The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

domingo, 6 de diciembre de 2015

Blanqueo macrista, perdón a los Lázaro Báez y compañía

3 de diciembre de 2015 | #Prensa Obrera 1392 | Por Pablo Heller

El blanqueo que prepara Macri se parece al que venía elaborando Miguel Bein, el asesor predilecto de Scioli.En ambos casos, no hace falta repatriar los dólares del exterior.
El costo del blanqueo de bienes y moneda extranjera que se queden en el exterior será de 8% el primer año y 10% el segundo. Y en caso de que se transfieran al país, serán de 5 y 7%, respectivamente. 
Pero como ya ha empezado a circular en la city porteña, el proyecto apunta en otra dirección: cuando el producto del blanqueo se destine a la compra de títulos privados de deuda o a títulos públicos, y cuyo plazo de amortización no sea inferior a cinco años, la tasa baja a 4 y 3%, respectivamente.
Este incentivo tiene como propósito alentar la compra de títulos en momentos en que el gobierno se prepara para un enorme reendeudamiento del país. El macrismo sabe que no tiene la vaca atada, en un escenario internacional dominado por la fuga de capitales y la crisis de los países emergentes. Estas condiciones precarias podrían agravarse más si la Reserva Federal de Estados Unidos aumenta la tasa de interés.
En este contexto, los elevados rendimientos -cercanos a los dos dígitos- que podría reportar el festival de bonos del nuevo gobierno no es una garantía de éxito de la operatoria. El blanqueo oficiaría como un anzuelo -y, por lo tanto, como un reaseguro- para tentar al capital a invertir. Los títulos blanqueados podrían ser, a su vez, revendidos en el mercado: el puntapié inicial para un nuevo negocio especulativo. 
Para evitar el problema de la Ley de Lavado de Dinero, el proyecto establecería que los bancos, a diferencia del blanqueo de 2009, no deberán informar a la Unidad de Información Financiera (UIF) cuando el origen de los fondos sea la evasión fiscal. Después de haber batido el parche contra la "corrupción" y a favor la "transparencia", el ingeniero debuta con un premio a la burguesía evasora y un indulto, en primer lugar, para los Lázaro Báez y los Caputo. Pero además, las fronteras entre la evasión fiscal y el narcolavado son vidriosas, y constituyen, en muchos casos, negocios complementarios. 
El macrismo arranca consagrando un piedra libre a los narcotraficantes.
Pero, además, el blanqueo iría unido a una moratoria que perdonaría sanciones intereses con un plan de pagos de 60 cuotas, contemplando apenas un pago inicial de 5% de lo adeudado.

Si tenemos presente que, en la actualidad, los intereses que cobra el fisco son del 3 por ciento mensual, la supresión de los mismos, termina reduciendo la deuda en hasta un 30 por ciento. A eso habría que agregar que la suma adeudada se paga en cómodas cuotas durante cinco años, con lo cual su valor final pasa a ser irrisorio -ello, sin considerar las multas, que en algunos casos pueden llegar hasta duplicar el capital adeudado. El perdón fiscal implica la no aplicación de la ley penal tributaria, eximiendo de prisión a los evasores comprometidos en los delitos más graves.

Estamos frente a una licuación fantástica de los pasivos empresarios. Como contrapartida, asistimos a un golpe demoledor a las finanzas públicas. Partiendo de un cálculo conservador, las deudas impositivas, en la actualidad, ascenderían a por lo menos 50.000 millones de pesos -unos 5.000 millones de dólares al tipo de cambio oficial actual. La Afip se privaría de recaudar un 80 ó 90 por ciento de ese monto. Como la moratoria abarca las deudas impositivas pero también las previsionales, el desfinanciamiento se extiende al Anses.

Después de haber denostado al gobierno kirchnerista por el déficit fiscal, el macrismo inicia su gestión ahondando más los desequilibrios presupuestarios. El gobierno pretende remontarlo apelando a un ataque en regla contra el bolsillo popular.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Politica Obrera

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero