The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 27 de junio de 2013

Día del Estatal

Entre el crecimiento del empleo público y la precarización laboral.

A fines de noviembre del año pasado, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley que Víctor De Gennaro había presentado unos meses antes, con motivo de declarar al 27 de junio como el Día del Trabajador del Estado. Dicha fecha es planteada en los considerandos de la propuesta como conmemoración al día en que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), allá por 1978, adoptó el convenio 151 por el cual se reconocía a los empleados públicos el derecho a la negociación colectiva.

Hoy, a 35 años de ese señalamiento internacional, el panorama de los trabajadores que forman parte del Estado en la Argentina – en sus distintos ámbitos: nacional, provincial y municipal– exhibe una serie de paradojas signadas por la etapa político-económica de la última década. Por un lado, ha sido notable el crecimiento de la planta de empleados públicos, debido en parte al incremento de las atribuciones estatales si lo comparamos con la década del 90 así como la incorporación de nuevas funciones. En esa línea, el kirchnerismo, aún en momentos de cierta contracción o estancamiento, ha sostenido una baja tasa de desocupación a partir de la capacidad receptiva del aparato estatal respecto a los mayores límites – reales o no – del ámbito privado.
Sin embargo, en una de las deudas más notables de 2003 a esta parte, las condiciones de trabajo de la nueva generación de laburantes estatales han estado signadas por la precariedad, expresada esta última en las múltiples modalidades de contratación que se implementan y que dejan al trabajador en una situación caracterizada por la inestabilidad de su puesto. Hoy, aproximadamente, casi un tercio de los trabajadores que se desempeñan en el Estado aparecen contratados bajo diversas figuras que no son las de planta permanente. Como complemento, eso ha permitido que la idea de “igual tarea, igual remuneración” lejos esté de cumplirse, en función de los distintos contratos existentes.

“No hay trabajadores de primera ni de segunda, ni en el Estado ni en ninguna parte, hay trabajadores de una sola clase, afirmó Cristina Fernández de Kirchner en mayo de 2010 al anunciar un mecanismo de incorporación a planta permanente de empleados estatales que, a la fecha, no ha cambiado sustancialmente el estado de situación que reflejamos. Como trabajadores del Estado – en los planos de la Nación y de la Ciudad de Buenos Aires – levantamos ese discurso que lamentablemente no ha tenido un correlato en la práctica. Y como militantes sindicales seguiremos en la disputa no sólo por aquellos puntos que hoy cuestionamos, sino también con la apuesta a futuro de construir otro proyecto de Estado, más justo e igualitario que el vigente. 

Fuente : Marea Popular - Corriente Sindical La Tosco

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero