The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 22 de junio de 2017

La burocracia y los partidos del ajuste

22 de junio de 2017 | #Prensa Obrera 1463 | Por Miguel Bravetti



La crisis de la burocracia sindical, simbolizada en su huida del palco de la CGT el 7 de marzo, reforzó su asociación con los ajustadores. Lo prueban las paritarias a la baja y los convenios flexibles, que se están pactando en numerosos gremios.

El rechazo creciente de los trabajadores al macrismo empuja a los dirigentes a nuevos realineamientos, en función de preservar su dañada capacidad de contención, y a una carrera por lugares en las listas electorales para octubre.

Las aspiraciones parlamentarias se negocian a cambio del auxilio de los aparatos, con tropa y financiamiento (con los fondos públicos en manos del macrismo, las cajas gremiales son un botín codiciado).

Quién es quién, por ahora

El rompecabezas sindical incluye a “las 62 Organizaciones”, encabezada por el "Momo" Venegas; un agrupamiento marginado de la estructura de la CGT y minoritario que incluso en el último período sufrió algunos desgajamientos (la Unión de Docentes, de Miguel Díaz, retornó al moyanismo). En las listas de Cambiemos “hay lugares que están ocupados por intrusos” -declaró Venegas- empeñado en hacer valer en ese armado su condición de brazo sindical del oficialismo.

La Corriente Federal, que reúne detrás de La Bancaria de Sergio Palazzo a un puñado de gremios poco gravitantes, junto con la CTA de Yasky, apoya “orgánicamente” a Cristina Fernández.

Por otro lado, la mayoría de los sindicatos más poderosos, los llamados "Gordos" y los Independientes, se alinea con la “oposición responsable” del Frente Renovador de Massa o con Randazzo.

La “apuesta” por Randazzo

La gambeta de Cristina Fernández para evitar la disputa con Randazzo descolocó a los partidarios de la “renovación K”; empezando por el triunviro y diputado ex massista Héctor Daer, quien retornó al peronismo para jugar en esa interna.

El espacio transversal “Saúl Ubaldini”, que juntó al "Barba" Gutiérrez, el Suterh (porteros) de Víctor Santa María y a la CTA, basado en la especulación de una candidatura de Randazzo bendecida por CFK, duró lo que un suspiro.
Santa María, titular del PJ porteño (el vicepresidente es nada menos que Andrés Rodríguez de UPCN), terminó gestando en la Ciudad una interna que va desde el camporismo a la “izquierda” de Patria Grande y el papista Gustavo Vera, incluyendo a Alberto Fernández. Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria, el petrolero Alberto Roberti, Guillermo Moser de Luz y Fuerza y Oscar Romero, del Smata, integran la mesa de conducción del randazzismo.

Ricardo Pignanelli, el secretario general de los mecánicos, otrora uno de los preferidos de CFK y más tarde participante asiduo a actos con Macri, volvió al redil kirchnerista y busca expulsar a Romero, actual presidente del Bloque Justicialista de la Cámara de Diputados, “por embarcar al gremio de manera inconsulta en su aventura con Randazzo” y por gastos “irregulares”. Detrás de esta pelea cruzada entre ambos hay una disputa por la sucesión del sindicato, que Pignanelli pretende para su hijo, además de un agujero en la caja de la obra social de 300 millones de pesos.

Otro que, seducido por el "Barba" Gutiérrez, se pronunció por Randazzo, fue Antonio Caló. Tal vez por olfato o porque la Juventud Sindical de la UOM es asidua concurrente a reuniones en el kirchnerista Instituto Patria, optó de entrada por mantener una discreta distancia.

El “refugio” massista

La augurada salida de Facundo Moyano del Frente Renovador, imitando el portazo de Daer, no ocurrió. Incluso Hugo, el jefe del clan, resolvió volver al juego electoral y adhirió al frente de Massa y Stolbizer; Facundo arrimó también a su viejo aliado de la Juventud Sindical Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes.

Otra adquisición de peso del Frente Renovador es Omar Maturano, de La Fraternidad, muy vinculado con el actual intendente de Tigre, Julio Zamora, quien fue por años abogado de ese gremio ferroviario.

Los sindicatos de la poderosa confederación del transporte -CATT- se dividen en su apoyo a Massa y a Randazzo, con excepción de Fernández, de la UTA, que aún deshoja la margarita, tironeado por su “excelente relación con el ministro de Transporte Guillermo Dietrich”.

Juan Carlos Schmid, el único de los tres de la conducción cegetista que no tiene banca (el tercero, Carlos Acuña, es legislador bonaerense por el massismo), anunció que competirá en las Paso del PJ santafesino “como independiente”.

Cuando parecía que terminaría sumándose a la lista que constituyó la CGT local con los senadores provinciales, para enfrentar al kirchnerista Rossi, estalló una vieja interna entre el moyanismo y Sergio Aladio, secretario general de los transportistas santafesinos, con fuertes lazos con el senador Traferri, y zozobró la unidad.

De arriba para abajo

La amenaza de Pablo Moyano de abandonar la CGT, que tanta repercusión tuvo en su momento, obedeció a su enfrentamiento con el "Barba" Gutiérrez por la reorganización de las regionales. Esto porque los puestos en las conducciones de la central son el trampolín para acceder a las listas provinciales y distritales.

Sólo como ejemplo: en La Matanza, el líder de la CGT “En Unidad”, Ernesto Ludueña, burócrata del sindicato de Comercio y peón de Rubén Ledesma, lanzó una guerra al interior del Frente Renovador por mayor representación.

Lo mismo ocurre con el textil Mario Ortiz, secretario general de la otra CGT matancera, que disputa lugares en la nómina pejotista con Heraldo Cayuqueo, de la Uocra local, encolumnado con Randazzo. Pero su jefe nacional, Batallón 601 Martínez, comulga con Massa.

En las antípodas, el Frente de Izquierda

La integración de la burocracia sindical a los bloques capitalistas es un mapa de su disgregación, que a su vez refleja la descomposición histórica del peronismo. En las próximas elecciones las siglas PJ o FpV serán parte de “33 frentes electorales diferentes en las 24 provincias” sin considerar al Frente Renovador.

En las antípodas de estos rejuntes sin principios, el Frente de Izquierda lleva en sus listas a lo mejor y más vital del movimiento obrero.

Fuente: http://www.po.org.ar/prensaObrera/1463/sindicales/la-burocracia-y-los-partidos-del-ajuste

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera