The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

viernes, 31 de marzo de 2017

Nuestra política ante el paro del 6

30 de marzo de 2017 | #Prensa Obrera 1452 | Por Miguel Bravetti - Néstor Pitrola

El descontento popular domina la escena política. Nuestra adhesión y organización para garantizar la masividad del paro del 6 de abril está fuera de discusión. Pero el punto es que el paro atrasa respecto de las descomunales movilizaciones obreras, en particular de la huelga docente y de la mujer.

La foto del palco cegetista en fuga en la enorme movilización del 7 de marzo es un capítulo de la película y un nuevo escenario de la crisis de la burocracia sindical. El paro matero apunta a reponer autoridad perdida para mejor contener las manifiestas tendencias de lucha contra el ajuste.

Las CTA levantaron su paro y sólo movilizan. El sayo le cabe también a la Corriente Federal kirchnerista, que posa de opositora pero no ha sacado los pies del plato; sus voceros colocan a la “unidad” con los “Gordos” y Barrionuevo por sobre todo.

Acuña se encargó de aclarar que la medida “no es contra nadie”, sino “un desahogo de los trabajadores” y remarcó: “ni actos ni movilizaciones; ese día nos quedamos en casa tomando mate”.

Sólo “las 62” de Venegas y el petrolero Pereyra no acatarán.


Incluso se sumó el Movimiento de Acción Sindical (taxistas, la Unión Ferroviaria, el Smata, Luz y Fuerza y Telefónicos), hostil al triunvirato. Y luego de algunas versiones en contrario, confirmó la UTA; la falta de transporte será una contribución clave, tanto para vaciar los lugares de trabajo como los piquetes o movilizaciones.


¿Después del paro qué?

La paritaria de Cavalieri adelanta la política de la burocracia para apuñalar la perspectiva futura del paro nacional: ubicar las paritarias en el marco del tope de Macri -un 20% en dos cuotas, la primera no remunerativa, modelo que intentará replicar con UPCN, la Uocra, la UTA y La Fraternidad después del 6.

Sin demora, Triacca empezó a negociar por separado con los gremios más dialoguistas -los “Gordos”, los “independientes (Uocra, UPCN, Aguas) y los barrionuevistas- los fondos de las obras sociales, acuerdos sectoriales como el de Vaca Muerta y el automotor y, sobre todo, las paritarias.

La decisión de postergar los aumentos de las tarifas de gas ya anunciados y la reglamentación de la ley de Emergencia Social (acordada con el “triunvirato piquetero”) pretenden atenuar el impacto de la huelga; pero la principal preocupación, del gobierno y de los burócratas es “el día después”.


El “eje Randazzo”

La burocracia sindical peronista juega en los armados electorales de la burguesía el desvío del descontento popular. Este es otro eje del día después.

Un nuevo espacio “transversal”, el Movimiento por los Trabajadores, impulsado por el “Barba” Gutiérrez, secretario de Interior de la CGT, y el portero Víctor Santa María, junto a las dos CTA hará su debut en la movilización del 30 de marzo a Plaza de Mayo.

Con excepción de Micheli, son todos cristinistas o ex cristinistas que “descreen de una candidatura de la ex presidente, en línea con lo dicho por Axel Kicillof”. “La mayor expectativa está cifrada en Florencio Randazzo”, explicaron.

El ex ministro visitó la UOM y almorzó con Caló, el “Barba” y el actual diputado nacional e integrante de la Corriente Federal, Abel Furlán. Recordemos que Randazzo también es el candidato de Sassia, de la Unión Ferroviaria, integrante del Movimiento de Acción Sindical.


Las listas del PJ entre los objetivos


El Consejo Nacional del PJ declaró su apoyo al paro aunque ratificó ser “una oposición constructiva”; para los que saben leer sutilezas, el informe fue presentado por Andrés Rodríguez, de UPCN, uno de los más renuentes a ponerle fecha a la medida. Entre los asistentes estuvieron Santa María, Caló, Acuña y Lingeri.

El propósito central de la reunión fue “empezar a analizar la política de alianzas en las provincias”. Un tema que interesa mucho a los capitostes sindicales. Justamente, la fuerte interna entre Pablo Moyano y el “Barba” Gutiérrez debió, en realidad, al control de la normalización de las regionales del interior. La chapa de la central es clave en la disputa por lugares en las boletas peronistas.


Debate en la UIA


La guerra interna no sólo recrudece en la central obrera. La noticia del desplome de la industria en febrero (9,2 por ciento) abrió una crisis en la candidatura de Funes de Rioja, impulsada por Techint, para presidir la UIA. La rebelión la encabezó Juan Carlos Sacco, líder de la cámara gráfica y aliado “critico” del gobierno anterior. Las elecciones en la UIA habrían sido postergadas.

Las escuchas con las “puteadas” de Cristina hacia los industriales, que “casualmente” tomaron estado público en estos días, “desinflaron por ahora los bríos internos” del sector que despotrica contra el retraso cambiario y la ola importadora y que son los que le dictan el libreto a los gremialistas.



Paro activo y plan de lucha

Nuestra política es un paro activo nacional. O sea, que a las 10 de la mañana abandonemos plantas para copar la Plaza de Mayo. Para la burocracia, cuando hay movilización no hay paro, y que cuando hay paro no hay movilización. La burocracia se opone por el vértice a un paro activo, que, a estar por lo ocurrido sólo con docentes, podría convocar un millón de trabajadores en la calle, no en un mes, sino en un día. Lo cual podría ser el certificado de defunción del ajuste, e imponer un giro de fondo en la situación política.

En función de esta política organizaremos piquetes y una movilización central, que ya fue convocada por el Sutna a las 11 horas en el Obelisco.
Son puntos de reagrupamientos para explicar y difundir nuestra política que siempre en un paro es activo. Desde esos lugares plantearemos nuestra perspectiva, nuestra batalla por un plan de lucha y nuestro programa. En primer lugar, el apoyo a docentes, AGR-Clarín y demás luchas.

El programa debe incluir la ocupación de toda empresa que cierre o despida, el rechazo a cualquier tope a las paritarias, un salario mínimo que cubra el costo de la canasta familiar y un aumento de emergencia a los jubilados, la defensa de los convenios y el rechazo a toda la legislación flexibilizadora que impulsa el gobierno con la colaboración de la oposición parlamentaria, de Massa a Pichetto pasando por el FpV.

El reclamo de asambleas y plenarios con mandato en las organizaciones obreras, como de un congreso nacional de sindicatos con delegados electos para discutir la continuidad y un programa de los trabajadores de salida a la crisis estarán en el orden del día.
 
Foto: Paula Lagomarzino
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera