The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 15 de junio de 2014

Frente a una crisis que se agrava

frente a una crisis que se agrava (TATIANA KERTESZ)
  Foto: Tatiana Kertesz

A medida que se agrava la crisis industrial, la burocracia sindical acentúa su defensa de la patronal y el patoterismo. La burocracia de la Confederación de Gremios Industriales ha sacado una solicitada, en la línea de la burocracia del Smata, para atacar al movimiento obrero que lucha y a la izquierda. Al cierre de esta edición, se sumaba a la tropa el secretario de la Asociación Bancaria, con una afirmación desopilante: “no quiero ver a Pitrola en la Bancaria”. Es el lenguaje de un patrón, en este caso de un sindicato, cuando las urnas de la votación en el banco Galicia daban un resultado peleado. La solicitada que denuncia a la izquierda como “violenta” lleva la firma de Gerardo ‘batallón 601′ Martínez.

Los burócratas ponen las barbas en remojo porque saben que la crisis no se disipará en el segundo semestre como aseguran alegremente para justificar que las suspensiones masivas evitan los despidos. Iveco ya abrió la lista de ‘retiros voluntarios’. Una encuesta reciente entre empresarios arrojó que en la segunda parte del año más de un tercio de las empresas del país prevén reducir personal. Al sobrestock de automóviles en Argentina se suma la caída de la demanda de parte de Brasil. Un directivo de la Ford de Brasil ha caracterizado que la crisis se alargará en el tiempo debido al elevado endeudamiento de las familias – lo mismo que en Argentina. Con el aumento de la tasa de interés y el reendeudamiento a partir de los acuerdos con Repsol, el Club de París y los fondos buitres, el llamado “modelo productivo” (que siempre fue rentístico) concluye con un fenomenal negocio financiero.

La crisis es más amplia. En la construcción los despidos se cuentan por decenas de miles. Es récord también la cantidad de locales vacíos en los centros urbanos. Las empresas gráficas solicitan la convocatoria de acreedores. Las patronales aprovechan la onda de despidos para cesantear a los activistas. La delación corre a cargo de la burocracia. Para la clase capitalista, la recesión económica es un instrumento adicional para doblegar la resistencia del movimiento obrero.

¿Con qué recursos políticos piensa el gobierno afrontar la ola de despidos y suspensiones ya anunciada por los capitalistas?
La burocracia ha mostrado límites insalvables, una vez que las luchas se multiplican por doquier.

El reclamo de prohibir las suspensiones y los despidos, y el reparto de las horas de trabajo entre todos los trabajadores de cada planta adquiere, a la luz de la crisis, una gran actualidad. La cuestión del impuesto al salario también se pone al rojo vivo con el cobro del medio aguinaldo: centenares de miles de trabajadores se verán confiscados por la decisión del gobierno de no elevar ni el piso sobre el que se cobra el impuesto ni las escalas.

Surge del conjunto de la situación la necesidad de reforzar una campaña por la unidad de la izquierda con el movimiento obrero. El Frente de Izquierda, que se ha transformado en una referencia política exclusiva de los trabajadores en lucha, está llamado a jugar un papel central. La convocatoria a un Congreso de la izquierda y el movimiento obrero es un instrumento de construcción política fundamental, que deberá desarrollarse junto con la lucha para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores.
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero