The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 4 de agosto de 2015

El movimiento obrero será la gran oposición, y el Frente de Izquierda su expresión política

Edición Impresa #1374 | Por Partido Obrero

El Encuentro Sindical del Frente de Izquierda, que sesionó el sábado 25 en el hotel Bauen, significó un salto de primera importancia para el activismo sindical de la izquierda. No sólo por los 700 dirigentes -entre ellos, secretarios generales de sindicatos y comisiones internas en lucha, como la de la línea 60- que se hicieron presentes, sino, y sobre todo, porque cada combate, cada experiencia del movimiento obrero quedó vinculada con la lucha política y con el canal político que es el Frente de Izquierda.

El discurso introductorio de esa asamblea política que fue el Encuentro estuvo a cargo de Néstor Pitrola, quien destacó el desarrollo sostenido del Frente de Izquierda en los gremios de las cinco centrales obreras.

El Frente de Izquierda está al servicio de luchas como la de la 60 o de la avícola Cresta Roja. Al mismo tiempo, la acción del Frente va más allá de este apoyo: se orienta a una estrategia fundada en que las grandes luchas de los trabajadores sean elevadas al plano de la lucha política. 

El informe de apertura de Pitrola puso de relieve aspectos centrales de la actual situación, los cuales luego fueron enriquecidos con las decenas de intervenciones que se registraron en el desarrollo del Encuentro. Quedó expuesto que asistimos a poderosas movilizaciones huelguísticas de la clase obrera que se desenvuelven en contra de la burocracia sindical. Por ejemplo, en el caso de Cresta Roja, el sindicato de la Alimentación firmó un acuerdo a la baja que fue rechazado por las bases, con el decidido apoyo del Frente de Izquierda. Esa postura triunfó, puesto que finalmente la patronal se vio obligada a respetar salarios y condiciones de trabajo en lo que fue una “victoria parcial”. Se hizo hincapié en el carácter parcial del triunfo, porque el rescate del gobierno dura hasta diciembre; es decir, hasta pasadas las elecciones, lo que planteará la inevitabilidad de un nuevo conflicto. En ese caso, como en todos, el Frente de Izquierda sostiene un planteo estratégico: reparto de horas de trabajo, ley de prohibición de despidos, estatización bajo gestión de los trabajadores de toda fábrica que suspenda o despida, que se afecten las fortunas personales de los dueños de pulpos como Dota o Rasic.

Frente a este escenario, el Frente de Izquierda se propone construir la unidad del movimiento obrero sobre nuevas bases: la democracia sindical, la autonomía respecto del Estado y la patronal, la independencia política. Lo que constituye una finalidad estratégica.

El informe de apertura y el debate subrayaron que enfrentamos un conjunto de turbulencias económicas que recorren la campaña electoral, en primer lugar por la crisis capitalista mundial, que ha entrado en una nueva fase.

Existe una tregua que la burocracia sindical le ha concedido a este gobierno y al que lo suceda, y que el movimiento obrero se orienta a romper.

La gran conclusión del Encuentro es que el movimiento obrero está llamado a ser el gran opositor al próximo gobierno, y el Frente de Izquierda es su expresión política.

Los asistentes se fueron con una comprensión común del actual momento político, y de las perspectivas que se abren, y con el compromiso de conquistar una votación masiva en apoyo a las listas que encabezar Altamira y Giordano y transformar a la clase obrera en alternativa de poder. 
 "Discutimos qué clase de frente queremos"
La intervención de Rubén "Pollo" Sobrero
Rubén Sobrero, precandidato a vicegobernador de la provincia de Buenos Aires por la Lista Unidad, al referirse a la presencia de dirigentes combativos en el Encuentro Sindical del Hotel Bauen, fue terminante: “Acá está lo mejor que ha surgido de la clase obrera en los últimos años”. 
Sobrero recordó la reunión de la dirección del Frente de Izquierda con los gremios reunidos en la Confederación del Transporte: “Algunos nenes del colegio creyeron que le íbamos a chupar las medias a la burocracia, pero fuimos a exigirle apoyo a la lucha de la 60, a decirles que mientras ellos están escondidos los compañeros están en la calle. Y cuando el compañero Jorge Altamira les dijo ‘vamos a la 60, acompáñennos que los trabajadores necesitan que los sindicatos los respalden’, vimos cómo se fueron muy rápido. A los compañeros solo los apoyó el Frente de Izquierda, por eso tenemos lo mejor que ha surgido”. 
El dirigente ferroviario concluyó: “El voto por el Frente de Izquierda es un voto de clase, para seguir construyendo una alternativa de poder, para tener decenas de legisladores como Pitrola y Ramal. Por eso, claramente, hay que votar a la Lista Unidad, porque discutimos qué Frente de Izquierda queremos, si un Frente chiquito de supuestos iluminados o un Frente en el que toda la clase obrera esté adentro”.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera