The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

lunes, 11 de noviembre de 2013

El general ya tiene quien lo describa

El general ya tiene quien lo describa
César Milani, actual jefe del Ejército es acusado por Plutarco Schaller, entre otros, de haber sido parte de los operativos de secuestro y desaparición de la última dictadura militar. (Fotografías gentileza de Radio Salta y Diario de Chilecito)

Por Fabián Kovacic.
Al testimonio del ex preso político riojano Raúl Olivera, que en julio pasado denunció al jefe del ejército César Milani como participante de los interrogatorios bajo torturas a los que fue sometido tras el golpe del 24 de marzo, se sumaron el viernes pasado dos testimonios nuevos. Pertenecen Plutarco Schaller y su hijo Oscar. Plutarco presentó las denuncias ante el juez federal riojano Daniel Herrera Piedrabuena.

“Estando internado en el hospital Plaza de La Rioja, oficiales del ejército argentino una noche simularon o inventaron un supuesto rescate que se quería hacer para sacarme del hospital y fugarme. Todo no pasó de unos tiros que hicieron al aire en las afueras del pabellón, algunos gritos de mando y la brusca entrada para destaparme en mi cama y constatar que yo seguía allí. "El hijo de puta este está acá", dijo una voz militar. Estuve siempre allí bajo custodia de personal de la policía provincial. Con uno de ellos cuyo nombre ahora no recuerdo pasaba largas horas de conversación. Le pregunté quién me había destapado con esa puteada. "Es el tenientito Milani", me respondió.

Plutarco Schaller tiene 85 años, fue detenido la misma noche del golpe militar en la redacción del diario El Independiente, permaneció parte de su cautiverio detenido ilegalmente y torturado hasta que fue finalmente blanqueado por el poder ejecutivo poco antes de su liberación en 1983. Vivió durante 25 años en Cuba y a comienzos de este año volvió a La Rioja a reclamar una vez más por sus derechos conculcados en el aciago marzo de 1976.
En el escrito de 26 carillas presentado por Schaller a mediodía del viernes 8 en la sede del juzgado federal riojano a cargo de Daniel Herrera Piedrabuena, consta también que en la misma noche del operativo fraguado por Milani y el resto de militares del ejército, se produjo un allanamiento en la casa habitada por la familia de Schaller. De allí se llevaron a su hijo Oscar de 18 años responsabilizándolo de haber sido quien intentó el rescate de su padre minutos antes. Oscar fue alojado en dependencias del Batallón de Ingenieros de La Rioja y permaneció allí cerca de treinta días. En una carta a su padre durante esos días asegura que fue torturado por el coronel Pedro Malagamba y el capitán Alfredo Marcó, quien se suicidó a fines de 2010 en La Rioja. “La noche del operativo recuerdo uno de los gritos: 'Te vamos a matar hijo de puta', escribió Oscar a su padre.

“Un grupo de militares asaltaron la vivienda, rompieron una ventana y entraron a los gritos en presencia de mamá y los cuatro hermanos. Me quisieron llevar en calzoncillos pero ante los ruegos de mamá me permitieron vestirme”, continúa el texto de la carta. Oscar refiere a su padre que un mes después, pocos minutos antes de ser liberado “se acercó un uniformado de verde y me preguntó si me habían hecho algo, si estaba bien”. "Esa persona de mi edad aparentemente, hoy puedo decir que se trataba del actual jefe del ejército, César Milani", señaló en su testimonio del viernes ante el juez Piedrabuena.

Juez poco confiable

Todo el material testimonial fue incorporado por el magistrado en la que se conoce como la Megacausa riojana. Piedrabuena no tiene el mejor antecedente en este expediente donde sobreseyó a diecinueve represores militares y civiles en plena feria judicial el 17 de enero de 2011. La causa examina la suerte corrida por medio centenar de víctimas en La Rioja entre 1976 y 1983 y en ella Piedrabuena sobreseyó a los militares Luciano Menéndez, Fernando Estrella –hoy juzgados en la causa del crímen del obispo Angelelli- , y el ex juez federal Roberto Catalán quien en tiempos de dictadura cajoneaba los hábeas corpus y visitaba a los detenidos en los campos de concentración, y otros dieciséis acusados.

Los cargos que pesaban sobre ellos eran secuestro de persona, privación ilegal de la libertad agravada, desaparición forzada, imposición de tormentos, incumplimiento de los deberes de funcionario público y asociación ilícita. Para justificar su decisión judicial Piedrabuena invocó entonces la obsoleta ley 20.840 o de Actividades Subversivas según la cual los procedimientos sobre los detenidos “fueron realizados de acuerdo a la normativa vigente”. “Sin que la formulación de causa penal, en relación al delito indicado, afecte el buen nombre y honor del que hubiere gozado”, fue el encabezamiento con el que el juez sobreseyó a cada uno de los diecinueve represores. Finalmente el fallo fue revisado y rechazado por la Cámara Federal de Córdoba, instancia superior del fuero federal riojano. De todos modos estamos ante un juez que parece más amigo de las normas de la dictadura que de las leyes de la democracia.

Complicidad civil

Plutarco Schaller es un entrerriano llegado a La Rioja a fines de la década de 1950 como empleado de una empresa privada dedicada a la explotación de minerales rocosos. Pronto se incorporó al diario El Independiente como fotógrafo y periodista. Encabezó la delegación provincial de la CGT de los Argentinos, acompañó la pastoral social del obispo Enrique Angelelli entre 1968 hasta el golpe de 1976 cuando esa primavera riojana fue cortada de cuajo por la dictadura. Pasó los siete años del régimen militar en diez cárceles donde fue torturado. El retorno democrático lo sorprendió en el penal de Rawson donde un día cualquiera un oficial le dijo sin más: "Con usted nos equivocamos, puede irse".

Para Chacho Schaller no hubo error, ni exceso. Destruyeron a su familia, un militar le apropió a su hijo menor, lo obligaron bajo tortura a renunciar a la cooperativa del diario en el que trabajó durante casi veinte años y ahora volvió para reclamar sus derechos. En la presentación del viernes no sólo reclama por la responsabilidad de Milani como represor. También por los civiles que colaboraron con la dictadura en La Rioja.

Fuente : Marcha

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero