The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 30 de marzo de 2014

El linchamiento fácil

linchamientoPor
      (@guerrerodelPO)

Tal vez, alguno de los que golpearon hasta la muerte a David Moreya, de 18 años, en Rosario, haya descubierto que se trataba de un ser humano más tarde, al ver la foto del cadáver tirado en la calle, junto a una moto desde la cual, supuestamente, el chico había tratado de arrebatarle la cartera a una joven.

Tal vez.

Pero no fue el caso de los llamados “Indignados Barrio Azcuénaga”. En Facebook, ellos dejaron este comentario el 24 de marzo (casi un símbolo la fecha):

“Dejen de difundir mal las noticias. No fue por la noche en una cortada, fue en la calle Liniers al 900 y no fue a las 20 horas. Fue a las 17 horas de un día soleado. A las 20 vino la ambulancia porque una desubicada la llamó, pero por suerte otro vecino llamó para cancelarla. Igualmente una hora más tarde, cuando llegó la policía, la volvieron a llamar, pero por suerte había pasado demasiado tiempo como para ayudarlo”.

Los “indignados” siguen:

“Increíble: ¡la policía busca sin descanso a la camioneta que atropelló a los pobres delincuentes! Seguramente están en la puerta de la casa del que huyó cuidando que no le pasa nada tampoco”.

Parece que la autora del comentario fue una mujer, porque a continuación añade: “Felicito a cada uno de mis vecinos, orgullosa de mi barrio, la próxima les cortamos las manos en la plaza adelante de todos, como en la época medieval, ya que no hay protección nosotros haremos nuestras leyes que no son nada favorables para los delincuentes, saludos vecinos”.

De eso se trata, precisamente: de un regreso al medioevo o más atrás aún, a los tiempos de las venganzas bíblicas. Esto es, de un retroceso en cuatro patas hacia un grado de barbarie que pone en tela de juicio a la civilización misma. Ahora hay un pacto de silencio entre los linchadores y, por supuesto, la vecina se equivoca: la policía no busca “sin descanso” ni a la camioneta ni a nadie.

Sin embargo no se trata de dictar condenas (no desde acá, al menos) sino de explicar, o de aproximarnos a una explicación del espanto.

Un diputado provincial kirchnerista, del Movimiento Evita, dijo que los linchadores deben ser perseguidos “por homicidio” y atribuyó la tragedia a la “ausencia del Estado”. Hasta ahí llega el “garantismo” K cuando es oposición; donde gobierna, ni eso.

El asunto es exactamente al revés: la barbarie no está dada por la ausencia del Estado sino por su presencia.

Después de todo, el linchamiento fácil de los vecinos de Azcuénaga no deja de tener sus equivalencias con el gatillo fácil de la Policía que, además, libera zonas para el delito, obliga a pibes como David a robar para la comisaría, mata a los que no arreglan o a los que no tienen resto para dejar el diezmo y, sobre todo, está penetrada hasta la médula por el narcotráfico y ha convertido a Rosario en un imperio del crimen y el terror. Es esa presencia corrompida del Estado la que empuja a la barbarie. El linchamiento, si se quiere, fue un complemento, un paralelo de esa represión estatal, de la legal y de la que no lo es.

Mientras tanto, en ese comentario de los “indignados”, en ese confesar que anularon el llamado a la ambulancia, que lincharon a conciencia, el huevo de la serpiente se empieza a insinuar.

Vuelve el codigo de Hamurabi - el punto es que con esta policia y esta justicia de mierda con este estado explotador de mierda al servicio del capital esto seguramente va a crecer en intensidad ,se juzga in fraganti y se aplica la pena en forma instantanea - Ah seguramente al gobierno nacional le falto decir que era por la sensacion de inseguridad y todo es culpa de Magnetto
 
Fuente : http://revistaelotro.wordpress.com/2014/03/29/el-linchamiento-facil/

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera