The people united will never be defeated - ¡Proletarios del mundo, uníos!

jueves, 2 de abril de 2015

“El Frente de Izquierda es un nuevo comienzo”

JORGE ALTAMIRA EN HARVARD

Edición Impresa #1357 | Por A. G.

Jorge Altamira dio una conferencia y debatió con estudiantes de la Universidad de Harvard y el Massachusetts Institute of Technology (MIT), invitado por la Asociación de Estudiantes Argentinos de Harvard y el MIT Club Argentino para abrir el ciclo “Charlas presidenciales”. Por primera vez, un candidato de la izquierda fue invitado a participar de este ciclo, que suele organizarse antes de cada campaña electoral presidencial. En un salón colmado, Altamira habló del ascenso de la izquierda revolucionaria en la Argentina, de la descomposición de los partidos políticos tradicionales y la crisis financiera y política internacional.
 
En su exposición, Altamira se refirió a la fusión que comienza a producirse entre la izquierda revolucionaria y el movimiento obrero, fenómeno reflejado en el comportamiento electoral del Frente de Izquierda. Esa fusión es un producto y, al mismo tiempo, un acelerador, de la declinación histórica del peronismo. “La función de los grandes movimientos populistas es evitar que surja una izquierda, como lo logró el peronismo en la primera época, con el objetivo de integrar a los trabajadores, o sea a la clase social antagónica, al régimen político. El peronismo se quedó con los sindicatos y con gran parte del movimiento obrero. El gobierno kirchnerista confiesa ese mismo propósito cuando declara que a su izquierda está la pared, con el propósito de integrar, en el marco de un movimiento nacional, factores antagónicos e ideologías contrapuestas y, de ese modo, resolver lo que para este tipo de movimiento es un anatema: la lucha de clases”.
 
En ese sentido, Altamira destacó que el desarrollo del Frente de Izquierda se ha producido “en oposición a un gobierno con esas pretensiones (…) En cierto modo, la batalla política la hemos ganado, los resultados se verán con el tiempo”. Después de señalar el avance electoral del Frente de Izquierda, que incluyó vencer al peronismo en Salta, el candidato del Frente de Izquierda a la presidencia hizo hincapié en un aspecto notable de ese fenómeno: “Esta izquierda que derrota al peronismo no tiene una vocación electoralista, su vocación es movilizar a los sectores populares por medio de esta experiencia. En la campaña electoral en esa provincia (por Salta) acuñamos el slogan ‘trabajadores, salten el cerco’, que había sido, a mediados de los años ’40, el slogan del peronismo en el norte. Llamamos en forma expresa a abandonar el peronismo e ir a la izquierda”.
 
Experiencia histórica
 
Altamira indicó que, históricamente, “no somos una novedad, soy de la opinión de que la izquierda argentina tiene un progreso desde los años ’60, y que la declinación del peronismo es inmediatamente posterior a su caída (…) eso se ve en el crecimiento de la izquierda en los años ’60 y ’70, del cual nosotros hemos sido parte junto a una multiplicidad de organizaciones.
 
Independientemente de numerosos errores políticos, ese crecimiento fue cegado por la dictadura militar. Uno de los objetivos del golpe de 1976 fue detener la progresión de ese movimiento. Por eso nosotros acostumbramos a decir que este nuevo avance de la izquierda acumula experiencias del pasado y representa un nuevo comienzo”.
 
Altamira, al ir más a fondo en ese análisis, añadió: “Creo que el mayor mérito del Partido Obrero fue haber advertido que el retorno de Perón a la Argentina solamente se iba a producir como un recurso último del Estado argentino, para contener a las clases subordinadas del país. Y mientras toda la izquierda, y Montoneros y el ERP, lo veían como un instrumento de liberación nacional y social, nosotros lo caracterizamos como un instrumento de la contrarrevolución, como un instrumento reaccionario. Había que tener solvencia para decir eso en la Argentina de los años ’60 y ’70, mientras peleábamos y luchábamos. El resultado actual es el producto de una larga evolución histórica”.
 
La crisis mundial
 
 “Es un punto fundamental, y acá tenemos una polémica: nosotros consideramos que el capitalismo está en una situación mundial gravísima. Incluso pienso que en este momento la situación es desesperante, por todos los pronósticos de repetición agravada de la crisis de Lehman Brothers. Esto es consecuencia de un fenómeno fundamental: el gran rescate a bancos y empresas por los bancos centrales no sirvió en absoluto para disminuir la tasa de endeudamiento del sector privado mundial, que es hoy la más alta de la historia, luego de ocho años de crisis. Es decir, la crisis no jugó el papel de depuradora de la situación de empresas y bancos; sucedió al revés, porque fueron rescatados por bancos centrales y Estados. Por ejemplo, España tenía una deuda del 40 por ciento del PBI, hoy su deuda es del 110 por ciento del PBI. ¿Cómo se pudo haber desarrollado eso tan rápidamente? Bueno, porque fueron a rescatar empresas. Los países viven una tensión social descomunal”.
 
El candidato del Frente de Izquierda añadió: “Hoy ya nadie se pregunta por la disolución de la Unión Soviética, hoy se discute la disolución de la Unión Europea ¡Impresionante! ¡Después de la ‘victoria extraordinaria’ contra la Unión Soviética!”. Altamira situó la crisis mundial en una perspectiva histórica más amplia: “Los vasos comunicantes en esta crisis mundial son muy grandes por una simple razón: ésta no es la expansión del capitalismo del siglo XIX. Este es un capitalismo maduro, gobernado por monopolios, bancos, financieras; no abre un nuevo horizonte por el hecho de que se haya disuelto la Unión Soviética o que haya restaurado el capitalismo en China, ha exportado esa crisis a estos países. Nuestro horizonte teórico no es el de una izquierda que ve un capitalismo en constante progreso y con capacidad para atender las demandas sociales, sino un capitalismo en crisis que necesita destruir esas demandas. 
 
Argentina
 
En este cuadro, Altamira situó la crisis argentina, “que va acompañada con el desenlace político que tengan estas elecciones, y el gran debate es de nuevo el ajuste, como cada diez años”. Los que deberían dar cuenta de esa nueva conmoción, señaló Altamira, “literalmente no representan a nadie, porque los partidos políticos en la Argentina han desaparecido”. “Nosotros, el PO y el Frente de Izquierda, en cada campaña electoral, presentamos nuestros manifiestos; los candidatos opositores, como no tienen partido, lanzan slogans. Entonces, la crisis económica va acompañada de una debilidad extrema en la representación política”.
 
Altamira concluyó señalando que “esa debilidad del sistema político afecta enormemente el tema de las salidas en un marco de crisis, y el otro tema es la propia crisis capitalista”, que condiciona la posibilidad de que Argentina salga de sus desequilibrios apelando al mercado mundial. 
 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Coordinadora Sindical Clasista - Partido Obrero

Politica Obrera