The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 16 de diciembre de 2014

El ajuste viene desde adentro

| Edición Impresa #1344 | Por Gustavo Montenegro
 
Brasil

El nuevo gabinete recibió un apoyo generalizado del gran capital. Se prepara un fuerte ajuste social y una devaluación. Los desafíos de la izquierda clasista
El anuncio del nuevo gabinete económico por parte de Rousseff recibió una calurosa bienvenida del gran capital. El futuro ministro de Economía, Joaquín Levy, es un egresado de la Universidad de Chicago, que supo ganarse el apodo de "manos de tijera" por su afán ajustador; la nueva ministra de Agricultura ha sido llamada "miss deforestación", debido a su conciencia forestal y su papel como dirigente de la Confederación Nacional de Agricultura y del lobby sojero. Al frente del ministerio de Industria y Comercio Exterior estará Armando Monteiro, que en la reciente campaña electoral apoyó al neoliberal Neves, y que fuera presidente de la Confederación Nacional de la Industria. En resumen: los exponentes más granados del gran capital manejarán los hilos del "gobierno de los trabajadores".
 
La Bolsa de San Pablo saludó la 'generosidad' de Rousseff con un alza del 5%, y el nuevo gabinete recibió la aprobación del Financial Times, The Economist, e inclusive de medios enfrentados al gobierno, como O Estado de São Paulo. También la oposición apoya las designaciones.
 
 
Devaluación y ajuste
 
Levy, que es un hombre de Estado (fue funcionario de Cardoso y de Lula), promete terminar 2015 con un superávit fiscal primario del 1,2% del PBI, con el ajuste fiscal como llave maestra de su plan.
 
Apunta a garantizar los pagos de deuda pública y la confianza del capital externo con un planteamiento de fuerte ajuste social: recortar los planes sociales, atacar las jubilaciones y "eliminar derechos laborales y bajar los salarios reales, especialmente el mínimo" (Clarín, 30/11). Como complemento, se aumentó la tasa de interés y se promete una política monetaria antinflacionaria. En otra medida que pagarán los trabajadores brasileños, se buscará mejorar la situación de la industria, tolerando una devaluación del real que favorezca las exportaciones.
 
Como todo esquema, deberá pasar la prueba de realidad. Más específicamente, de la resistencia obrera y de la crisis mundial.
 
  "Petrolão"
 
El freno del escándalo del "Petrolão", el esquema de sobrefacturación sideral de obras públicas que involucra a Petrobras, las grandes contratistas y los partidos de la coalición oficial (y a la propia Rousseff, que era entonces jefa del Consejo de Administración de la petrolera), depende del éxito de este plan de ajuste. El escándalo pende sobre las espaldas de la Presidenta y se acumulan nuevas denuncias: el ejecutivo de una proveedora de Petrobras ha señalado que pagó coimas al PT bajo la figura de donaciones oficiales con el propósito de asegurarse la participación en la construcción de una refinería.
 
Al conocerse las detenciones de los directivos de las contratistas, el ex presidente Cardoso (PSDB), en parte para cubrir los latrocinios de su propio partido, declaró que "no es hora de mirar por el retrovisor. Nada de revanchismo" (ídem, 15/11). Aunque Neves insinuó la "ilegitimidad" del gobierno debido a la corrupción en una reciente sesión del Senado -donde se debatieron cambios en el presupuesto-, se trató de una expresión aislada. El gobernador de San Pablo (principal estado del país), Gerardo Alckmin (también del PSDB), dio su apoyo institucional al mostrarse junto a la Presidenta y declarar que "es preciso que sean reconocidas las opciones legítimas de la población brasileña" (ídem, 6/12) y resaltar su "espíritu republicano".
 
La llamada "izquierda del PT" acató la decisión presidencial. La corriente Articulación de Izquierda se limitó a un pataleo, en un documento donde criticó las "concesiones innecesarias al campo conservador". Esta subordinación al ajuste, que anticipa los pasos de la izquierda del Frente Amplio frente a Astori y de la izquierda K frente a Scioli, abre un terreno de intervención para la izquierda clasista de Brasil, la cual necesita superar la estrechez de los planteos reivindicativos y formular una alternativa política al ajuste.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero