procura que el macrismo le conserve los privilegios. Al movimiento obrero clasista se le plantea el desafío de organizar un plan de defensa contra la ofensiva que las patronales no dejarán de aprovechar, apoyadas desde el Estado.

Los desafíos

El FIT se volvió a convertir en la opción excluyente, con alguna excepción, de los trabajadores en el campo de la izquierda. Podría mejorar para las generales de octubre, a partir del vacío que dejan corrientes que no superaron las Paso. Es necesario insistir que enfrenta una etapa de transición, una de cuyas características es la enorme confusión de las masas acerca de los alcances del agotamiento del ‘progresismo’ y del nacionalismo pequeño burgués, y por lo tanto de las conclusiones que se imponen. El FIT ha obtenido algunos resultados excelentes, en primer lugar en Jujuy, donde seguramente ha canalizado una parte de los votos que obtuvo la agrupación de Milagro Sala en 2015, y también en Santa Cruz, donde quedó como tercera fuerza, lo cual da una expresión política propia a la insurgencia popular en la provincia. Varios observadores destacan la “resistencia” del FIT a lo que caracterizan como un ‘oleaje’ macrista.

Otros tres resultados importantes han sido Mendoza, Neuquén y Salta, en el marco de parámetros obtenidos en elecciones anteriores. En Mendoza se plantea la pelea difícil para volver a ganar una diputación nacional. En Salta, el Partido de la Victoria, un aliado crónico de Urtubey, logró ponerse adelante del FIT, con una campaña ‘cristinista’. Tenemos una gran pelea en Salta de cara a las generales. Una elección muy buena realizó el FIT en Chubut, porque hacía un debut electoral, en el marco de conflictos y luchas en Aluar y petroleros, la lucha mapuche y el enorme deterioro urbano de Comodoro Rivadavia. Los partidos del FIT harán, en los próximos días, un balance detallado y más preciso, del conjunto de la participación en las Paso, incluido factores fundamentales como el nivel de movilización militante, organización del apoyo popular y número de fiscales. La lucha electoral, además de los votos, y a veces más que los votos, importa por la movilización que se ha logrado de la vanguardia de los trabajadores.

Octubre

En cuatro distritos – Capital, provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe – queda una batalla ardua hacia las generales. Desde 2013, ha estado la expectativa de conseguir una representación al Congreso nacional en Caba y Córdoba, y aumentar la de Buenos Aires. En estos escenarios, el FIT enfrenta una pelea de fondo. En Córdoba, el FIT retrocedió medio punto respecto a las primarias de 2015; el frente Mas-Mst, a su vez, logró atravesar las Paso en el distrito. Un ‘cristinista’, Pablo Carro, salió tercero, aunque retrocediendo en el porcentual de votos.

Los dos meses a octubre se perfilan como singularmente críticos en varios sentidos – de un lado, por los altibajos de la situación económica y los ataques sociales y laborales del gobierno, del otro, por el diseño que desarrollarán las fuerzas políticas en presencia. Las Paso no han definido ninguna de las cuestiones políticas fundamentales, pero es lo que la gran burguesía y el gobierno intentarán definir de aquí en más. Se asistirá, seguramente, a una lucha política despiadada, incluida la guerra sucia, y a una reducción de las promesas retóricas. Asistiremos a una readecuación de las campañas. Tenemos por delante dos semanas de intensa elaboración política de parte del Frente de Izquierda y los Trabajadores.

Publicado en https://www.facebook.com/jorge.altamira.ok/posts/792909597556570

 
TE PUEDE INTERESAR:
 
 

lunes, 14 de agosto de 2017

“La oposición ha pagado el costo de su complicidad con el ajuste macrista”

13 de agosto de 2017 | Por Corresponsal

Casi un millón de votos para el Frente de Izquierda.

A pocas horas de finalizadas las Paso, los candidatos del Frente de Izquierda presentaron sus primeros análisis de los resultados en una conferencia de prensa en el Hotel Castelar.

Néstor Pitrola, candidato a senador por la provincia de Buenos Aires, subrayó el casi millón de votos obtenidos por el Frente de Izquierda a nivel nacional y el hecho de haber superado las Paso en los 22 distritos donde participó el FIT. Destacó las votaciones del orden del 8% en Santa Cruz, Mendoza y Salta, en Neuquén (6,2%), Chaco (5,7%), y Jujuy (12,7%). En Capital (casi 4%), las cifras dejaban al FIT peleando el cuarto puesto hacia octubre y en muy buenas condiciones para la disputa por el diputado nacional por ese distrito.

En el caso de la provincia de Buenos Aires, Pitrola criticó como una situación completamente “anormal” que sólo estuvieran computadas el 12% de las mesas al momento de la conferencia de prensa (22hs del domingo). No obstante, en base a los informes de los fiscales, indicó que el FIT obtenía el 4% (superando lo obtenido en 2015), quedando también en buenas condiciones para la disputa de dos diputados nacionales y el diputado por la tercera sección y con buenas perspectivas en la lucha en los municipios.


Se aprecia en el orden nacional –dijo- una buena elección del gobierno, una elección que marca una fuerte crisis en el peronismo. “La oposición ha quedado asociada a las leyes del ajuste y pagó el costo”, analizó. A pesar de que salió a último momento a hablar contra ajuste, no ha tenido consistencia para presentarse como un canal electoral.

El gobierno no esperará a octubre –dijo Pitrola- para avanzar en la reforma antilaboral y la reforma antijubilatoria. En ese escenario, recalcó la campaña del Frente de Izquierda, pegada a la lucha de los trabajadores, y llamó a enfrentar el ajuste. “Otra vez se plantea el problema de una acción de conjunto de la clase obrera”, concluyó, y cuestionó severamente la política traidora de la burocracia sindical.


La conferencia de prensa completa y entrevistas exclusivas en el canal de YouTube del Partido Obrero


No hay texto alternativo automático disponible.


El Frente de Izquierda ha superado las PASO en todas las provincias y ha hecho una importante elección, superando por más del 30% los votos obtenidos en las PASO 2015. La oposición pejotista, massista y kirchnerista ha pagado el precio de su complicidad con el ajuste macrista. Esto vale también para Cristina Kirchner, que se sumió en el silencio e incluso llamó a deponer acciones de lucha por reivindicaciones de los trabajadores, allanando el camino al macrismo.

El resultado obtenido no le asegura al oficialismo mayoría en la Cámara de Diputados ni en Senadores, pero se valdrá de él para doblegar todavía más a la oposición, que ya ha venido colaborando con la política de endeudamiento, tarifazos, despidos y ajuste.

El Frente de Izquierda llevará estas conclusiones a los trabajadores para que la lucha que necesariamente deberán llevar adelante en defensa de sus derechos tenga como expresión política una oposición consecuente que sólo encarna el FIT. El resultado alcanzado por el FIT nos ha dejado en las puertas de reforzar la presencia en el Congreso Nacional y en las legislaturas de todo el país, conquistar nuevos diputados para enfrentar el ajuste y defender los derechos e intereses de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Comité Ejecutivo del Partido Obrero
13 de agosto de 2017
23:00 hs
 

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/la-oposicion-ha-pagado-el-costo-de-su-complicidad-con-el-ajuste-macrista

sábado, 12 de agosto de 2017

Patricio Echegaray y el “viraje” que no fue

11 de agosto de 2017 | Por Jacyn

Del XVI Congreso del PC al kirchnerismo.

Patricio Echegaray, secretario general del Partido Comunista, muerto este miércoles 9 a los 69 años después de padecer una larga enfermedad, será recordado por haber encabezado el llamado “viraje a la izquierda” de esa organización, proclamado en su XVI Congreso, celebrado en 1986. Echegaray lideraba la Federación Juvenil Comunista –todavía numerosa e influyente en aquel entonces– y saltaría de allí a la secretaría general del partido, cargo que ocupó por las siguientes tres décadas.

El XVI Congreso del PC amalgamó, de manera contradictoria, una notable radicalización de su base militante –especialmente, de su juventud– con tesis políticas profundamente democratizantes. El “viraje” consistió en la reivindicación de la “democracia”, de la Unidad Popular chilena y del Frente Amplio de Uruguay y la exploración de alianzas con sectores de la izquierda peronista y no peronista. Una década antes, el PC había apoyado, sucesivamente, al gobierno de Isabel y López Rega, a la dictadura militar de Videla y a la candidatura de Ítalo Luder –y más atrás, a la Unión Democrática y a Frondizi. Fue interpretado, por propios y extraños, como un giro a la izquierda.

Las tesis políticas del “viraje” –concentradas en el informe del hasta entonces secretario general, Athos Fava– combinaron la autocrítica “por haber sobrestimado a la burguesía y subestimado a la izquierda” con el compromiso de la “defensa de la democracia hasta el final” (“Frente y acción de masas por la patria liberada y el socialismo”, 4/11/86). Soplaban los nuevos tiempos del deshielo gorbachoviano. Prácticamente toda la dirección encabezada por Athos Fava sería relevada por la generación de Echegaray.

Según Echegaray, a pesar de los horrores de la dictadura local, los jóvenes de “la Fede” estaban animados por el contexto de la revolución centroamericana. Especialmente, por el ascenso de la insurgencia sandinista en Nicaragua. Pero la política de la generación “renovadora” de Echegaray fue la de apoyar al grupo Contadora, impulsado por los gobiernos burgueses latinoamericanos incluso del alfonsinismo y del castrismo–, que llevaría al hundimiento de la revolución nicaragüense. Dos décadas más tarde, Echegaray también colaboraría con el desarme de las FARC.

Leer más: Después del XVI° Congreso del Partido Comunista

La alianza con el MAS de Nahuel Moreno y la constitución de Izquierda Unida, en 1987, no alteraría esta línea política democratizante, todo lo contrario. El programa de IU fue el de la “redistribución de la riqueza” y “la justicia social”. Esa alianza también exploraría el acercamiento a la “izquierda peronista” –la cual terminaría, en un 99%, integrada al cafierismo y el menemismo. El PC, conducido por Echegaray, participaría en lo sucesivo del Frente del Sur y del Frente Grande, con Pino Solanas y Chacho Álvarez; conocería una reedición de IU a principio de la década del 2000 –que llevaría a Echegaray a ocupar una banca en la legislatura porteña– y, finalmente, al Frente para la Victoria y a su actual semi-disolución en el kirchnerismo. En el ínterin, el PC sufrió crisis y escisiones que fueron diezmando sus fuerzas –su secretario de organización, Jorge Pereyra, fundaría el Partido Comunista-Congreso Extraordinario; el grupo Barcesat-Mosquera, a mediados de los 90, se fue con Chacho Álvarez y la Alianza; el banquero Carlos Heller fundó su propio partido; el también otrora dirigente de la FJC, Martín Sabattella, formaría su propio grupo y se encaramaría a la intendencia de Morón. Con Heller y Sabbatella, Echegaray se reencontraría, finalmente, bajo el paraguas de los K.

El “viraje” izquierdista del XVI Congreso le daría al PC una sobrevida política impensada, cuando era un partido virtualmente acabado. Pero sus límites políticos y programáticos resultaron insalvables. El PC conducido por Echegaray terminó convertido en un apéndice de los gobiernos nacionalistas burgueses del continente. Sus filas, otrora numerosas, y su influencia entre la juventud y los intelectuales antes notables, quedaron reducidas a una expresión residual.

Echegaray nació en San Juan en 1946 y comenzó a militar en su adolescencia. Su última participación electoral fue en 2015. Entonces figuró en el puesto 19 de la lista de diputados del Frente para la Victoria, acompañando la boleta presidencial de Daniel Scioli.

Los sucesores de Echegaray no gozarán del aura de aquel XVI Congreso, último estertor de una corriente política que las próximas generaciones sólo conocerán por los libros de historia.
 



Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/patricio-echegaray-y-el-viraje-que-no-fue

viernes, 11 de agosto de 2017

Gabriel Solano: "Reclamamos la interpelación de Patricia Bullrich por Santiago Maldonado"

9 de agosto de 2017 | Por Antonia Torrebruna


Viernes 11, acto en Plaza de Mayo por la aparición con vida


La ministra de Seguridad Patricia Bullrich se negó a participar de la reunión de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados para ser interpelada por sus miembros a raíz de la desaparición de Santiago Maldonado.

“Reclamamos la interpelación a Bullrich", dijo Gabriel Solano, candidato a Legislador por el Frente de Izquierda, presente en la reunión en representación del Partido Obrero. "La ministra, al señalar que no permitirá una república autónoma mapuche, asumió la autoría intelectual de la represión contra los pueblos originarios y su justa demanda por la tenencia de las tierras que les pertenecen. Se trata de una justificación de la represión ejecutada por la Gendarmería en Chubut y de la desaparición de Santiago Maldonado en nombre de la unidad nacional del país”.

Solano denunció que “mientras ataca a la comunidad mapuche, Bullrich defiende la instalación de una ´república autónoma de Chevrón, Bulgheroni y Benetton´ en la Patagonia y en todo el territorio nacional. Es en función de estos intereses que se pretende aplicar una política de limpieza de la población mapuche, pues sus demandas chocan con el acaparamiento de los recursos naturales por parte de los monopolios internacionales. En los protocolos represivos del Ministerio de Seguridad se caracteriza a la población mapuche como potencialmente terrorista”.

Durante la audiencia, el defensor público de Esquel Fernando Machado confirmó que las pericias realizadas con perros entrenados demostraron que Maldonado no había abandonado el perímetro de la comunidad mapuche en Cushamen, al norte de Bariloche, situación que abona la hipótesis de que fue llevado en una camioneta de Gendarmería, como sugieren todos los testimonios. Esa posibilidad fue planteada por los testigos mapuche que habían cruzado el río para evitar las balas de la represión que se había desatado contra el corte interrmitente que realizaban los originarios en reclamo de la liberación de su líder Facundo Jones Huala, sometido a un segundo juicio de extradición a pedido del gobierno de Chile. El defensor oficial también había denunciado que las pericias realizadas en las camionetas de la Gendarmería hallaraon irregularidades, ya que habían sido lavadas y una faja de seguridad se encontraba rota. La audiencia reclamó la presencia de Bullrich para que el Estado brinde información sobre las acciones que realiza para encontrar con vida a Maldonado.

"En este cuadro el anuncio de Bullrich de que pagará a quién aporte información sobre Santiago Maldonado es un acto de impostura y de auto-encubrimiento porque la información la tiene que proporcionar el propio Estado, en particular el Ministerio de Seguridad que comanda la propia Patricia Bullrich”, concluyó Solano.


Mientras tanto, en Bariloche, se realizó un acto que reclamó la aparición con vida de manera inmediata de Santiago Maldonado. Participaron miembros de la comunidad mapuche local, organismos de derechos humanos, el hermano y la cuñada de Santiago Maldonado, el PTS y el Partido Obrero. El viernes 11, organismos de derechos humanos y otras organizaciones convocan a una movilización a Plaza de Mayo por Maldonado. 










Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/online/politicas/video-gabriel-solano-reclamamos-la-interpelacion-de-patricia-bullrich-por-santiago-maldonado
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero