The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

miércoles, 15 de enero de 2014

Triunfo de los trabajadores de Bolo: recuperaron sus fuentes de trabajo


Luego de haber realizado junto a organizaciones una toma del Ministerio de Trabajo durante 7 horas el lunes pasado, los/as trabajadores/as de Bolo lograron recuperar sus puestos laborales, además de la promesa de parte de la empresa textil (proveedora de grandes marcas, como Montagne y Cheeky) de un adelanto de 5 mil pesos, y el pago durante los próximos 10 días de los sueldos adeudados de tres meses y el aguinaldo, además de que este jueves se reintegran en sus tareas. Las grandes marcas se negaron a reconocer públicamente que son las verdaderas empleadoras que tercerizan los servicios en pequeñas empresas textiles con condiciones laborales precarizadas, aunque el acta acuerdo firmado así lo indica.

Informe: ANRed / Imágenes: Astadiego.
Por ANRED - C (redaccion@anred.org


Finalmente la lucha de más de un mes de los/as 85 trabajadores/as de la empresa textil de Mónica Mariel Bolo rindió sus frutos: fueron reincorporados por la empresa, con la promesa de que la dueña vuelve a ingresar las máquinas en la fábrica, además de un adelanto de 5 mil pesos, y el pago en los próximos 10 días de los sueldos adeudados de tres meses y el pago del aguinaldo. Esto fue festejado como un verdadero triunfo por los trabajadores y las organizaciones sociales y políticas que acompañaron el conflicto durante más de un mes, mientras los trabajadores y sus familias mantuvieron un acampe frente a las puertas de la empresa.


Fue luego de la firma de un acta acuerdo entre la dueña de la fábrica , las grandes marcas a las que les provee aquella, los/as trabajadores/as y representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación. La audiencia comenzó más tarde de lo previsto, a las 17, y las negociaciones entre las partes, y las asambleas entre los trabajadores, se extendieron hasta las 22, cuando se arribó al acta acuerdo. Esto fue porque los representantes de las grandes marcas no se querían hacer presentes en la misma, con lo cual, en medio del conflicto y de la presión de los trabajadores y organizaciones el ministerio de Trabajo se vio obligado a emitir una orden de traer a las grandes marcas por la fuerza pública si era necesario. Ante esta orden, las marcas se hicieron presentes.

De esta manera los empleados quedan en blanco, se reintegran a sus tareas este jueves (la dueña prometió reingresar las máquinas que había sacado de la fábrica en el marco del conflicto), y queda pendiente el reclamo de los trabajadores sobre las condiciones laborales paupérrimas de la empresa, aunque eso ya queda en el marco de un conflicto gremial que seguirán por los tribunales de trabajo los empleados de Bolo, como así también el reclamo por las horas extras, para lo cual el ministerio extendió la instancia de paritarias.


La empresa de Mónica Mariel Bolo adujo que tiene grandes problemas económicos, a pesar de trabajar como proveedora para las grandes marcas, con lo cual vuelve a funcionar con sus máquinas con subsidios que le otorgará el Ministerio de Trabajo, que en la fase previa de las negociaciones había barajado la posibilidad de que los trabajadores se constituyan como una cooperativa de trabajo, aunque luego esa idea quedó en suspenso, ya que implicaba obstáculos legales ya que el terreno de la fábrica no pertenece a Bolo, sino a la hija de la dueña.

¿Y las grandes marcas? Bien, gracias

El punto borroso que quedó pendiente en este conflicto - y que desnuda la oscura trama de intereses y protección que se da entre empresas tercerizadas, grandes marcas de ropa y el Ministerio de Trabajo - es el de la responsabilidad final por las condiciones laborales de los trabajadores y la precarización a la que son sometidos miles de trabajadores textiles en talleres esclavos o con condiciones laborales endebles.

Durante la dura negociación que se llevó ayer en el ministerio las grandes empresas implicadas, que trabajan con Bolo (Cheeky, Montagne, Pestrige, Wilson y Stone), insistieron una y otra vez (incluso hubo mesa de negociación aparte entre el estado, las grandes marcas y Bolo) en que no querían quedar vinculadas públicamente con la empresa Bolo y el conflicto con sus trabajadores, ya que eso afectaría su imagen pública. De esta manera, y con la venia de la cartera laboral del estado, la responsabilidad vuelve a caer sobre las tercerizadas, a pesar de que el acta acuerdo conjunto firmada indica explícitamente lo contrario y es prueba de que el triunfo es doble: los trabajadores recuperaron sus puestos de trabajo, pero además, las grandes marcas y el estado quedaron otra vez expuestas y desnudas en su verdadera naturaleza.


Contactos:
- Shirley (Delegada de la asamblea de trabajadores Mónica Mariel Bolo) : 11-4199-8175

Imágenes: Astadiego

Fuente : Anred 

 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero