The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

martes, 21 de junio de 2016

Quién es responsable del colapso energético

| #Prensa Obrera 1415 | Por Silvia Jayo 
 
“Los cortes se iban a producir no por las facturas impagas, sino porque no hay gas. Vamos al colapso”, dijo el ministro Aranguren a empresarios del vidrio, cerámica, teatros y cines, que se reunieron con él porque las tarifas de luz y gas hacen inviables sus actividades. El gobierno nacional pidió a las industrias que, desde el 8 de junio pasado, redujeran a cero el consumo de gas, para afrontar la demanda domiciliaria y de las instituciones que lo requieran. Con bajas temperaturas se depende de la importación de Bolivia, que ha disminuido, y de la de GNL, que llega en barcos, con dificultades por el clima. 
 
Esta situación es producto de la destrucción progresiva y sistemática de la industria energética, del petróleo y el gas, y la depredación de los recursos naturales, en pos de la ganancia de los pulpos petroleros y energéticos. 
 
En el caso del gas -desde 2001 es la principal fuente energética para consumo directo y para la generación de electricidad-, a partir de 2004 se redujo su producción y la exportación, y creció considerablemente la importación, tanto la proveniente de Bolivia y como la del GNL. 
 
Entre 2002 y 2012 hubo una drástica caída en el stock de reservas probadas de gas. En 2013, la relación reservas/producción alcanzó un valor crítico de 7,9 años. La falta de reposición de reservas se debió a la disminución de los pozos exploratorios en el período 2000‐2010. Durante el lapso que va de 1990 a 1999 se realizaban, en promedio, un total de 96 pozos exploratorios de petróleo y gas por año , mientras que entre los años 2000 y 2010, se redujeron a menos de la mitad (44 pozos por año)
 
Se bajó la reposición de reservas de un 160% de la producción a únicamente un 12%. La productividad media por pozo se redujo a la mitad desde el año 2000. Todo esto ocurrió con la privatización menemista de YPF, y se agudizó durante los años de administración de Repsol, a la que el kirchnerismo indemnizó por este vaciamiento, Congreso mediante. 
 
Las demás petroleras como Total, PAE y Petrobras, principales productoras de gas, tampoco invirtieron en exploración (etapa menos rentable) y se llevaron los subsidios de la era K, que al día de hoy se mantienen para el gas en boca de pozo. La salida del gobierno de Cristina a esta crisis, semiabortada por la caída de los precios del petróleo, fue la de entregarle la explotación de los yacimientos no convencionales a Chevron, fracking y ley de hidrocarburos mediante. 
 
Con enormes prebendas, algunas de conocimiento público y otras secretas. De Vido y Kicillof agregaron a esta estafa el pago de sobreprecios en las operaciones de importación de GNL, y por eso se encuentran ahora acusados por el gobierno de Macri en una causa judicial. 
 
Pero esto no supone que haya un cambio. Como en el “pasa manos” del negociado del dólar a futuro, el gobierno de Macri sigue la misma línea que el de Cristina. No hay ninguna salida para el problema de la producción. Todo lo contrario, hay baja de equipos de producción y perforación, continúan las importaciones, agregándose las compras a Chile, donde el que está acusado de pagar sobreprecios es Aranguren, accionista de Shell. 
 
Y así como hubo cláusulas secretas en el pacto Chevron-YPF, los contratos de Enarsa, con la chilena Solgas para comprar gas al alto precio de 6,90 dólares el millón de BTU, tienen una cláusula de estricta confidencialidad y reserva, con tribunales en Nueva York, al mejor estilo Chevron. Esta empresa, del grupo Suez, está asociada con Shell para construir centrales termoeléctricas.
 
La UIA también reclama porque -después de un semestre- no existe un plan de energía para convocar inversiones y superar la crisis que dejó De Vido. 
 
Aranguren, cuando anunció los primeros tarifazos, los justificó porque eran un “sinceramiento”, que traería ahorro e inversiones, lo cual se ha demostrado como una total mentira. El único plan que tiene el gobierno es rescatar los negociados de los monopolios del gas, a través de subsidios y sobreprecios. Es decir, depredar nuestro salario, la industria y los recursos del país.
 
Hay que reclamar la apertura de las cuentas de las empresas, que se den a conocer las cláusulas secretas y que se investigue a los organismos estatales involucrados en los sobreprecios. Nacionalización total de la industria hidrocarburífera y de toda la cadena energética, bajo control obrero, para implementar un plan energético al servicio de la población y la industrialización del país. 

1 comentario:

ari_peruca dijo...

Es un gobierno dialoguista según vos, sin duda lo va a resolver.
Hice un ejercicio muy divertido con google: sabías q el perfil de tus gacetillas (baez, lópez, peronismo caca, cero panamapapers) es idéntico a la web de La Nación?
Acá lo mismo: arrancás con aranguren, pero la foto q ponés es de vido, se te ve la tanga ameo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera