The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 24 de septiembre de 2017

Las falsas premisas de la “Secundaria del futuro”

21 de septiembre de 2017 | #Prensa Obrera 1475 | Por Gabriel Solano

La premisa en la que funda la reforma educativa del gobierno de Rodríguez Larreta es falsa. Afirmar que la creciente desocupación juvenil tiene su origen en los déficit de formación de los propios jóvenes carece de todo fundamento. Contra lo que se dice, la fuerza de trabajo en la Argentina está relativamente sobrecalificada. Una mayoría de trabajadores realiza tareas que están por debajo de su real calificación. Aunque está lejos de ser un fenómeno nuevo, esta situación se ha agravado bajo la actual administración. En su año y medio de gobierno no se ha detenido la destrucción de trabajo industrial, en general de mayor calificación, y sólo creció el empleo en la construcción y el agro, que se caracteriza por su mayor descalificación e informalidad.

Este error de diagnóstico es interesado. Conlleva a culpar al desocupado por su condición, pues su carencia de trabajo sería el resultado de su falta de formación, y quita la responsabilidad en la organización capitalista del país que se muestra incapaz de crear puestos de trabajo para el conjunto de la población dispuesta a trabajar. En ausencia de creación de nuevos empleos, el ingreso de jóvenes al mercado de trabajo sólo puede ser en detrimento de otros trabajadores con mayores derechos.

El crecimiento del trabajo descalificado y precario muestra que la máxima de que la “educación debe vincularse con el mundo del trabajo” conduce inevitablemente a una educación descalificada. Bajo el capitalismo el desarrollo tecnológico opera de manera contradictoria. En vez de redundar en un beneficio general, con mayores salarios para los trabajadores y una reducción de la jornada laboral, termina incrementando la desocupación estructural y condenando a la mayoría de la fuerza de trabajo a tareas rutinarias y descalificadas.

Los documentos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a la cual el gobierno quiere ingresar, promueven el reemplazo de una educación científica e integral por los llamados ‘conocimientos blandos’, un eufemismo para denominar a ciertos manejos instrumentales que son propios de la formación que las empresas deben impartir a sus trabajadores, pero que de ningún modo pueden ser el eje vertebrador de un sistema educativo. Para el capital se trata de que el costo de formación de sus trabajadores sea asumido por el propio Estado, lo que conduce inevitablemente a transformar a la escuela en una dependencia de la empresa capitalista.

Por esta vía la reforma educativa se transforma en la otra cara de la moneda de la reforma laboral. El trabajo descalificado requiere una educación descalificada.
Esta coincidencia explica por qué el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, le confesó a la CGT que el punto de partida de la reforma laboral será la implementación de las llamadas “prácticas profesionales” de los estudiantes en las empresas. Es justamente lo que quiere consagrar el proyecto de “secundaria del futuro” elaborado por el gobierno de Rodríguez Larreta, que establece la eliminación del quinto año actual y su reemplazo por el trabajo gratuito en empresas.

Este plan descalificador nada tiene que ver con la necesaria unidad de teoría y práctica para asegurar el proceso pedagógico y la asimilación correcta de los contenidos. Esta unidad en la medida que sea pedagógicamente necesaria debe hacerse en los propios establecimientos escolares bajo la supervisión de los docentes y no de capataces o supervisores.

Los estudiantes secundarios con sus ocupaciones y movilizaciones han colocado en agenda la defensa de la educación ante una avanzada capitalista que promueve un retroceso pedagógico y formativo de proporciones. Con independencia del resultado de su lucha, ya han conseguido un primer triunfo.


El kirchnerismo se hace ahora que esta en contra de esta reforma y de las pasantías que antes ellos promocionaban y que por suerte en gral no se aplicaban en la ciudad . Aca el decreto de Cristina Fernandez por las pasanrtías en los secundarios   https://www.cronista.com/economiapolitica/Decreto-13742011-sobre-pasantias-20110919-0114.html

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1475/educacion/las-falsas-premisas-de-la-secundaria-del-futuro-1

“Al ajuste le hacemos frente con los trabajadores y la izquierda”

21 de septiembre de 2017 | #Prensa Obrera 1475 | Por Corresponsal

Con la presencia de los principales candidatos parlamentarios para la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, el Frente de Izquierda relanzó el martes 19 en el Hotel Castelar, luego de las Paso, la campaña hacia las elecciones generales del 22 de octubre.

Estuvieron presentes los candidatos Néstor Pitrola (a senador por la provincia), Nicolás Del Caño, Romina Del Plá y Juan Carlos Giordano (a diputados por la provincia); Guillermo Kane (a legislador por la tercera sección electoral bonaerense); Marcelo Ramal, Vanina Biasi y María del Carmen Verdú (a diputados por la Ciudad) y Myriam Bregman, Gabriel Solano y Nicolás Núñez (a legisladores porteños).

En el conjunto de las intervenciones, el Frente de Izquierda ratificó su compromiso en la lucha por la aparición con vida de Santiago Maldonado y en la denuncia de la responsabilidad y el encubrimiento del Estado.

Con los trabajadores


La conclusión del acto estuvo a cargo de Néstor Pitrola, quien afirmó que “el punto crucial de la disputa electoral en la provincia de Buenos Aires para el Frente de Izquierda es que al ajuste y las reformas laboral, jubilatoria e impositiva de Macri, Vidal y los gobernadores, le hacemos frente con los trabajadores y la izquierda, desnudando la colaboración con la política del gobierno de todas las alas del PJ, y en particular del kirchnerismo”.

En esa línea, Pitrola enfatizó en la polémica con Cristina Fernández de Kirchner, señalando que durante su gobierno hizo uso de las fuerzas represivas para el espionaje y la represión contra las movilizaciones populares, mientras que sus recientes declaraciones mediáticas -incluidas las que encubren a la burocracia sindical que asesinó a Mariano Ferreyra- “son puentes estratégicos a una clase capitalista cuyo objetivo es la ofensiva contra los trabajadores”.

El candidato a senador resaltó la pelea del FIT contra el ajuste de Macri y los gobernadores en todos los terrenos, destacando el crecimiento de la izquierda en los sindicatos, y señaló que “llamaremos al voto al FIT en todas las categorías en defensa de los convenios colectivos de trabajo y el sistema jubilatorio, en defensa de la educación pública, para que los impuestos sean progresivos, para que la crisis la paguen los capitalistas”.

La izquierda debe estar en el Congreso

Marcelo Ramal comenzó su intervención destacando la presencia nacional del FIT, que se presentará en 21 provincias para octubre, siendo “uno de los grandes bloques políticos que disputan en las elecciones”.

A su turno, el candidato a diputado marcó que “los hechos rebatieron el intento del gobierno de que octubre sea un trámite: en las elecciones se van a poner a prueba todas las grandes cuestiones políticas de las Paso para acá”, haciendo referencia a la desaparición de Santiago Maldonado y a la tentativa del macrismo de imponer una “reforma educativa precarizadora de la juventud”, que fue respondida con una gran movilización estudiantil. En ese cuadro, marcó Ramal, “la conducta de los candidatos sobre estas cuestiones es emblemática: Carrió, que tuvo casi un 50% de los votos -y por tanto- una responsabilidad con sus electores- durante un mes no abrió la boca y cuando lo hizo fue para blindar a Patricia Bullrich, para encubrir a una encubridora”. Ramal también cargó duró contra Lousteau, el cual, después de disputar la jefatura de Gobierno al macrismo en 2015, terminó como embajador de Macri en los Estados Unidos: “El electorado castigó sus vaivenes”, afirmó, agregando que “del mismo modo, el kirchnerismo porteño paga el precio de su larga colaboración política con el macrismo en la Ciudad”.

La conclusión de Ramal sobre este panorama fue que “en la ciudad de Buenos Aires se ha producido un vacío político en la oposición al macrismo, y ese vacío lo tiene que llenar el FIT con una campaña vigorosa”. En esa línea, afirmó que “la ciudad del Argentinazo, de las enormes movilizaciones por la escuela laica, la ciudad del Ni Una Menos, debe y necesita tener una representación política de izquierda en el Congreso y una poderosa bancada en la Legislatura”.

Por su parte, Nicolás Del Caño denunció la complicidad de la oposición patronal y la burocracia sindical con el ajuste del macrismo, marcando la necesidad de “diputados y senadores que defiendan al pueblo trabajador”. En ese sentido, Juan Carlos Giordano marcó que “queremos bancas para ponerlas en apoyo a la lucha de la familia de Santiago Maldonado, de los obreros de Pepsico, de los secundarios y docentes y de los científicos del Conicet, y para favorecer una alternativa política de los trabajadores, las mujeres y la juventud, por un gobierno de trabajadores”.

Represión y luchas

La referente de la Correpi (coordinadora antirrepresiva) y Poder Popular, María del Carmen Verdú, señaló que “la represión, que sigue al ajuste como la sombra al cuerpo, ha sufrido una profundización en todas las áreas”, denunciando el incremento de las detenciones arbitrarias y de la violencia policial, en particular contra los trabajadores que salen a luchar. Por su parte, Myriam Bregman defendió la trayectoria de lucha y denuncia del FIT contra los aprestos represivos: “Nosotros fuimos los principales denunciadores de la Gendarmería también en el gobierno anterior. Ha sido usada por todos los gobiernos en las grandes represiones. También denunciamos, con pruebas, que por su extensión nacional opera como el principal aparato de espionaje del país”.

Laura Marrone trazó un paralelo de la reforma antieducativa con el “sistema universal de salud”, que implica la tercerización y ajuste sobre la salud pública; reivindicó las luchas del FIT en ambos terrenos y señaló que “lo nuestro es un compromiso que se renueva día a día, en el Parlamento y en los lugares de trabajo y de estudio”.

Sobre el cierre del acto, Néstor Pitrola anunció que el FIT ya ha comprometido su participación en el debate de candidatos a senadores por la provincia, y llamó a CFK (la única de los cinco candidatos que no se expresó al respecto) a participar del mismo. Finalmente, destacó que “el FIT va a la batalla política” poniendo la campaña al servicio de las luchas obreras y desde el lugar de una delimitación del conjunto de las fuerzas de la coalición del ajuste. Y concluyó: “Que se olviden de ir por nuestros votos. Nosotros vamos por los de ellos”. 
 



Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1475/politicas/al-ajuste-le-hacemos-frente-con-los-trabajadores-y-la-izquierda-1

sábado, 23 de septiembre de 2017

Elecciones UBA: El Partido Obrero y la izquierda reafirman sus posiciones

21 de septiembre de 2017 | #Prensa Obrera 1475 | Por Julián Asiner (Dirigente de la UJS - PO y Presidente de la FUBA)

La semana pasada se realizaron las elecciones en las trece facultades de la UBA. Las listas impulsadas por el Partido Obrero y la izquierda reafirmaron sus posiciones, logrando la conducción de cuatro centros. En Farmacia, ampliamos nuestra votación alcanzando el 60%. La agrupación del Rectorado, Nuevo Espacio, se llevó la minoría desplazando del segundo puesto al frente kirchnerista integrado por Nuevo Encuentro y La Mella. En Filosofía y Letras volvimos a derrotar a este último conglomerado de fuerzas, a pesar de que en esa facultad cuenta con el apoyo activo de la decana y de los principales funcionarios. Nuestra lista se llevó tres consejeros con el 31%, mientras que El Colectivo se quedó con uno con el 26%. En Veterinaria, el Evet volvió a ganar el centro, esta vez con el 54% de los votos. La lista K La Tropilla, apalancada por las autoridades, quedo muy atrás con el 21%. Por último, en Fadu, volvimos a derrotar el intento del decano y el rectorado de hacerse con el centro. La Lista 5, que encabeza La Corriente y lleva a la UJS en la vicepresidencia, logró vencer por más de 3 puntos a la coalición de las autoridades.

Al mismo tiempo, logramos consolidar nuestra fuerza en las facultades más grandes. En la Facultad de Medicina defendimos el consejero por la minoría y ganamos la carrera de Medicina, la que más votó de toda la UBA. Allí, a pesar de que votaron 3.000 estudiantes más que en la última obligatoria, Nuevo Espacio obtuvo 4.000 votos menos que en 2015, cayendo casi 20 puntos, del 63 al 44%. El Frente se consolidó como la gran alternativa en la facultad. Cruzando Plaza Houssay, en Económicas, donde Nuevo Espacio hizo una elección plebiscitaria (67%), logramos quedarnos con el segundo lugar, desplazando de ese puesto a La Mella-SOS. La reconstitución del MxE y su presentación conjunta con el Frente de Izquierda se apoyó en un activismo que logró volver a avanzar en la facultad sobre la base de una delimitación con las agrupaciones cooptadas al kirchnerismo. En Derecho, logramos defender nuestro delegado a la Fuba, lo mismo que en Ingeniería, Agronomía y Odontología.

La crisis del kirchnerimo

El gran cambio en estas elecciones de la UBA ocurrió en la Facultad de Sociales. Allí se concentró la crisis del kirchnerismo, que se partió verticalmente desde el decanato hasta el centro de estudiantes. En ambas elecciones se impuso el sector más alineado con el rectorado de Barbieri. En un esfuerzo por agrandar al llamado “espacio reformista” (la vieja Franja Morada), el diario La Nación les anotó esa victoria como propia. Lo cierto es que la futura decana, Carolina Mera, llevó como nave insignia de campaña sus fotos con Cristina Kirchner y Daniel Filmus. En Sociales, la Franja propiamente dicha (“Nuevo Sociales”) hizo una elección marginal del 4%. Una hipotética alianza entre ambos bloques de cara a la Fuba, con la que sueña La Nación, tendrá que pasar por la prueba de una confrontación política pública. El sector de La Cámpora y Nuevo Encuentro, que hizo bandera del centro de Sociales y pretendió defenderlo en un frente con La Mella, salió duramente golpeado de la contienda. No así la izquierda, que logró recuperar terreno en la facultad. Nuestras listas volvieron a imponerse en las carreras de Comunicación y Sociología, logramos la minoría en Trabajo Social y estuvimos a 92 votos de conseguir un consejero directivo. Participaron 3.579 estudiantes de la consulta que impulsamos sobre la elección a decano, donde nuestro candidato, Eduardo Grüner, se impuso con el 45% sobre Mera (33%) y Postolski (20%).

En Psicología, el Impulso (Sur, La Mella, El Brote) perdió la mayoría estudiantil en manos de Franja Morada. Durante la campaña, en lugar de enfrentar el crecimiento del radicalismo en la facultad, el Impulso apuntó todos sus dardos contra el EPA! y el PO. Rehenes de una base derechista que alimentaron con años de campañas macartistas en nuestra contra, el Impulso terminó cediendo terreno a la derecha de verdad. Por nuestra parte, volvimos a hacer una gran elección en la facultad y por solo un punto no pudimos defender nuestro consejero directivo. En Exactas, la lista K de las autoridades logró crecer a expensas de La Mella, que cayó más de 10 puntos respecto de la última obligatoria. Nosotros crecimos 4 puntos en nuestra votación, y también lo hicimos en votos absolutos, quedando a muy pocos de mantener nuestro consejero directivo.

La “normalización” de la Fuba

Terminadas las elecciones, el Rectorado dio comienzo a una nueva campaña de difamación contra la Fuba y la izquierda. Además del diario La Nación, la ofensiva de los radicales se apoya en la Inspección General de Justicia (IGJ), que bajo la batuta de un ex Franja Morada, Sergio Brodsky -hombre de Nosiglia, Angelici y Richarte-, amenaza con intervenir a la federación. Esta “normalización” de la Fuba que reclaman con falsos argumentos sobre congresos y balances sólo tiene un único objetivo: allanar el camino para la reelección de Alberto Barbieri y conseguir un movimiento estudiantil adicto que avale las reformas que el actual Rectorado impulsa en sintonía con el gobierno de Macri. La idea de intervenir la federación a través de la IGJ es una expresión de impotencia: a pesar de los recursos desplegados, el Rectorado no consiguió mayoría propia de delegados ni de centros en la Fuba. Por eso, la intervención macrista corre en paralelo a una política para integrar a los K vencedores de Sociales y al MLI de Ingeniería a un bloque común para desplazar a la izquierda.

Un dato no menor a tener en cuenta es que, gracias al aval de los decanos, Franja Morada pegó las boletas de centro de estudiantes a las de consejo directivo en las facultades de Económicas, Medicina y Derecho, y lo mismo hizo el MLI en Ingeniería. Esta maniobra, además de avasallar la autonomía de los centros de estudiantes -cuyas elecciones pasan a estar bajo el control de las autoridades- incrementa el peso de estas facultades en la distribución de delegados, distorsionando enormemente la proporción de las fuerzas en la Fuba. Allí donde gana la izquierda, las votaciones están diferenciadas y, por ende, la participación de los estudiantes en las elecciones de centros tiene un carácter optativo, no obligatorio.

Por un movimiento estudiantil independiente

Así las cosas, el Rectorado buscará integrar a los desprendimientos del kirchnerismo y de sectores independientes para lograr una mayoría en la Fuba y eliminar cualquier cuestionamiento a la reelección de Barbieri.

La UJS denuncia esta tentativa, que se ocultó a los estudiantes durante la campaña y pretende apoyarse en la intervención del Estado vía IGJ y una distribución de delegados distorsionada. Convocamos a todos los estudiantes que nos acompañaron con el voto a movilizarse en defensa de una federación independiente, que enfrente el ajuste y las reformas privatistas del macrismo y el Rectorado. En oposición a la reelección de Barbieri, reclamamos la democratización de los estatutos para que, a 100 años de la reforma del ’18, la dirección de la UBA vuelva a ser una representación genuina de la masa que estudia y trabaja en la universidad. 

Nuestros aliados son los pibes secundarios, que ocupan sus colegios contra la destrucción de la secundaria, los investigadores del Conicet, que hacen lo propio frente a los ataques a la ciencia, y todos los que salen a luchar contra la tentativa del gobierno y la burguesía de avasallar las conquistas populares y democráticas.

Más que nunca, el lugar de la Fuba es en las calles, junto a los trabajadores.
 

Fuente:http://www.po.org.ar/prensaObrera/1475/universidad/elecciones-uba-el-partido-obrero-y-la-izquierda-reafirman-sus-posiciones-1

viernes, 22 de septiembre de 2017

[Editorial] Un mes de intensa lucha política

21 de septiembre de 2017 | #Prensa Obrera 1475 | Por Marcelo Ramal

Las batallas del Frente de Izquierda en todo el país  
La segunda fase de la campaña electoral plantean, tanto al Partido Obrero como al Frente de Izquierda, fuertes desafíos en todo el país. Hay que afrontarlos con la mira puesta en el próximo período cuando, por un lado, se ponga en juego la capacidad del gobierno Cambiemos para avanzar en un ajuste de mayor alcance y, por el otro, el carácter social y la orientación política de la oposición a ese ajuste.

En la provincia de Buenos Aires, la pretensión del kirchnerismo de absorber el voto opositor en aras de una polarización con el gobierno está enfrentando dificultades muy claras. La “pejotización” de la campaña de Cristina ha avanzado, al punto de condicionar su futuro político -2019- a lo que resuelvan los Gioja, Insfrán o Espinosa. Aunque bate el parche contra el ajuste, el acuerdo de fondo con quienes cogobiernan con el macrismo aflora en cada nuevo paso de la campaña ‘ciudadana’. El llamado de Daer a votar por Cristina se da en el mismo momento en que los triunviros, junto al randazzista Acuña, tejen un acuerdo con el gobierno para avanzar en la reforma laboral. La burocracia admitiría una rebaja de aportes patronales -que sufrirán los actuales y futuros jubilados- a cambio de un nuevo rescate a las desfalcadas obras sociales. En el paquete entra también el apoyo de la burocracia a un nuevo régimen de pasantías laborales, para reforzar la explotación de la juventud como mano de obra ultraprecarizada. La moneda de cambio central: la preservación del “modelo sindical” del unicato y el respaldo del Estado al sindicalismo empresarial y propatronal. El preámbulo de esta negociación antiobrera es el levantamiento de los confederales y de cualquier amague de lucha, todo lo cual fue precedido por pedidos explícitos de Cristina en el mismo sentido. Una polarización real contra el macrismo entraña una oposición de fondo a la política del ajuste. Pero la Unidad Ciudadana… con el pejota y la burocracia de los sindicatos no puede encarnarla. En este cuadro, el Frente de Izquierda debe empeñarse en una fuerte campaña de delimitación con el kirchnerismo, comenzando por las grandes organizaciones obreras. A este propósito sirve el plenario obrero en apoyo al FIT que estamos convocando para el próximo 30 de septiembre en Lanús, junto a Izquierda Socialista, y que reunirá a luchadores de todo el país contra la reforma laboral, contra el pacto Macri-burocracia y por un voto de independencia política el próximo 22 de octubre.

A partir de esta lucha, aspiramos en Buenos Aires al ingreso de Nicolás del Caño y Romina del Plá, y a la renovación de nuestra banca en la Legislatura bonaerense con Guillermo Kane, lo que podría llegar a abrir las puertas en ciertos concejos deliberantes.

En la Capital del país, cualquier atisbo de polarización ha sido liquidado en las Paso. El voto a Carrió aventajó por más de treinta puntos al kirchnerista Filmus, y en casi cuarenta a Lousteau. El voto al gobierno, sin embargo, deberá pasar la prueba de los hechos que en este tiempo sacudieron al país, comenzando por la desaparición de Santiago Maldonado. A la responsabilidad y encubrimiento posterior de Bullrich, se añade el largo silencio de la candidata Carrió, que sólo rompió para respaldar incondicionalmente a la ministra -o sea, para encubrir a los encubridores. La misma ausencia debe atribuírsele a Lousteau. La otra cuestión a tener en cuenta es la oleada de tomas de escuelas, contra una reforma de la secundaria que liquida contenidos formativos para entregar a los estudiantes como mano de obra gratuita del capital. En las Paso, desarrollamos una fuerte campaña en los colegios contra una orientación descalificadora que ya estaba presente en las reformas de la enseñanza media del gobierno anterior. Por lo tanto, no es casual que sólo el FIT rechace su contenido -el kirchnerismo sólo cuestiona su “oportunidad” o carácter inconsulto. Con sus votaciones mediocres y en declinación, el kirchnerismo y Lousteau han pagado el precio de su colaboración política con el macrismo. En este cuadro, llamamos a concentrar el voto progresista y de izquierda en el FIT. El ingreso de un diputado desde la Capital y el refuerzo de nuestra presencia en la Legislatura, con Myriam Bregman y Gabriel Solano, constituirían una poderosa palanca para que la oposición al macrismo en la Capital se reorganice sobre nuevas bases políticas, y como superación de un progresismo postrado ante el gran capital.

El interior del país


Los desafíos del Frente de Izquierda son enormes en todo el país. En Córdoba, la batalla por el 9º diputado tiene sus antecedentes en elecciones anteriores, donde el ingreso de Liliana Olivero al Congreso nos fue arrebatado por medio del fraude. En esa provincia, la campaña del FIT se va a dirigir con fuerza a las grandes concentraciones obreras, donde es necesario desarrollar a fondo los alcances de la reforma antilaboral -y el acuerdo estratégico con ella de los Schiaretti, De la Sota y sus agentes sindicales, todos ellos tributarios de la gran patronal radicada en la provincia. En Mendoza, la pelea por la quinta banca provincial estará entre el FIT y el gobierno ajustador de Cornejo.

Después de las Paso, el kirchnerismo mendocino, en sintonía con CFK, ha reforzado sus lazos con el pejota provincial, responsable de una experiencia de gobierno altamente negativa para los trabajadores. La campaña del Partido Obrero en el FIT está focalizada en grandes centros laborales, como la refinería, hospitales y escuelas. Junto al ingreso de Noelia Barbeito y Soledad Sosa, batallaremos por la renovación de la banca de Tito Fresina en la Legislatura. En Salta, el Partido Obrero luchará por renovar la banca que conquistamos en 2013 con Pablo López, así como las importantes posiciones en la Legislatura y numerosos concejos de la provincia. La ‘pejotización’ cristinista debe ser expuesta como antecedente respecto de la futura evolución del ‘partido de la victoria’ salteño, y los compromisos que más temprano que tarde terminará anudando con Urtubey. En Santa Fe vamos a luchar por renovar y acrecentar nuestra presencia en los concejos del cordón industrial de San Lorenzo. En Jujuy, la significativa votación de agosto plantea una lucha por la diputación nacional y por varios legisladores, aún cuando tendremos que enfrentar el escenario de una proliferación de listas locales. En Neuquén, la importante elección de agosto servirá de herramienta para otro objetivo en octubre -el ingreso de nuestra compañera Patricia Jure al Concejo de la capital provincial. En Santiago del Estero, el FIT luchará por renovar su banca con Andrea Ruiz. En Catamarca, la promisoria elección del PO en agosto deja abierta la chance del ingreso de nuestro compañero Pedro Saracho a la Legislatura. En Santa Cruz tenemos el desafío de reforzar una oposición trabajadora al derrumbe de la gestión kirchnerista, que el macrismo pretende explotar a su favor. En Chaco hay un ascenso del Partido Obrero que está abonado por la conquista de una banca en la elección provincial de meses atrás, y que buscaremos desarrollar con mayor fuerza aún. La campaña de agosto ha dejado posibilidades de crecimiento político en Tucumán, donde la lista que encabeza Ariel Osatinsky quedó como la única expresión diferenciada del macrismo, el pejota y la derecha bussista. En Misiones, la buena elección en las Paso nos dejó en carrera para batallar por un diputado provincial, Mario Coutuné. Con sus propias fuerzas, el Partido Obrero dará pelea en Tierra del Fuego, Chubut, Misiones, Formosa, y también en San Luis, San Juan, La Rioja y Río Negro junto a las otras fuerzas del FIT.

Perspectivas

Para reclamar el voto, el gobierno se aferra a una mezquina recuperación económica que sólo se sustenta en el endeudamiento, en el cual ha involucrado a trabajadores e incluso a jubilados. Es un sacudón de patas cortas, porque hipoteca los ingresos futuros de quienes viven de su trabajo -y vuelve a colocar en la agenda nacional la cuestión de la deuda, como ariete de un nuevo apretón de tuercas contra las masas. Días atrás, el CEO argentino de J.P. Morgan, uno de los principales agentes emisores de deuda bajo la gestión macrista, le dio al gobierno un año de plazo para “concretar las reformas de fondo”, si es que no quiere pasar por un golpe de mercado. Para los especuladores, la garantía de repago de la deuda debe estar explicitada desde ahora. Por eso, el presupuesto 2018 anticipa fuertes reducciones de subsidios a cambio de nuevos tarifazos (50% en la luz entre noviembre y febrero 2018). Pero en ese mismo reportaje, el financista remarca que la cuestión de la deuda es “política y pasa por el Congreso”, anticipando los consensos que van a unir a oficialistas con los actuales opositores en campaña. La clase capitalista, colgada de este socorro del capital internacional, cierra filas con el gabinete Cambiemos y ha relegado al banco de reserva -o a los gobiernos de provincia- a los Massa y al pejotakirchnerismo. En estos términos, la clase obrera debe ser la protagonista social y política de una oposición a esta reorganización capitalista. El plenario sindical de Lanús buscará sumar en esa dirección a miles de activistas obreros al tiempo que organizan sus luchas. El reforzamiento del voto y de la representación parlamentaria del Frente de Izquierda es un mandato en esa dirección. Por ese objetivo, empeñaremos todas las energías de acá al 22 de octubre.



Fuente:
http://www.po.org.ar/prensaObrera/1475/politicas/un-mes-de-intensa-lucha-politicava
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero