The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 22 de agosto de 2014

Lear: el Estado y la patota al servicio de la patronal yanqui

Lear el Estado y la patota al servicio de la patronal yanqui  (Dropo)



La empresa reabrió sus puertas luego de un lock-out de dos semanas. Los delegados de la comisión interna lograron ingresar a la planta el lunes. La empresa intentó mantenerlos fuera de los sectores donde se encuentran los trabajadores, pero no pudo evitar que los compañeros recorrieran la planta y entraran en contacto, luego de dos meses, con los trabajadores. A pesar de las fuertes presiones de la burocracia del Smata y la patronal, la mayoría de los trabajadores recibió fraternalmente a sus delegados. El operativo de la policía Bonaerense y la Gendarmería nacional contó con más de mil efectivos, con el fin de evitar cualquier medida de lucha de los despedidos.

La enorme puesta en escena del aparato represivo contó con la presencia del jefe de la policía bonaerense y del propio Sergio Berni, quien se paseó por las puertas de Lear en una clara provocación contra los despedidos. El gobierno nacional y Scioli han puesto todo el aparato represivo al servicio de la patronal, colocándose claramente como garantes de los despidos y el ajuste. Al mismo tiempo, buscan intimidar al conjunto de los trabajadores, quienes ven que la lucha por sus reivindicaciones encuentra al aparato del Estado como uno de sus principales enemigos.

Una nueva asamblea trucha
La dirección del Smata impuso una nueva asamblea para destituir a la comisión interna, esta vez en la propia fábrica. Con Pignanelli y Manrique a la cabeza, ingresó una patota a la fábrica para desarrollar la asamblea. Bajo una enorme presión y amenazas, los trabajadores fueron obligados a participar de una asamblea, donde se “resolvió” la destitución de la interna. Una enorme cantidad de trabajadores no quiso levantar la mano, por lo que la patota del Smata los amenazó en ese mismo momento. Los delegados definieron no entrar a la planta, dadas estas condiciones de intimidación. Los funcionarios del Ministerio de Trabajo presentes en la asamblea trucha del Smata salieron a buscar a los delegados para que participen y legitimen la truchada. La burocracia realizó la asamblea con patotas y amenazas, y sin la participación de los trabajadores despedidos. Culminada la truchada, Pignanelli y Manrique salieron a la calle con su patota a provocar, desde el otro lado del cordón policial, a los despedidos que se encontraban en el acampe. Definitivamente, Pignanelli actúa como un matón a sueldo de las patronales.

La lucha de los trabajadores de Lear continúa. Queda planteado desarrollar una enorme campaña contra el gobierno kirchnerista, que cacarea contra los buitres y pone todos sus resortes a disposición de las patronales yanquis. Esta enorme lucha ha desnudado el rol de la burocracia sindical y el Estado capitalista a la hora de enfrentar a los trabajadores que luchan contra el ajuste. El conjunto de la clase obrera ha tomado nota de esto y se prepara con mayor conciencia para desarrollar sus luchas.

Juan Pablo Rodríguez


- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1328/2014/08/21/lear-el-estado-y-la-patota-al-servicio-de-la-patronal-yanqui/#sthash.DyzWbEu2.dpuf

27/28 TODOS AL PARO NACIONAL ACTIVO

Los plenarios y asambleas, en marcha



Ya no hay dudas de que la crisis la estamos pagando los trabajadores.

Hasta el propio Indec acaba de reconocer que se han perdido 190.000 puestos de trabajo y que 200.000 han desertado de la búsqueda de empleo.

Si no se contaran los planes sociales como “empleo genuino”, la desocupación orillaría el 20 por ciento.

También crecen las suspensiones; sólo en la industria automotriz superan las 10.000.

La suba de los precios no cesa, superando ampliamente lo establecido por las paritarias.

El impuesto al salario confisca a un millón de trabajadores, el IVA a todos.

Los jubilados, el eslabón más débil de la cadena, deberán soportar hasta marzo un haber de 3.200 pesos por mes.

Mientras los trabajadores sufrimos esta situación, el gobierno ‘pelea’ para que le dejen pagar la deuda externa usuraria.

La respuesta oficial es el espionaje, la represión y una ley antipiquetes.

Para enfrentar todo esto, el Partido Obrero viene planteando desde hace meses la necesidad de un paro nacional.

Moyano y compañía lo han convocado para el próximo 28 de agosto, sin perspectiva de continuidad.

El Partido Obrero llama a valerse de esta convocatoria para realizar en todo el país una demostración de lucha de los trabajadores.

Por eso, la Coordinadora Sindical Clasista-PO y la CTA hemos convocado para el 27 de agosto movilizaciones en todo el país.
Llamamos a parar y a movilizarnos masivamente contra los despidos y las suspensiones, por la reapertura de las paritarias, por la eliminación del impuesto al salario, por un aumento de emergencia de 3.000 pesos para todos los jubilados.

Por el triunfo de Lear, Donnelley, Emfer y de todas las luchas.
La gran victoria de los trabajadores docentes de la Universidad de Tucumán, luego de una huelga de 90 días, marca el camino.


- See more at: http://prensa.po.org.ar/po1328/2014/08/21/2728-todos-al-paro-nacional-activo/#sthash.TKnqo3rE.dpuf

jueves, 21 de agosto de 2014

“Lo que ha querido la presidenta es poner en valor 'progresista' una ley reaccionaria y antipopular"




Reproducimos abajo la intervención de Néstor Pitrola en la Comisión de Asuntos Penales, fijando posición a favor de un dictamen por la derogación de la ley antiterrorista, debate disparado por el anuncio de la presidenta de una nueva aplicación, esta vez a la empresa Donnelley que declaró la quiebra:
 
Desde el Partido Obrero y desde el Frente de Izquierda apoyamos la posición a favor de la derogación de esta ley.
 
La impresión que da es que el relato kirchnerista ya no resiste ni el número de una ley, porque a la hora que se planteaba la aplicación de la 26.734 se estaba accionando ante la justicia por otra ley. Sin embargo, no le admitimos a la presidenta esta cuestión de la confusión. No vamos a comprar ese argumento. Lo que ha querido la presidenta es poner en valor “progresista” una ley reaccionaria y antipopular destinada a la represión de los movimientos populares. Esta es la maniobra política, muy claramente. La ubicamos como aquí han dicho otros, en el contexto de la designación y el sostenimiento de Milani, el contexto del Proyecto X y el contexto de un Berni que está yendo al frente de la gendarmería a cada fábrica que cierra. Acá como el tero, ponen el grito en  un lugar y el huevo en otro. Mandaron la gendarmería a Patty, a Lear, a Gestamp, la mandaron a todas partes a excepción de Donnelley, donde presuntamente atacan a los buitres que están cerrando una planta. No vamos a comprar desde el Frente de Izquierda esto y a la progresía kirchnerista, le advertimos sobre la intención de Cristina que dice “Uds. creían que era para aplicarla al movimiento popular”, (lo cual está confesando que se puede aplicar al movimiento popular), le decimos que si éste fuera un gobierno progresista, que nosotros no lo consideramos como tal, cuando venga un gobierno de signo contrario vamos a tener una ley que va a poder ser aplicada. El problema es entonces su contenido, de manera que la derogación creo que tiene que estar fuera de toda discusión. 
 
Por otra parte, los inspiradores de esta ley son la diplomacia del estado central de los buitres que la presidenta dice combatir. Esta ley ha sido inspirada con el mismo movimiento político del desplazamiento de la cuarta flota, del emplazamiento de bases norteamericanas por toda América Latina, por eso fue saludada en su momento porque le dieron fecha y día para aprobarla de apuro al gobierno kirchnerista y esa es la inspiración política. El hecho como se denunció muy bien aquí, que se haya aplicado contra los mapuches en Chile, lo único que está demostrando es que es la inspiración política de esa ley es contra los movimientos desestabilizadores de los delegados del poder imperialista en América Latina. Caracterizándola desde ese punto de vista, la derogación de esta ley para nosotros es incondicional, aunque se la quieran aplicar al más reaccionario de los empresarios.
 
Por otro lado, este sería el cuarto caso, Félix Díaz, Juan Pablo Suárez, el periodista santiagueño, y el intento también de aplicarla a los ambientalistas que luchaban contra la megaminería a cielo abierto, de manera que los antecedentes de aplicación de esta ley son contra el movimiento popular.
 
Por otro lado, este asunto de los tipos penales abiertos. El jurista más destacado, que incluso ha sido siempre una apoyatura política del gobierno, que ha criticado los tipos penales abiertos incluidos en esta ley, es el miembro de la Corte más ligado al gobierno, quien ha hecho críticas que son de prestigio internacional. Incluso criticando tipos penales que no son tan abiertos pero que se aplican al movimiento popular como la asociación ilícita. Cuando llegó la hora de la aplicación de la ley antiterrorista, no sólo se olvidaron de Verbitsky, como aquí se dijo, se olvidaron del jurista, se olvidaron de todo. Actuaron por presión internacional porque en todo momento el kirchnerismo se adhirió a la política antiterrorista del gobierno de Bush, yo quiero recordarlo porque recorrieron todos los escenarios internacionales con este planteo de la política antiterrorista, adhiriéndose a la diplomacia norteamericana. No vamos a aceptar ahora este verso.
 
Lo último que quiero decirles, como un aporte, como soy gráfico y conozco lo de Donnelley, es que están encubriendo que a Donnelley le dieron Repro, los subsidios que se otorgan a los empresarios con dinero de los jubilados. Esta quiebra fraudulenta contó con la complicidad del gobierno. Luego hubo un planteo de recurso de crisis que conoció el Ministerio de Trabajo para despedir a 123 trabajadores y el Ministerio de Trabajo miró para otra parte. Lo rechazaron los trabajadores, pero el gobierno supo en tiempo y forma la preparación de esto que terminó siendo una quiebra autosolicitada por la empresa Donnelley que no son unos improvisados, es la primera empresa gráfica del mundo.
 
Rechazamos por completo la ley y saludamos la oportunidad política de esta ofensiva para ir por su derogación. Aún si no lo consiguiéramos, colegas diputados, tenemos que hacer todo, llevarlo a la sesión, luchar por tablas, por preferencias, por lo que fuera. Vamos a dejar sentado cuando ya prácticamente se ha lazando la campaña electoral 2015, la posición de todas las fuerzas políticas en este punto. Si no la derogamos hoy, será mañana. Muchas Gracias.
 
Para Comunicarse:
Néstor Pitrola: 15-5324-2356 
 
Contacto Prensa:
Maura 1540555424
Agustina 1555770598
Silvia 1140417225
Cecilia 1140553294
Olga 1560058303
 

Quiénes son los 'buitres' y para qué sirven las "leyes argentinas"



 
¿La de Lear es una patronal buitre que, sencillamente, “viola las leyes argentinas”? Es lo que dice también una carta al embajador norteamericano, a quien se ha pedido, contradictoriamente, mediar en el conflicto. Sería una noticia sensacional ver a un yanqui empeñado en que se respeten las normas vigentes en Argentina. Capitanich y CFK, sin embargo, no creen que haya ocurrido algo así, porque ni se han mosqueado ante el despido de 200 trabajadores de la metalmecánica.
 
¿Cuáles serían las “leyes argentinas” que habrían sido violadas: las indemnizaciones ofrecidas a los obreros de Lear?  Los trabajadores en lucha las han rechazado porque defienden el derecho al trabajo, no porque violen alguna ley. En una operación de vaciamiento, la patronal de Lear importó cables, en forma perfectamenet legal, o sea con la autorización de las entidades impositivas, aduaneras y de Industria. Pignanelli firmó un convenio con la patronal en 2012, que remunera un 40% menos a los nuevos obreros, y de este modo incentivar el despido de la planta en actividad. Todo está autorizado por ley laboral kirchnerista, copiada de la Banelco, que autoriza el convenio por empresa y a la baja.
 
En Donnelley se aplicaron los Repro, que forman parte del cuerpo legal y de las medidas “nacionales y populares” de subsidios a las patronales con dinero de los jubilados. La patronal requirió también la aplicación del “legal” recurso de crisis, una delicia legal argentina que autoriza a suspender la vigencia del convenio colectivo. Luego la patronal apeló a pedir quiebra, acumulando ella misma los elementos para justificarla ante la justicia. Esta hizo cumplir “la ley argentina” y habilitó el proceso que permitió cerrar la planta.
 
Ahora Cristina conmocionó a la Unión Industrial pidiendo la aplicación de otra “ley argentina” a Donnelley: la antiterrorista. Esta “ley argentina” es inspiración política y literaria del Departamento de Estado norteamericano. Se trata de una ley que complementa la acción de la IV Flota, la diplomacia imperial y las crecientes bases norteamericanas en América Latina. La designación y tenaz sostenimiento de Milani al frente del Ejército ha sido vinculada a esta “ley argentina”.
 
Los trabajadores de Donnelley, toda la izquierda y hasta varios K nos hemos opuesto terminantemente a la aplicación de esta ley, sin importar si afecta a la patronal de Donnelley; sería antecedente para usarla contra el movimiento popular. Que la patrona vaciadora sea expropiada y empresa funcione bajo gestión obrera, no figura entre las “leyes argentinas- se trata de una salida transicional que depende del grado de movilización de los trabajadores, algo que olvidan los que se llenan la boca con ella.
 
La idea de la violación de las “leyes argentinas” fue mentada hace cinco años por el PCR en el conflicto de Kraft, algo lógico en una corriente que enarbola la unidad de la clase obrera con la burguesía nacional. El Secretario General del Sutna San Fernando, por el contrario, planteó en el plenario convocado el sábado pasado, en apoyo a las luchas de Donnelley y Lear, que la patronal nacional es tan buitre como las multinacionales, como lo demuestra la experiencia de los obreros de Fate, del monopolio de Aluar, cuya patronal es ‘nacional’. Fue una conclusión política profunda, una verdadera lección. 
 
El nacionalismo, en los países oprimidos, juega un rol progresista, solo en forma circunstancial y de un modo excepcional es por regla reaccionario, porque enfrenta a la clase obrera.
 
Néstor Pitrola
 

PRO - Cesado

Related Posts with Thumbnails